Archivo de la categoría: Croacia

El voucher II

Ayer volví a cenar con voucher. Se me hace raro cenar sola en un restaurante. Lo del desayuno es diferente, porque tú te levantas las veces que quieras y no tienes camarero. Anoche, me sentía extraña, incómoda y vigilada mientras cenaba. Acababa un plato y no sabía si llamar al señor camarero, si el señor camarero me tenía controlada y sabía que había terminado o qué.

Cuando cenas con alguien, los momentos de espera están llenos de conversación y hablar sola no me pareció buena idea. Esta vez elegí sopa y pescado. Aunque por supuesto, primero el starter sorpresa. Por muy 4 estrellas que el hotela sea, sé que hacen trampa y reutilizan la comida. Por la mañana, en el desayuno, había tiras de pimiento y pepino. El starter consistía en pimiento y pepinos en trocitos con macarrones. Más fríos que los pies de Cristo. Eso significa que han usado los u han sobrado de esta mañana. Lo sé porque en mi curro de Dublín, si un día había pasta, al día siguiente había ensalada de pasta con sobras y por supuesto, fría.

Luego llegó la sopa, el caldito, porque allí dentro no había ni fideos, ni conchitas, ni picatostes, sólo caldo. Pero buenísimo, como el que hace mi mamá (jo, como la echo de menos, 30 años y con mamitis, quien me lo iba a decir). La sopa iba en el mismo plato fashion del starter y sobre él, un cuenquito de aceite con hierbas y un pegote verde. En una rodaja de pan, unté lo que parecía a simple vista aguacate, pero Lugo, estudiando el tono de verde dudé si podría ser puré de guisante. Y cuando lo probé y aquello no sabía a nada, pensé: “¿a qué esto o se come y es sólo de adorno?” No me lo comí, por si acaso. Me imaginé a los camareros y cocineros en la cocina, riendose de mí, diciendo: “Juas, mira  la que está sola allí en la mesa, se ha comido el adorno del plato”.

Y para terminar, el pescado. Mmmmmm, de ese que está tan bueno que se deshace en la boca. Lo único malo es que me trajeron el pescado entero y me da cosa comerme un pescado que te “está mirando”. Pero como soy una persona adulta, afronté la situación como tal, le quité la cabeza, la aparté a un lado y le puse una rodaja de pan y así no se le veía el ojo, que es la que me miraba con cara de pena.

Hoy ya se acaba mi desplazamiento y vuelvo a Belgrado, donde ya no hay hoteles de 4 estrellas, ni desayunos fantásticos ni voucheres.

Y en 10 días más, abandonaré también mi pisito de soltera. Lo echaré de menos.

Anuncios

El voucher

Hoy he cenado en el restaurante del hotel de 4 estrellas donde me alojo cuando vengo a Zagreb a trabajar.

Tenía un voucher de 3 courses menu, es decir, cenar gratis.

Recalco lo de gratis no vaya a ser que, como me dijo Javi, os creáis que soy una de esas que va “pagando por las cosas”.

He llegado y las mesas tenían muy buena pinta. Pero estaban preparadas y reservadas para un grupo grande.

De españoles, he podido comprobar luego cuando han llegado los primeros 6 y el camarero, muy formalmente, les ha preguntado:

– Are you from the Group?
– Si, y somos 6 – es lo que le han dicho en español

El señor camarero ha intentado seguir la conversación pero al final se ha rendido y ha venido hacia mi farfullando ‘I can´t believe it, I can´t believe it’ cuando ha visto que el minigrupo juntaba 3 mesas para estar todos juntos.

Turistas españoles. Sin comentarios, jeje.

Pero tampoco es para tanto, ¿no? Ni que fuera un restaurante fashion de 4 estrellas, digo yo.

Después de que el señor camarero se rindiera, le he preguntado en que consistía el menú. Él, muy profesionalmente, me ha comentado que con un starter, mozzarella o sopa y carne o pescado.

He elegido mozzarella y carne. La opción de atún desmenuzado sobre una capa de algo no me era nada llamativa.

Y me he quedado flipando cuando me han traido en un plato megaultrafashion (4 dedos de ancho y 3 palmos de largo) un PEGOTE DE ENSALADILLA RUSA con radicchio.

