Archivo de la categoría: Cotidiano

High and Painful Heels

Infiltrarme como mujer terrícola me es bastante difícil a veces. En mi planeta no hay distinción y somos unisex. Así que no hay que ser femeninas en ningún momento, sólo tienes que ser tú misma.

Aquí, en la tierra, intento ser lo más humana y femenina posible (con nivel de éxito rozando el cero) pero también reconozco que evito, lo que en mi planeta llamaríamos, extra features.

Por eso, lo de ir a las bodas lo llevo tan mal. Tacones y maquillajes. Y tacones otra vez.

Cómo ya había intentado el tema tacones y no había funcionado, fui a por tacones más bajitos que creía que podría llevar todo el evento, baile incluido.

La verdad que, como no tengo maña con estas cosas, me gusta ir a la pelu a que me peinen. Aunque sea tan aburrido. Y también tuve suerte de encontrar un vestido con el que no parecía una mesa camilla. Y eta vez vi unos zapatos de los que me enamoré. Y como llevaban un poquito de plataforma delante, parecían “llevables”. Pero no lo fueron. En la tienda se llevaban genial, pero durante la semana previa, cuando me los puse incluso para cocinar, fue un martirio.

Y, el día de la boda, podía haber sido peor pero estuvimos de pie poco tiempo. Aun así, en el aperitivo me rendí y me cogí una silla. Y me dio rabia, porque te duele tanto que no disfrutas, el dolor está inside you. Bueno, on your feet. And toes.

Y en el baile, merceditas al canto. Jo, qué diferencia. Si no hubiese sido porque la música no me gustaba hubiera estado dando brincos durante horas.

Ante estas situaciones terrícolas, me planteo dudas existenciales. En esta, concretamente tres:

1.- ¿Dónde está escrito el protocolo, la vestimenta para este tipo de eventos? ¿Debajo de la carta de Independencia de los Estados Unidos o en algún artículo de la Constitución Española? ¿Hasta qué punto influye a los terrícolas? Sinceramente, a mí me crea pajas mentales. Me siento obligada a seguir las normas. He venido a integrarme pero esta sociedad que te permite ser libre pero al mismo tiempo te juzga me enerva.

2.- ¿De verdad hay féminas (u hombres vestidos de mujer) que vayan cómodas/os con tacones? O, es más un “duelen, pero al final te acostumbras” o un “para presumir hay que sufrir y antes muerta que sencilla”. Hay algunas que dicen: “llega un momento que ya no sientes el dolor”. Me cuesta creer que se deje de sentir tanto dolor. Puedo entenderlo en un parto con epidural, pero en una boda el dolor sólo desaparece un rato después de quitarte los tacones.

3.- Y las famosas… ¿se hicieron famosas porque han nacido con el don de no sentir dolor ni hambre? Si no es así, no lo entiendo.

Y termino, en modo enfadada, con esta confesión: reconozco que la ropa queda más bonita con tacones y son tan bonitos. De hecho, viendo Yo antes de ti, me enamoré de este tipo de zapatos:

shoes
Pero estoy segura que también duelen.

Anuncios

Cuando no te caes bien

Hay veces que alguien te cae mal, no te convence o te pone de los nervios. Y lo más fácil, si es posible, es ignorar a esa persona o dejar de tener contacto con ella.

¿Pero qué ocurre cuando esa persona eres tú?

Me da rabia cuando no puedo controlar mi forma de ser. O me doy cuenta demasiado tarde de cómo estoy comportándome.

Y me da más rabia porque me estoy comportando como lo hace mi padre y mi prima la soez.

Estoy siendo egocéntrica, muy habladora y poco escuchadora, chillona, grosera y sin filtro en lo que digo.

Voy a meterme en mi caparazón y les voy a dar vacaciones de mi a los terrícolas que me rodean. No se merecen ese sufrimiento.

Yo tendré que aguantarme.

La dichosa Zona de Confort

Estaba pensando que comentar en un post cuando a mi lado escucho:

Necesito un cambio en mi vida porque me he dado cuenta
que llevo 2 años en mi zona de confort

Hay dos cosas que me hacen chirría los oídos:

  • Que hay que salir de la zona de confort
  • Que si no quieres ascender en tu empresa es porque no tienes aspiraciones ni motivaciones y, por lo tanto, eres un conformista.

Personalmente, me encanta mi zona de confort y mi puesto de trabajo. A día de hoy estoy muy cómoda en ellos. Habrá cambios y mejoras en ambos pero salir o cambiarlo no va a hacerme más feliz ni significar que no lo soy.

Tenía pendiente hablar sobre la dichosa Zona de Confort y del famoso video sobre ello. Y sobre  cómo la gente acaba diciéndote: “Es que Vis, eres muy negativa”, “Vis, es que rechazas los cambios en vez de afrontarlos”… al no estar de acuerdo con el temita.

Pero entonces, leí el post de NIsi y todo lo que yo pensaba estaba ahí escrito:

Zona de Confort by Nisi

A ver,  que puede que lo que Nisi y yo pensamos es también salir  de la zona de confort, pero pasito a pasito. Pero es que todo lo que hay sobre el tema es muy radical. He estado buscando imágenes divertidas y me he puesto de los nervios con las únicas 2 frases que se repiten:

Las cosas mágicas suceden fuera de tu zona de confort

La vida comienza al final de tu zona de confort.

