Archivo de la categoría: Gatos

Desvelada

Cuando tengo que hacer algo fuera de mi rutina, como ir al médico a renovar recetas, entregar papeles, recados en general… a veces me ocurre que no consigo dormirme por la noche.

Y lo que mejor me sale involuntariamente cuando me desvelo es planificar ni futuro. Empiezo a pensar en cosas que voy quiero hacer a corto, medio y largo plazo. Los planes a corto plazo suelen empezar con “mañana por la mañana me levanto temprano” y nunca se cumplen, porque cuando me suena el despertador, me autoconvenzo que no era tan buena idea y sigo durmiendo hasta el mediodía.

Los de medio plazo son los más reales. Hay veces que los cumplo. A largo plazo no, siempre sale uno de “a medio” que hacen que se me olviden los primeros.

Anoche me pasó, me desvelé y mi mente se puso a toda máquina. Como sabe que laboralmente estoy un poco frustrada, se encargó de encontrarme una solución.

Y me convenció: volver a vivir y trabajar en el extranjero era lo que debía hacer. Pero ya, en cuestión de un mes. Pintaba muy bien: volver a Dublín y trabajar en Google. Por las noches soy optimista en modo extremo y sé con la seguridad que me van a coger en cuento les eche el currículum. Y vivir de alquiler con mi madre irlandesa, que está buscando estudiantes para alquilarles habitaciones.

¿Y la hipoteca? Sin problemas. Con un sueldo básico de allí me daría justo, pero me daría para pagar la cuota sin tener que alquilar mi chiqui-ático, pagar alquiler en Dublín, bonobús y comprar comida.

Y con el horario de allí de cenar tan pronto, podía seguir con el único proyecto a largo plazo que no se me olvida. A ver si lo consigo.

Así que ahí estaba mi cabecita, a las 4.15 de la madrugada planificando exitosamente una nueva etapa en mi vida.

Todo solucionado. Ya podía dormir tranquila y con una sonrisa de oreja a oreja.

Y entonces, es cuando oí un ronquido y me acordé que hay un elemento que tiraba todos mis sincronizados planes por el suelo: tengo un gato. Que ronca casi más que yo, por cierto.

Me había olvidado de Turbo. Y claro, no me lo puedo llevar al extranjero. Múltiples motivos y un único escenario que no me gustaría que sucediese tan pronto =S

A la mierda todo. Pero no pasa nada. En realidad me encanta vivir en España, concretamente en Valencia. Continuamos como si no hubiera planificado nada

Anuncios

DIY Hunter Day 2017

Estoy de finde e Madrid. Sí, en plena ola de calor.

El domingo voy a ser extraterrestre a l’ast. Ya me lo huelo.

El año pasado, en mi afán de ser más activa y creativa, me apunté a muchas cosas pero se me olvidó acudir al evento al que voy mañana.  El DIY hunters day. Charlas, talleres y comida.

Supongo que será como el Creativa, la feria de creatividad y manualidades.

Pero esta lleva más charlas y los talleres son de mayor calidad (por supuesto, cuesta el doble que el Creativa, pero incluye café y comida).

El plan es:

  • llegar esta tarde a Madrid: CONSEGUIDO!!!
  • mañana el evento
  • y el domingo: rastro, free walking tour y vuelta a casa.

Nunca he ido ni al rastro de Valencia ni al de Madrid. Es curioso porque cuando viajo al extranjero lo primero que busco es el día , hora y lugar de los flea markets que haya.

Y me voy casi sin tecnología (no como otras veces que me llevo el portátil o la tablet): sólo el móvil. Desde el que he empezado a escribir el post a velocidad de tortuga.

Para el bus, llevo una novelita ligera que me ha prestado Meri.

Como era un finde y lo tengomás o menos lleno, no hequerído traerme más tecnología que el móvil y la cámara y no ver series en la cama como suelo hacer cuando viajo.