Que yo, inmediatamente, he pensado: “Si así sirven la mozzarella, la sopa debe de venir en vaso de chupito”.

Menos mal que no he preguntado. Hubiera sido interesante patética la cara de lela que se me hubiera puesto al descubrir que eso era el starter y no la mozzarella. Pero tiene una explicación, yo pensaba que tenía que elegir una de las opciones de startear. Que soy novatilla en estos mundillos de la alta sociedad.

Luego, han traído la mozzarella en rodajas con berenjena y radicchio.

Y para terminar, la carne, con patata y radicchio (aunque no lo he dicho, el nombre del restaurante queda claro, ¿no?).

Si pides la carne “medium”, que sepáis que la pinchas y sale sangre. Pero estaba buenísima. Y la pata de acompañamiento, cocinada en Papillón, exquisita.

Muy bueno todo.

Con el voucher no entraban las bebidas y le he dicho que se la cobrase con tarjeta. Ha traído el terminal, me lo da mientra me dice: Srta. 4576, ponga el PIN.

Miro la cantidad y casi me da un ataque al ver la cantidad de 155 kn. (unos 22 €).

Y me he dicho a mi misma: ¿ves? Si ya sabia yo que había truco. Me han puesto agua de Lourdes, me la he bebido y ahora tengo que pagarla. No hay nada gratis en este mundo, todo es un engaño.

Aún así, tenía la sensación de que podría haberse producido una confusión. Le he aclarado al señor camarero que sólo iba a pagar el agua, porque el resto se supone que ya iba en el voucher y él, muy amablemente me ha dicho que es que no se lo he explicado bien al principio. Puede ser, mi coordinador nunca entiende la mitad de los mails que le escribo. Estoy acostumbrada e intento solucionarlo, pero lleva tiempo.

Al final, el señor camarero me ha perdonado y me ha mandado a mi habitación.

Y le he hecho caso.

Ya llevo un rato en la habitación y no puedo evitar imaginármelo farfullando:

I can’t believe it.

Recuento de viajes

A 22 días de acabar esta aventura becarial en tierras serbias, es hora de empezar con los recuentos, logros, experiencias y demás.

Y que mejor recuento que todos los viajes que he podido realizar con el estipendio de todos los meses, la buena compañía y las estrategias de ahorro de dinero y tiempo.

Me asusto (alegremente) de ver la de sitios que he visitado y repetido. No quiero ni pensar los que podrían haber sido si hubiera estado en un país donde los billetes de avión no subieran de 150 euros y/o que para recorrer 300 kilómetros se necesitaran 6 horas.


Octubre 2009

Serbia:

Smederevo                Golubac                  Niš

Noviembre 2009

Macedonia:

Skopje                       Ohrid

Eslovenia:

Ljubljana

Italia:

Trieste

Diciembre 2009

Alemania:

Frankfurt

Croacia:

Zagreb (por trabajo)

Irlanda:

Dublín

República Checa:

Praga

Enero 2010

España:

El Puerto

Febrero 2010

Austria:

Viena

Marzo 2010

Bosnia:

Sarajevo Mostar

Serbia:

Šabac

Croacia:

Zagreb (por trabajo)

Abril 2010

Irlanda:

Dublín

Mayo 2010

Hungría:

Budapest

Junio 2010

Croacia:

Zagreb (por trabajo)

Hungría:

Budapest

Julio 2010

Croacia:

Split                Dubrovnik            Trogir            Stari Grad            Hvar               Plitvice

Bulgaria

Sofia               Rila

Agosto 2010

República Checa:

Praga

Hungría:

Budapest            Szeged

Eslovaquia:

Bratislava

Serbia:

Guča

Bosnia:

Sarajevo

Septiembre 2010

Croacia:

Zagreb (por trabajo)

Serbia:

Novi Sad (Por confirmar)

Así soy YO según la palma de mi mano

En Dubrovnik había una ‘máquina’ que te decía como eras leyéndote la palma de mano a cambio de un poquito de dinero.

