Archivo de la categoría: IRLD6W

Misión Interestelar IRLD6W: Material Fotográfico Extra

Yo no sé que tiene este edificio que hace que le eche
unas 4 fotos cada vez que voy a la ciudad.

Aún me siguen  sorprendiendo los precios de las pelus

Cortar y “darle estilo” incluyendo secar: 46.40€

Lavar y secar: 24€

Tinte fashion: 43€

Más tinte: 62.40 €

Mechas, media cabeza: 118.40€

Me parto. Si fuera tío, me la compraría. Sin dudarlo.

Papas con sabor Bloody Mary,
¿de Licor 43 con piña tiene?

Encontré la tienda donde las Princesas se compran la ropa. El día que mi príncipe azul me encuentre, ya se dónde conseguir la equipación de mantenida.

Esta va dedicada a Melo, que le gustan los graffitis, la gente luchadora y la creativa. Fusión.

Y banda aleatoria en Temple Bar, callejerismo con ilusión.

Anuncios

Misión Interestelar IRLD6W: Resultados

RESULTADO:
Misión Completada con ÉXITO

Con este viaje-misión interestelar puedo afirmar que

– DUBLÍN ES UNIESTACIONAL –

Da igual cuando viajes, siempre creerás que es invierno.

Otras observaciones a tener en cuenta:

Ir en avión es un coñazo: imprimir en casa, hacer maleta, monedas en la bandeja, quitarse el cinturón, control de seguridad, vestirse de nuevo, andar kilómetros hasta la puerta de embarque, hacer cola de pie si quieres entrar de los primeros…un ruido constante (gruuuu gruuuu), dolor de cuello si consigues dormirte, mala leche al despertarse, dolor de oídos al aterrizar…esperar que la multitud histérica salga del avión, ir a la cinta, esperar en la cinta, excusemeIcannotreachmysuitcaseifyoudon´tmovethankyou… Y es más coñazo si vuelas con Ryanair que, además controla demasiado lo de las maletas  de mano. Y sus asientos son antiergonómicos.

Si estás gordo, Dublín es tu ciudad para encontrar ropa que te guste.

Ya no estoy enamorada de Dublín. Estos días han sido geniales (a excepción del incidente “Jabuk”) pero vivir allí ya no entra dentro de mis planes. El mal tiempo; las aglomeraciones de autóctonos/turistas; el tráfico; alquileres muy caros para casas “mostosas”; la mala conectividad de la ciudad en general (rutas de los buses/trenes/LUAS, horarios, frecuencia) no me motivan ni lo más mínimo. Al final, si te mudas, todo eso no te importa porque tienes un salario bastante alto (en comparación con España), amigos, oferta cultural/festiva. Pero esta vez no. Anselmi lo intentó y no funcionó. There’s no better place like home.

Asumir que no se puede tener todo; si eliges, siempre hay algo que dejas pasar. Aunque no tengas todo lo que quieras, te haces a ello. Según Melo, te resignas. Cuando me preguntó Melo que tal mi nueva vida, se la relaté y me dijo que me había resignaoa. Pero yo no me siento así. Sé que hay cosas que echaré de menos, como el ambientillo dublinés de los pubs. O las fachadas de las casas. O…o…o Y que por mucho que lo intente, será imposible conseguir algunas cosas en El Pueblo y en El Municipio. Pero me gusta lo que tengo. Y, después de mi visita y mi encuentro con Melo, ahora entiendo lo que me decía. Lo escucho y tengo la misma imagen de resignación en él, en su vida dublinesa. Y supongo que ambos nos estamos equivocando. O engañándonos a nosotros mismo con que nos gusta lo que tenemos, lo que hemos logrado, lo que hemos decidido, lo que nos ha ocurrido. O somos de esas personas que no saben exteriorizar correctamente cómo se sienten.

Si esperas a que haga buen tiempo en Irlanda para hacer algo, nunca harás nada. Antonio´s comment, disfrutando del paro irlandés.

Ah, y han pintado las farolas de gris plata. Las farolas de Dublín, como la que forma parte de mi cabecera del blog, han perdido la elegancia. Ahora son farolas repintadas, feas, más que feas.

Misión Interestelar IRLD6W: Día 4

Día 4: jueves 3 septiembre 2011

Levantarse a las 11.

Vestirse.

Desayunar.

Rutina vacacional.

Y de compras al centro, tenía toda la lista pendiente.

Ha sido un viaje muy raro, en lo que se refiere a las compras.

Nunca pensé que me iría a Irlanda a comprar:

  • 2 kilos de chocolatinas
  • 1 kettle (hervidor de agua)
  • Azúcar moreno del medio bueno
  • Pasas sultana
  • Anacardos
  • Toallitas “atrapa color” de ropa para la lavadora
  • Doritos de los azules (3 bolsas grandes)
  • 3 latas de sopa condensada Erin y Campbell´s
  • Galletas de mantequilla con pasas sultana (4 paquetes)

Con los 2 kilos de chocolates y la kettle a cuestas, decidí ir a casa a descargar.