Pero me he puesto a pensar y me he agobiado por si me aburría. Pero luego he decidido que si me sobra tiempo, lo utilizaré para reflexionar varias cosas como:

  • como hago para quitarme el doblonero marroncito de la cabeza
  • qué pongo en la autoevaluación de objetivos del curro (es cada 6 meses y me da la sensación que la anterior fue el mes pasado =S )
  • cómo voy a evaluar a mi jefe: paso y puntúo raspado o soy sincera y pongo tanto lo bueno como lo malo
  • decidir cuándo y dónde me voy de vacas este verano. No me gusta coger vacaciones en julio y agosto pero este septiembre el nuevo edificio doblonero estará acabado y haremos la mudanza y conexión de los equipos de los empleados, así que mi jefe no me deja cogerlas en septiembre. Y en octubre ya es muy tarde para ir a la visita anual a Dublín.

Y, he llegado al hostel y si, será finde de reflexión, lectura e investigación porque el lugar invita a ello. Os pongo fotos hechas con el móvil:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aclaración a los lectores: No he elegido el hostel porque sea de gatos (por tener un gato no te conviertes automáticamente en la loca de los gatos. Lleva tiempo, jajajaja). Ha sido casualidad. Hay gatos eveywhere y en mi opinión no pegan con la arquitectura del edificio y el patio interior. Eso si, las ilustraciones en las paredes de gatos con impresionantes.

 

Hobbies

¿Para qué sirven los hobbies?
¿Qué beneficio tienen?

En mi caso, me sirven para realización personal, me hacen sentir mejor. Y el beneficio que se obtiene es negativo. Creo que un hobbie en pocas ocasiones sale económicamente rentable.

El mío, al que no me dedico todo que debiera/quisiera, sale bastante caro. El mundo crafty es un sacaperras. Menos mal que ahora están los todo a 100 chinos y ahora el material de manualidades no cuesta un riñón.

Aun así, tienes que invertir. Te compras una cola especial, unos pinceles y unos accesorios y poco a poco vas aumentado tu haber. Además, con el Diógenes personal que sufro, veo posibilidades en cualquier cosa que me encuentre en mi día a día. Ejemplo: tenía una bolsa de papel con asa de cordón. Guardé las asas. Y cuando me compré un mueble para el baño y descubrí que  no me gustaban las asas, las cambié por los cordones. A mi me gusta el resultado:asascuerda2

Mi última manualidad ha sido un castillo de cartón para Turbo. Lo de Turbo era una excusa. Ya había visto construcciones de cartón y les tenía ganas. Como aún no he encontrado hombre que tenga sobrinos/as, he tenido que recurrir al gato. Y le he hecho este castillo:castle

Los de Internet salen muy bonitos pero claro, porque las cajas son compradas. Cuando lo haces con cajas usadas, les quitas las etiquetas y la cinta de embalar y se te quedan rodales feos. Por eso aproveché que me sobraban 2 metros de mantel del papel y los tapé lo más estéticamente posible.

Consejo: no hagas manualidades con papel de mantel de papel. Se rompe. Mucho.

Y alguno se preguntará: ¿Y Turbo lo usa? Fifty-fifty. Usa la planta baja. A la azotea no se ha subido y al primer piso solo sube si lo engaño metiendo algún trozo de jamón york.

Va a durar poco el castillo, más que nada porque está en la terraza y de vez en cuando llueve, pero no me importa. Lo que me mola es hacerlo.

Una vez, me hice una colección de un libro sobre bichos. Para ver si se me quitaba el miedo y el asco (no funcionó). Con cada fascículo te llevaba una pieza de plástico fosforescente para montar una tarántula. La acabé y la monté. Y como por aquel entonces tenía la fiebre de la marquetería, decidí hacer una réplica en madera. La hice, la lijé, quedó perfecta. Y acabé regalándosela a Ka, porque a mí me ocupaba mucho espacio y yo ya había disfrutado haciéndola.

 

Un gato en un castillo

A veces creo que en vez de en un ático de 50 m2 vivo en un castillo.

Los findes, cuando llego a media mañana y Turbo no me está esperando demandando comida en la puerta lo busco por toda la casa cada una de las alcobas del castillo y nada, que no lo encuentro.

Unas veces me doy por vencida y al rato aparece out of the blue, y me echa una mirada de

Uy, estaba en el ala oeste del castillo y no me he dado cuenta que habías llegado

Otras veces tengo suerte porque no ha activado el modo camaleón y con un poquito de esfuerzo, lo encuentro en la cama:

turbopillow

turbodheet

Anuncios