Archivos Mensuales: enero 2013

Enamorarse de mentira

Llevo varios días queriendo hablar de una teoría personal que lleva años pululando en mi cabeza y asomándose de vez en cuando para saludar.

Reconozco, antes que nada, que soy una enamoradiza. Allá donde vaya, allí que me pillo por alguien. Pero siempre ocurre que me atrae esa persona y me hago una idea de cómo será y me enamoro de lo que me he creado en mi cabeza sobre él.

Yo lo llamo enamorarse de mentira. Pero aunque sea de este modo irreal y nada sano, me gusta la sensación.

Sé que no es real, pero soy más feliz, más divertida, estoy más animada y sonrío más.

Sé que no será un amor correspondido. Más que nada por la idea que tengo yo de él y cómo es él en realidad no coinciden para nada.

Hay gente que me dice: “Ains, como se nota que estás enamorada, que te arreglas más para él y estás más contenta”, Y por una parte tienen razón, pero por otra no. Yo no decido como combinar mi ropa o arreglarme para los demás. Lo hago para mí. Si tengo que gustarle a alguien que sea por lo que soy, no por lo que pretendo aparentar.

Bueno, voy al grano que me voy por las ramas.

Hace ya varias semanas que estoy como diferente, y no encontraba la razón.

Y hace varios días, me di cuenta que ya no queda ningún sentimiento o recuerdo bonito de Jabuk. Y, a lo que añadimos que había tirado la toalla con El Externo.

Me había autoconvencido que en realidad no conozco al Externo y que me había vuelto a imaginar a mi príncipe azul en forma de él. Y me daba rabia por el tiempo dedicado a él, por los dolores de cabeza provocados a los más allegados e incluso el post dedicado en el blog.

E iba a decir que me sentía como que faltaba algo, un alguien por el que ilusionarme porque lo anterior había caducado.

Y hoy, al final de la jornada, charlando con un compañero, se me ha caído vuestro mundo y mi planeta encima cuando ha dicho: “Si, nos reunimos los viernes. La novia del Externo también es socia…

Así que parece que no lo tenía tan superado. Jo. Es una mierda autoengañarse a uno mismo, valga la redundancia.

Y me ha venido esta canción a la cabeza, por la parte de “Tonta”, no por la parte de “Esperando que me vengas a buscar”:

Espero que sea tonta
muy tonta
y algo fea
que eso nunca viene mal

A ver si se me pasa rápido y me vuelve la chispa del amor de mentira. Me encanta estar enamorada… de mentira.

Trackeando comentarios

En este post comenté que nrsso sabía cómo seguir la pista de los comentarios realizados en los blogs por donde paso.

Hoy, he encontrado una solución. No es la óptima pero me vale.

Al tener cuenta de Google y Reader par la lectura de blogs, ahora hago lo siguiente:

– Comento en calidad de visitante
– Luego me suscribo a los comentarios con mi cuenta de Gmail y cuando me da las opciones, elijo que me lo muestre en Google Reader.

Pongo unas capturas por si a alguien le interesa. Ah, y al menos en WordPress, no puedo ver la identidad de los seguidores de comentarios, así que mantengo el “bicarbonato”, como diría Gomaespuma.

RSS2

Otro piropo para La Cueva

He recibido un piropo más sobre La Cueva.

Yo estoy superorgullosa de cómo va quedando. Y eso que La Cueva es como un zulo de oscuro donde la pintura se cae by itself debido a la humedad que hay en las paredes.

La gente viene y sabe que soy un desastre y que siempre tengo una parte hecha unos zorros pero, a pesar de ello, ven los detalles y me dan la enhorabuena.

Y yo, cada día, intento quejarme menos, dándome más cuenta de lo afortunada que soy al tener La Cueva.

Pero el otro día, me quedé perpleja cuando surgió esta conversación con mi prima:

–  Prima Vis, te tienes que venir un día a mi casa
–  Uy, y eso?
–  Porque quiero redecorar la casa y me encanta como lo has hecho tu con la tuya.

Y me quedé anonadada. La mitad de vosotros no la conoce, pero los que conocen a mi prima lo entenderán. Es una indecisa, una agarrá y lo critica todo. Y no coincidimos en gustos ni para muebles, comida u hombres.

La proposición no iba en serio, aunque ella lo crea así. No sé qué gustos tiene y lo que le dije: “me ha costado año y medio ir personalizando La Cueva”. Soy creativa pero no bajo presiones o tiempos establecidos. Y muchos menos con la forma y distribución de su casa. Con las habitaciones y cocina se me ocurren cosas pero con ese inmnso pero inútil comedor rectangular que te encuentras al abrir la puerta… necesitaría mucha meditación y una inspiración divina.

Aun así me siento muy halagada por el comentario.

Ignorance is bliss

They say ignorance is bliss* because once you know about the bad news,
you can’t go back.
Will you be strong or will you fall apart?
It’s hard to predict so don’t worry about it.
Enjoy the time you have before the news comes.
Yep, ignorance is bliss.

Anatomía de Grey 9×11

* bliss=happiness

Propósit-ando

Este año no quería proponerme nada, pero Eva, preocupada por mi pereza crónica me mandó un link.

Y pensé: espero que me sirva pero si no lo hace al menos va a salir un post.

De los 5 consejos me quedo con este:

Cuéntale a alguien tus propósitos de Año Nuevo,
porque te ayudará a tenerlos más presentes.

Y que mejor manera de contarlo que en mi propio blog.

Así que, con la influencia de haber visto la película New year’s Eve y comprobar que en Nueva York se celebra la llegada del nuevo año con el descenso de la bola en Times Square, he decidido que mi propósito de este año es

Pasar la Nochevieja 2013
en Nueva York con alguien.

Aunque aún quedan 11 meses y medio, este propósito tengo que currármelo e ir por partes: ahorrar, buscar acompañante y documentarme para aprovechar al máximo el viaje.

La parte de ahorrar es fácil, cuando consiga la parte del acompañante/a, saco el dinero de la cuenta (paso del método de la hucha) y ale, a comprar vuelo y mirar estancia.

La de documentarme será como siempre, mucho planear y al final me pillará el toro.

Lo chungo es lo del acompañante/a. Con mi don nulo para ligar, y mis amigos sin curro está la cosa chunga.

Pero tengo esperanzas. Además, esto es un llamamiento a cualquiera que me lea y esté interesado. He hecho couchsurfing, he ido de voluntariado a Polonia a través de una web e invité a una persona que no conocía personalmente a que me visitara cuando estuve viviendo en Dublín.

Bola del Times Square, allá voy!