Inciso: le he mandado la lectura a Jabuk esta mañana y me ha dicho que esa no soy yo. Y me ha enviado unos cómics del periódico que justamente eran sobre lo de adivinar el futuro. Cómics aquí.
Inciso 2: le digo a jabuk que voy a poner los cómics en el blog y me ha soltado la chapa de que es ilegal, que aunque ponga la fuente necesito un permiso,blabla, blabla. Asíq ue nada, yo lo pongo, pero vosotros no os chivéis =P

La máquina ha acertado sólo un poquito =S pero las risas que nos echamos no tienen precio.

  • Por supuesto que tengo excelentes capacidades críticas. Se adquieren criticándolo TODO.
  • Autoconfianza. De eso no tengo. Por ejemplo: escribo un post, lo subo e inmediatamente me empiezo a rallar, del tipo “no va a gustar”, “yo lo he hecho divertido y no se van a reír”, “nadie comenta, ¿estarán de vacaciones o es tan cutre que no motiva a comentar?”. Y así, con todo lo que hago en la vida. Menos mal que me he creado una falsa autoconfianza y sé que soy fantástica.
  • No me gusta que me “rusheen”. Si alguien necesita tiempo para hacer/asimilar algo, yo necesito el triple de ese tiempo. Y si incluye actividades de coordinación, mucho más.
  • Sobre los cambios (decir que son unos mamones, siempre vienen de sorpresa), ni pa’ ti ni pa’ mi. Odio los cambios pero intento aceptarlos. Y cada vez lo llevo mejor.
  • Los caprichos. Vaya que si me hacen la vida más chunga. Es lo que tiene encapricharse con creer que los príncipes azules saben donde vivo, conseguir un empleo bueno o tener dinero para viajar el resto de mi vida.
  • De la misfortune tan solo decir que actualmente está en posesión de mi compi de curro. Pero estoy muy atenta por si un día decide venir a por mí.

Y con los de las estrellitas me parto, o me deprimo, tengo todo aprobado pero he suspendido en el AMOR.

Si me lo curro, ¿podré aprobarla en septiembre?

CROACIA – ROAD TRIP

9 Julio 2010 – NOCHE 1 – MOSTAR

Salimos después del curro y a las 2 horas de camino, adelantamos a un vehículo en línea continua y exceso de velocidad. Nos para la policía.

Sin multa, sin soborno y con una advertencia al grito de “Fernández!,Polako!” (polako significa despacio) seguimos la ruta con destino Mostar, en Bosnia.

Llegamos a las 00.30 aprox. Y después de encontrar alojamiento, las chicas nos vamos a dormir y los chicos se van a tomar una cerveza y ver el ambiente.


10 julio 2010 – DÍA 2 – DUBROVNIK

Desayunamos a 20 minutos del famoso puente reconstruido y seguimos nuestro camino a Croacia.

Es un viaje a la aventura, no hay nada planificado ni alojamiento reservado en ningún sitio. Por eso, vemos una cala (Duboka) y nos paramos a darnos un chapuzón. Nos ha gustado el rollo “calitas” y el rollo “estar de vacaciones” es común.

A los 30 minutos, ya nos estamos bañando en otra.

Vamos bien. Este viaje promete.

Llegamos por la tarde a Dubrovnik y descubrimos que es una ciudad en la que no se puede aparcar gratis. Hay O.R.A.s en todas partes y de varios precios. M. ya ha estado aquí y se sabe un sitio, allí donde Jesús perdió las sandalias, pero gratis, que es lo importante.

Encontramos un sitio donde dormir. El precio nos parece un “chollo”. Al día siguiente, descubrimos que lo habíamos entendido mal, pero aún así era razonable.

Dubrovnik es precioso. La muralla y todas las calles y edificios dentro de ella. Callejuelas muy estrechas que le dan encanto a la ciudad. Y escalones para dar y regalar.

La recomiendo sin duda, a pesar de lo caro que es todo, pero mejor ir fuera de temporada. Ahora en verano es un agobio. Casi todos los barcos que hacen excursiones a las islas salen y llegan a Dubrovnik.

Españoles a punta pala.

Salimos por la noche a los pubs dentro de la muralla.

En el tema salir de fiesta, B. es el capitán, y siguiendo a un grupo de chicas, acabamos en un pub llamado Exit Klub. El sitio estaba lleno de chicas guapísimas pero calculando a ojo, tenían como 10 años menos que yo.

