EL SEÑOR PEPE

El señor Pepe era mi abuelo. Hace más o menos un año que se marchó del planeta. Ya le tocaba: se ponía enfermo con más frecuencia y tenía 96 años, que son muchos años.

Pero a mí se me olvida que ya no está. Me ha pasado ya 2 veces que llamo a casa y le pregunto a mi madre ¿Cómo está el abuelo?

Supongo que es porque él estuvo viviendo en casa y le cogí más cariño y que cuando se murió yo ya llevaba un año viviendo en Irlanda. Se hace extraño si alguien se muere y tú estás lejos. Es como que si no hubiera ocurrido.

Me acuerdo cuando llamaba por Skype y al hombre se le hacia raro verme y oírme en el ordenador. Aún así, él saludaba.

Me gustó que se mudara a casa. Allí estaba él, sentado en el sofá, con su boina en el respaldo, escuchando la radio o viendo la tele todo el día, fumando puros y tomando los cafés que le hacia su nieta, la “chiqueta” y hablándole al periquito que siempre andaba volando por el comedor, de un mueble a otro.

Sus programas favoritos: las corridas de Toros (con eso de tener el canal satélite, el hombre aprendió que podíamos ver Tv Andalucía/Canal Sur/Canal Almería/Canal latino y que hacían toros día sí, día también) y el programa de las cajas, de Jesús Vázquez. Me aprendí la canción, se me grabó en el cerebro: “Euros euros dubidú, si no lo quieres allá tú”

Siempre estuvo bien de la cabeza (salvo unos días de los del final, pero se recuperó la última semana que coincidió con mi visita-despedida).
El hombre estaba siempre súper al día de todo lo que ocurría:


Yo: Abuelo, no salgas a la calle que está lloviendo

Él: Lo sé, 7 litros por metro cúbico

Yo: Abuelo, hace un aire….
Él: Vientos de 80 km por hora… hoy y mañana


Un vez, llegué a casa y en la tele había un político hablando…


Yo: Abuelo, que ese no es de tu partido. Además, es un payaso.

Él: Lo sé, lo sé, pero siempre hay que saber que tonterías dice el enemigo.


Y todo esto lo hacia disfrutando de sus puros y de los cafés de su nieta que “bautizaba” con whisky y con el consentimiento de mi madre =).

Preparaba el café, sacaba la botella y él decía:

Bautiza, bautiza

Ahora que escribo este post, me he ido acordando de cosas que no he sabido incluir y las he desechado y me he dado cuenta que se me han ido olvidando muchas otras, como que teníamos un lenguaje “secreto”, como

Bautizar los cafés
Ha pasado la cigüeña (cuando me decía esto, era que si miraba en la mesa que tenia al lado, había 5 euros para mi, de parte de la cigüeña)
El chupito de whisky, refiriéndose a la dosis de jarabe de por la noche

Y más que seguro que hay y que le preguntaré a mi madre para actualizar el post y cada vez que me acuerde de mi abuelo, pueda recordarlo, ya que mi memoria me juega malas jugadas =)

Y estuvo en la cárcel porque ser rojo y cuando mis primos tuvieron edad de votar, intentó comprales el voto por 2000 pesetas.

Fue algo como:

Mis primos: Abuelo, el voto es privado y decisión personal de cada uno, tienes que respetarla.
Él: Si, yo la respeto, sólo te digo que si votas a mi partido, yo te doy 2000 pesetas.

Anuncios

3 pensamientos en “EL SEÑOR PEPE

  1. C-18 dice:

    ¡Qué post más bonito! Parecía un gran hombre tu abuelo, siento tu pérdida.

  2. Carlos dice:

    Que post más chulo. Me gusta tu abuelo y me gusta tu abuelo visto a través de tus ojos de nieta.¡Sloncha por los abuelos!

Say something, today is free of charge =P

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: