Archivo de la categoría: Bolillos

Blog en pausa hasta nuevo aviso

Llevo desde agosto de 2018 sin publicar nada porque tenía que hacer una pausa en el blog para conseguir mi objetivo: ser funcionaria. De las básicas, nada de Justicia ni inspectora de nada.

Y, estudiar para ello, era incompatible con escribir.

La idea del post surge enseguida, pero redactarla, ponerla bonita y añadir detallitos, come mucho tiempo que, si no tienes que estudiar, se viven y disfrutan. Pero si estudias… te quita mucho tiempo.

¿He vuelto porque ya soy funcionaria? NO

Me he quedado a una pregunta del corte.

¿Da rabia? INFINITA

Este era un año muy bueno, por no decir “el” año. Y quedarme a una pregunta de una parte y que me “sobren” 5 puntos en la otra…da mucha rabia.

¿Voy a abandonar? NO, más que nada porque ya he invertido mucho tiempo y mucho dinero. Debo seguir.

¿Sé que lo voy a conseguir? Pues a veces sí, a veces no. A veces sí porque si me he quedado tan cerca, tan mal no lo estoy haciendo. A veces no, porque la parte de psicotécnico es una lotería en toda regla. Me da mucha rabia porque el vocabulario de este año me lo he sabido. Y los problemas medio que me han salido muy bien. Pero claro, el año que viene, no sabes qué va a salir.

¿Puedo aprender de este examen? Por supuesto. Además, solo me he equivocado en 2 preguntas de cada bloque. Lo he hecho muy bien.

¿Lo peor? Tener que seguir trabajando en Los Doblones. Estoy muy quemada. Pero también soy realista y mi puesto de trabajo está muy mal pagado. De momento, y a no ser que me llamen de una bolsa de al menos 6 meses, me quedo.

¿Me había ilusionado? Por supuesto. Mudarme a Madrid una temporada ya me hacía ilusión. Y creía que lo conseguiría porque en una newsletter descubrí este cuadro estelar en el que pones un momento importante de tu vida y muestra cómo estaban las estrellas en ese momento. Y me lo iba a comprar, rollo: Así estaban las estrellas cuando me convertí en funcionaria.

¿Me flipé mucho en plan Cuento de la lechera? A lo mejor, pero no lo creo. La ilusión y el esfuerzo siempre han ido mano a mano.

Así que nada, el blog sigue en pausa año y medio más si hay suerte.

¡¡¡ Nos vemos en 2021 !!!

¿En qué situaciones faltarías al trabajo?

Esta pregunta es la que no planteó el coach que vino a darnos técnicas de estudio en el curso de Bolillos.

Este coach me gustó mucho más que el del curso de oratoria.

Empezó con el planteamiento que lo que estamos haciendo es un trabajo en el que debemos cumplir los horarios todos los días y saltárnoslos sólo en las mismas situaciones en las que nos iríamos de cualquier otro trabajo.

También nos dio técnicas de tiempos, descansos, métodos y nutrición para el estudio. Y nos pidió realismo porque es un trabajo por obra y servicio pero de larga duración y los que ya tienen un trabajo remunerado tienen menos tiempo para trabajar en el segundo.

Me gustó mucho. Me motivó. Pero he de reconocer que me pasó como cuando me contrataron en Los Doblones, que me preguntaron cuando quería empezar y yo pensé: “Ya me han confirmado que el trabajo es mío pero con lo bien que se vive sin trabajar… yo empezaría en un mes. O dos. ”. Con deciros que el 21 de septiembre fue la charla y aún no me he incorporado lo digo todo.

Pero ya no puedo ni quiero alargarlo más:

Hoy firmo el contrato con la publicación de este post.
Y mañana es mi primer día de trabajo en Los Bolillos.

Irish homesick

Me he comprado un vuelo para intentar ir a Dublín en octubre.

Y digo intentar porque creo que he comprado 2 más en los últimos dos años y al final no he podido ir. Uno fue porque a Barkley se le retrasó mucho lo de ser padre por segunda vez y no pude ir porque él estaba de permiso de maternidad. El otro, no me acuerdo. Ah sí, fue por mi excompañero de curro, que me la jugó yéndose de Los Doblones for good.

Este año, puede que tenga a que acudir obligatoriamente a un, llamémosle evento, si al final se celebra el fin de semana del 22 y 23 de octubre. Si hay suerte, será otro finde y podré ir a Dublín.

Llevo ya una temporada un poco nostálgica, sensiblera y rara si pienso en volver Dublín.

Desde que me fui de allí hace ya más de 5 años he seguido en contacto con gente pero, poco a poco, se va perdiendo, como ley de vida que es.

Ahora ya solo me queda mi madre postiza irlandesa y Carlos.

Pero lo dicho, cada vez cuesta más seguir en contacto o sentirme parte de allí. Y tengo esa sensación de que o voy este año o ya no voy más. Y lo estoy asimilando como viaje de despedida.

Pero va a ser una despedida a lo grande, eso sí.

Tanto que, como no sé si alguien me podrá acoger, he decidido que para pagar un hostel o B&B, pues me voy a recorrer la isla. He estado mirando y hay tours de 3 o 4 días. Voy a ser una turista one hundred per cent. Podría montármelo por libre, con bus público, cogiendo excursiones sueltas/gratis pero no me fío de mi problema con el sueño. Soy capaz de organizármelo todo y el primer día que tenga que levantarme decidir que no me apetece. Así que, aunque sea más caro, prefiero ir en rebaño con unos horarios a cumplir.

Y menudo rollo he soltado para hablar de las cosas que echo de menos de Dublín.

He de reconocer que me encanta España, concretamente el Levante. Pero echo de menos..

…salir del trabajo e irme directamente a un pub a tomarme una pinta, reírme un rato, escuchar músiquita e irme a casa y no haber llegado a las tantas

…ir a comprar y poder pedir cashback. Cashback es el mejor invento ever.

… las galletas de M&S de pasas Sultana (no me gustan las pasas, pero éstas, en estas galletas, me pirran)

… las barritas de chocolate Galaxy con caramelo (puf!)

… el sistema de reciclaje. Sólo pagas por los desechos que no puedes reciclar, el resto te lo recogen gratis

… los bocatas que te hacen en el momento: con lechuga, tomate, cebolla, pollo de mil maneras, o fiambre. Y par que me sea más fácil comérmelo, preguntar ¿me lo puede partir en dos?

… el Pennys, que fuera de Irlanda se llama Primark, pero para mí no es lo mismo comprar allí que aquí. No sé por qué.

… el Dunnes Store

… las tiendas de segunda mano de ropa y cosas varias

… las charlas con mi madre postiza acompañadas de un té o una copa de vino

… la tertulias con Carlos en el backyard de la casa donde éramos housemates

Qué ganas tengo de saber si voy a poder ir o no para empezar a organizarlo todo.

¿Profesionales?

Me da mucha rabia pagar una pasta cada mes por un servicio de calidad y profesional (eso dicen ellos) y descubrir que el material que me mandan tiene erratas como:

  • Numeración heterogénea dentro de un documento
  • Alguna letra que está missing en alguna palabra
  • A veces empezar las opciones a elegir con mayúsculas, a veces no. En el mismo documento, claro.
  • Que no hayan tenido la molestia de hacer coincidir el tipo de fuente del texto con el del título (va metido en un cuadro de texto) y el encabezado y pie de página.
  • que el formato sea tan poco friendly que aquí esté y, retocándolos todos para que cuando tenga que contestar las preguntas no me duela la vista y sepa identificar las opciones de cada pregunta.
  • Y delante de los puntos de puntuación  ¡¡¡NO SE PONEN ESPACIOS!!!