Nos pedimos una ronda de 1 litro de cocktail. Ilusa de mi, pensé que nos traerían vasos y nos serviríamos. Pero no, nos trajeron una especie de jarrón con pajitas de 50 cm. (ya he despejado la duda que tuve el día que vi pajitas tan largas).Por un momento viajé ne el tiempo. Aquellas noches en Nova Canet bebiendo cubalitros con pajitas. Pero volví a la realidad en el preciso instante que por nuestro lado pasó una pandilla de chicos donde el último tendría unos 15 años.

Sentí que era mayor. Y me gustó la sensación.

Después de estar un rato en la “guardería”, preguntamos si había algún sitio cool. Nos recomendaron Fuego. Llegamos y había que pagar y casi cuando habíamos decidido que pasábamos de pagar para entrar, se nos acercó una chica del programa Arena Mix de Antena 3. Nos dijo que si nos podían grabar mientras lo decidíamos y fue un no rotundo. “Llegamos” a un acuerdo: si entrábamos, nos grababan. Entramos diciendo que nos iban a grabar y no pagamos. Pero los estuvimos esquivando toda la noche. Yo, más que ninguno. Odio verme en fotos. De pensar en formato video me dan taquicardias.


11 Julio 2010 – DÍA 3 – SPLIT

Camino a Split.

Habíamos quedado con los becarios de Praga para ver la final del mundial.

Nos gustó tanto la ciudad que decidimos tomarla como campamento base

Fue muy divertido celebrar el mundial en el extranjero. Y bailar la macarena en el paseo marítimo. Aunque como no soy futbolera, no tuve mariposas en el estómago. Pero me alegro un montón por los españoles, estamos enracha de ser buenos y campeones.

¡Iniesta! ¡Iniesta! ¡Iniesta es una fiesta!


12 Julio 2010 – DÍA 4

Día post mundial.

Relax day.

Haciendo nada.

De vacaciones.


13 Julio 2010 – DÍA 5 – HVAR

Excursión de un día a isla de Hvar.

Dicen que Hvar es como la Ibiza croata. Mi compi dijo: “estos no han estado en Ibiza”.

Como nadie nos había avisado, compramos el billete a Stari Grad (Ciudad Antigua). El pueblo muy autentico, pero vacío. Y la zona de playa, de cemento. Me sorprendió mucho, daba por hecho que las playas de las islas serían grandes y de arena.

Conseguimos disfrutar un poquito de una pequeña cala con encanto escondida entre la maleza.

Y luego, decidimos irnos a Hvar “capital”. Muy bonita, al estilo Dubrovnik y Split, pero no pude disfrutarlo porque me dio mucho el sol y me dolía la cabeza.

Recomendación: si vas a Hvar, ir directamente a la capital. Después de ver la ciudad, si no encuentras una playa/cala de tu agrado, pilla el bus a Stari Grad y busca calas con “encanto” entre los matorrales.


14 Julio 2010 – DÍA 6 – TROGIR

Trogir, patrimonio de la Humanidad.

Estas vacaciones están siendo muy ‘patrimoniales’

Como todos los pueblos de la costa croata, Trogir es muy bonito, con encanto. Y por supuesto, muy parecido a los anteriores. Pero aún no nos cansamos de ellos =).

En este en concreto, al igual que en Dubrovnik, se lo han creído demasiado y los precios son un escándalo.

Después de visitar la muralla, las callejuelas del casco antiguo, ojear el mercadillo y comer, nos encaminamos a lo que ellos llaman playa. Como estábamos a mitad de  nuestro viaje, ya sabíamos que el concepto ‘playa’ no es el que teníamos en mente. Llegamos y descubrimos que, por supuesto, no había arena y como vista panorámica se podía ver un armatoste industrial portuario que estropeaba el paisaje.


15 Julio 2010 – DÍA 7

Día tranquilo. Ese era el plan original.

Me levanto a las 11, abro las ventanas, decido ducharme e irme a tomarme un café y pasear por la ciudad. Con tanta excursión aún me quedan cosas por ver.

El resto de la casa está durmiendo porque salieron de fiesta. Yo, en mi estilo, dije no a la disco.

Y, cuando estoy en la ducha, aclarándome la cabeza, me doy cuenta que mi móvil está sonando.