Zona de confort: aparente estado de comodidad que te lleva a la muerte en vida. Justificación perfecta para no hacer, no crecer, no arriesgarse y no vivir

¿Sólo a mí me suena a secta?

zona-de-confort

Irish homesick

Me he comprado un vuelo para intentar ir a Dublín en octubre.

Y digo intentar porque creo que he comprado 2 más en los últimos dos años y al final no he podido ir. Uno fue porque a Barkley se le retrasó mucho lo de ser padre por segunda vez y no pude ir porque él estaba de permiso de maternidad. El otro, no me acuerdo. Ah sí, fue por mi excompañero de curro, que me la jugó yéndose de Los Doblones for good.

Este año, puede que tenga a que acudir obligatoriamente a un, llamémosle evento, si al final se celebra el fin de semana del 22 y 23 de octubre. Si hay suerte, será otro finde y podré ir a Dublín.

Llevo ya una temporada un poco nostálgica, sensiblera y rara si pienso en volver Dublín.

Desde que me fui de allí hace ya más de 5 años he seguido en contacto con gente pero, poco a poco, se va perdiendo, como ley de vida que es.

Ahora ya solo me queda mi madre postiza irlandesa y Carlos.

Pero lo dicho, cada vez cuesta más seguir en contacto o sentirme parte de allí. Y tengo esa sensación de que o voy este año o ya no voy más. Y lo estoy asimilando como viaje de despedida.

Pero va a ser una despedida a lo grande, eso sí.

Tanto que, como no sé si alguien me podrá acoger, he decidido que para pagar un hostel o B&B, pues me voy a recorrer la isla. He estado mirando y hay tours de 3 o 4 días. Voy a ser una turista one hundred per cent. Podría montármelo por libre, con bus público, cogiendo excursiones sueltas/gratis pero no me fío de mi problema con el sueño. Soy capaz de organizármelo todo y el primer día que tenga que levantarme decidir que no me apetece. Así que, aunque sea más caro, prefiero ir en rebaño con unos horarios a cumplir.

Y menudo rollo he soltado para hablar de las cosas que echo de menos de Dublín.

He de reconocer que me encanta España, concretamente el Levante. Pero echo de menos..

…salir del trabajo e irme directamente a un pub a tomarme una pinta, reírme un rato, escuchar músiquita e irme a casa y no haber llegado a las tantas

…ir a comprar y poder pedir cashback. Cashback es el mejor invento ever.

… las galletas de M&S de pasas Sultana (no me gustan las pasas, pero éstas, en estas galletas, me pirran)

… las barritas de chocolate Galaxy con caramelo (puf!)

… el sistema de reciclaje. Sólo pagas por los desechos que no puedes reciclar, el resto te lo recogen gratis

… los bocatas que te hacen en el momento: con lechuga, tomate, cebolla, pollo de mil maneras, o fiambre. Y par que me sea más fácil comérmelo, preguntar ¿me lo puede partir en dos?

… el Pennys, que fuera de Irlanda se llama Primark, pero para mí no es lo mismo comprar allí que aquí. No sé por qué.

… el Dunnes Store

… las tiendas de segunda mano de ropa y cosas varias

… las charlas con mi madre postiza acompañadas de un té o una copa de vino

… la tertulias con Carlos en el backyard de la casa donde éramos housemates

Qué ganas tengo de saber si voy a poder ir o no para empezar a organizarlo todo.

Procrastinar

En mi planeta sólo hay 5 entes como yo. Bueno, ahora 4, que yo estoy por estas tierras.

Y nos tratan como a los demás. Sin etiquetas.

Cuál ha sido mi sorpresa en la Tierra al descubrir que estoy etiquetada.

Y con una palabra que he oído últimamente mucho (aun me sorprende que haya palabras/conceptos que estén de moda sólo una temporada).

Y si, en este planeta, soy procrastinadora (uf, que difícil de escribir).

La RAE dice:

Del lat. procrastināre.

1. tr. Diferir, aplazar.

La Wikipedia se extiende un poco más:

La procrastinación (del latín procrastinare: pro, adelante, y crastinus, referente al futuro)2 , postergación o posposición es la acción o hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables.

Se trata de un trastorno del comportamiento que tiene su raíz en la asociación de la acción a realizar con el cambio, el dolor o la incomodidad (estrés). Éste puede ser psicológico (en la forma de ansiedad o frustración), físico (como el que se experimenta durante actos que requieren trabajo fuerte o ejercicio vigoroso) o intelectual. El término se aplica comúnmente al sentido de ansiedad generado ante una tarea pendiente sin tener una fuerza de voluntad para concluirla. El acto que se pospone puede ser percibido como abrumador, desafiante, inquietante, peligroso, difícil, tedioso o aburrido, es decir, estresante, por lo cual se autojustifica posponerlo a un futuro sine die idealizado, en que lo importante es supeditado a lo urgente.

También puede ser un síntoma de algún trastorno psicológico, como depresión o TDAH (trastorno por déficit de atención con hiperactividad).

Y, personalmente, para mi es:

La idea llega a la cabeza, la proceso, y la dejo en la “Lista mental de cosas guays que quiero hacer pero nunca hago”.

¿Razones? Cansada, sueño, poca luz, es muy tarde y molesto a los vecinos, hasta que no haga esto no puedo hacer lo otro, ahora no estoy inspirada, voy a ver una peli y luego lo empiezo (pero ese luego nunca llega)…

Y parece que somos muchos porque parece ser que está de moda decir “No soporto a la gente que procastiniza”