Archivos diarios: 28 febrero, 2013

Pupas de la vida

La gente me dice que soy una pupas.

Ya sea en temas de salud o cosas cotidianos.

En el último año o años y medio:

  • Me gasté la pasta y el esfuerzo pintando la casa con pintura buena antihumedad y a los 2 meses la pintura empezó a caerse de la pared. En la actualidad, sigue pasando, e incluso ha empeorado porque tocas varias paredes y están húmedan y a otras dos les ha salido moho y me han florecido algunos libros.
  • Me salió una mancha en el pie. Me asusté al descubrir que mi abuelo (el que no es este) se murió de cáncer de piel. Resultó ser un liquen benigno.
  • Me pusieron una multa el día que llegaba media hora antes a trabajar.
  • Me dolía mucho el oído y resultó ser que a mis 32 veranos me están saliendo las muelas del juicio.
  • Se me llenó dos veces la casa de agua.
  • Mi batería del coche murió. Y otro día se descargó porque se quedó la puerta sin cerrar del todo.
  • Se me murió Tigre.
  • Despidieron a mi primer jefe de Los Doblones. Me gustaba más que el que tengo.
  • Me rompieron el retrovisor del coche.
  • Compré un billete a Dublín y el bebé de Barkley nació más tarde de lo que yo había planificado y no pude ir.
  • Hace unas semanas me han robado una planta (creo que era acebo) que me gustaba mucho.
  • RRHH tuvo una charla conmigo. Me creyeron y todo está ok.
  • Ya no me desgrava tener una cuenta vivienda.
  • Y la de esta semana es que me han intentado abrir la puerta del coche con una palanca y he descubierto que el seguro no me cubría el escenario “robo”.

 

Yo no sé si será la medicación (que por cierto no es tanta, 5 mg. al día) o que he aprendido a ver la vida y sus cosas con otros ojos.

La cuestión es que a veces te pasan cosas. Y no es que el mundo, la sociedad o la vida se hayan vuelto contra ti.

Ya no me lo tomo como si se me acabara el mundo. Ya no es todo negro. Y me encanta que no me afecte tanto. Le quito importancia y veo lo bueno, si es que lo hay. Como que si me ponen una multa, puedo pagarla. O que si se me salen las muelas de juicio, pues que cuando me las quiten pesaré 2 muelas menos, jajajajaja.

A lo mejor va a ser cierto que la vida hay que disfrutarla y o tomárselo como algo personal.

Porque no lo es.

Anuncios
Anuncios