Mierda! Lleva ya un rato sonando.

Cojo la toalla rápida y corro a por el teléfono.

Por supuesto, es mi jefe el que llama. No puede vivir sin mi.

Intentando ayudarle, el hombre se funde mis 7 € de saldo y se acaba la llamada.

Cuando salgo de la habitación descubro que toda la casa se ha despertado con mi politono de Harry Potter de mi Nokia 3330.

Creo que algunos no me lo perdonarán. Otros, días más tarde, tararean la melodía sin ser conscientes de ello.

Mientras estaba al teléfono, M. le preguntó a V. que si sabía con quien hablaba.

Su contestación: “La he oído decir botón derecho…claro que se con quien habla,  con el boss”.

El resto del día, de cafés, paseos, casco antiguo, sol, comer, comprar billetes de bus…despidiéndonos de la ciudad.


16 Julio 2010 – DÍA 8 – PLITVICE

Bus Split-Plitvice.

Se rompe el aire acondicionado.

Nos dejamos mi bolsa de tela que siempre me acompaña para evitar el uso de las de plástico.

Plitvice, lagos espectaculares. Como en todo lo espectacular, se aprovechan de ello. Hay que pagar para entrar porque hay varias rutas a seguir pero en la mayoría de ellas se usa un trenecillo que te sube hasta arriba y un barco que cruza el lago.


Hay varias rutas, dependiendo del tiempo que dispongas y de lo que quieras andar: el más corto son 2-3 horas y el más largo 8.

Decidimos quedarnos a dormir y elegimos la ruta de unas 4 horas aproximadamente que te sube con el tren, bajas andando, cruzas el lago en barco, continuas andando y llegas a la gran catarata. En el momento de subir al barco, podías elegir si seguir con la ruta o acabar el recorrido.

M., N. y yo elegimos que con 3 horas de lagos ya teníamos suficiente. V. decidió acabar. Nos dijo, más tarde, que no nos habíamos perdido nada más especial de lo que habíamos visto ya.

Recomendaciones:

  • Llevarse comida propia
  • No ir expresamente al lugar, planear algo más y que pille de camino. Si te tienes que hacer 3 horas para llegar, te irás con sensación de que te han timado: parking 10€ el día, 15€ la entrada y la comida que ofrecen allí, impagable e incomible.

Aún así, un lugar muy bonito. Pero para verlo una vez. Más que nada porque no puedes salir de las rutas, no te puedes bañar y no hay “merenderos”.

Dormimos a 10 km. del parque, en la casa de unos abuelillos muy agradables. Teníamos 2 habitaciones de 3 personas alquiladas. Éramos 2 chicas ‘sueltas’ y una pareja. Como ronco, me tocó dormir sola. Jo. Exclusión ronquil.


17 Julio 2010 – DÍA 9 – ZAGREB

De nuevo en Zagreb.

Quien me iba a decir que en un año pasaría 5 veces por aquí.

Mucho calor, insoportable. Cada vez que vengo el tiempo está en los extremos, o nieva o 30 grados a las 2 de la madrugada.

Ya empieza a parecerme aburrida la ciudad. Peor ir con gente que la visita por primera vez te motiva bastante.

Zagreb es una ciudad tranquila, limpia y donde todos los edificios me parecen especiales. Estilo austro-húngaro. Eso dicen los entendidos.


Aunque no tiene mucho más encanto, no para volver más de una vez (a no ser que sea por trabajo).

Esta vez nos han descubierto un sitio donde hacen conciertos al aire libre. Música de fondo mientras te tomas algo sentado en el suelo.

Cool.

Ese es mi rollo.

Compañía ideal.

Noche perfecta.


18 Julio 2010 – DÍA 10

Bus a las 14 h.

Teniamos todo el tiempo dle mundo.

Del centro a la estación de atobuses: 7 paradas de tram.

Nos confiamos demasiado.

Nos equivocmaos de tranvía.

Casi perdemos el bus.

Hubieran estropeados unas vacaciones perfectas.

Vuelta a casa. Nublado.

Ya se han acabado las vacaciones largas de verano.

Pensando que falta mucho para el próximo viaje y sin saber que me iría de viaje espontáneo a Bulgaría antes de subir este post.