Volví a Henry Street a continuar con mis 2 últimas horas de compras y zas! ME LO CRUCÉ. Mi don de esquivar gente parece que no funciona en el extranjero.

Y él también me vio.

Y el viaje se me fastidió por completo. En las siguientes 2 horas ya no me llamó nada la atención, me dediqué a comprar lo que tenía pendiente al igual que cuando compras pan.

Y, en la cena con mi MPI y Kevin, estaba como ausente.

Jo, si yo no me lo quería encontrar, eso lo tenía claro, ni he tenido/ni sentido la necesidad de llamarle, ni de escribirle.

Y creía que lo llevaba bien pero ha pasado más de un año desde que Jabuk “empezó a dejarme” y he descubierto que, a pesar de las gilipolleces que ha hecho y dicho, le sigo queriendo. Estaba guapo (dentro de los límites de belleza de un Hobbit, claro). Tenía el pelo más largo y, por lo tanto, con rizos y creo que llevaba otro modelo de gafas. Cabronazo. La de veces que le dije lo mono que estaría con otras gafas. Yo lo moldeo y otra lo disfrutará.

Por supuesto, la noche de bajón total, a lo que le sumamos que, al llegar a casa intenté empaquetar lo comprado y descubrí que no me cabía todo. Odio el momento de meter las cosas en la maleta. Me estreso pensando que tengo que deshacerme de algo o que me cobrarán 40 euros en el aeropuerto.

Milagrosamente, sacando 2 cosas de su caja y dejando una lata (vacía) de chocolatinas, lo conseguí.

Un sms de Jabuk con un “Yo también te he visto. Descansa y buen viaje” no ayudó nada a calmarme pero conseguí dormir la última noche de mi viaje a las Irlandas.

Misión Interestelar IRLD6W: Día 3

Día 3: viernes 2 septiembre 2011

El plan era ir al Free Dublin Walking Tour pero al final no he ido. No era por no madrugar, era por desgana. Soy lo peor pero creo que en el fondo no he ido por si me gustaba y me volvía a enamorar de la ciudad y me replanteaba demasiadas cosas.

Este tipo de freewalkingtours me han encantado en otras ciudades donde he estado. Y mi mente, casi independiente de mi, ha pensado: “Vamos a dejar las cosas como están, no vaya a ser que te guste tanto que te replantees volver”.

Así que el día de hoy ha sido volver a ir de paseo y de tiendas. Con la pequeña diferencia de que hoy si he comprado. Me he gastado más de 100€. Como se nota que me los puedo gastar. Y, que si coincide que la ropa me valga, que sea de chica y que pueda permitírmelo, no me importa gastarme el dinero. He pasado mi adolescencia y juventud teniéndome que comprar ropa de chico o de gordas a precios desorbitantes. Así que ahora, que encuentro ropa de mi talla a precios normales, los pago felizmente. Me hace sentirme más mujer y más guapa.

Uy, se me ha pasado el tiempo volando. Acabo de añadir un ítem a mi lista y me he dado cuenta que aún no he comprado nada de lo que hay en ella.

La tarde la tenía reservada para la sueca, Karin. Y, si tenía suerte, Antonio tendría algo y no podría unirse a nosotras. No hubo suerte, acudió.

Me pasa con bastante frecuencia, si pierdo el contacto con alguien, me siento tan incómoda que evito futuros encuentros. Con la sueca mentiría si dijese que la he intentado evitar. Pero no sé, después de pasar 5 días con ella el octubre del año pasado, me gustó estar con ella y me apetecía verla de nuevo. Ahora que me sincero, con Melo también me resultaba incómodo y también tuve la tentación de evitarle.

No tengo remedio, relacionarme con la gente me produce un miedo irracional que se apodera de mí. Luego se me pasa, y me siento genial poniéndonos al día compartiendo pintas de Guinness, alitas de pollo, patatas fritas y muchas risas.

En un momento de la velada hablaron de desplazarnos al centro porque había un conciertillo en un pub. Un pub que yo conocía, antes llamado Pravda, en el centro-centro y que sabía que Jabuk lo solía frecuentar. Tuve un momento de pánico interno pensando que podría verle, pero quería estar con Karin y Antonio y pensé que podría llevar bien la situación, en caso de que se produjera. Menos mal que un par de horas más tarde, la pereza les invadió (muy típico en esta ciudad) y decidimos quedarnos en el barrio. Qué alivio!

Fue una velada perfecta. Con posibles planes de volver a ver a la sueca (destino: Berlín; mes: diciembre 2011) y con la duda de si vería a Antonio en España o tendrían que pasar 2 años más.

Misión Interestelar IRLD6W: Día 2

He dormido 11 horas. Había planeado una o dos más, para compensar el madrugón del día anterior a las 5 de la mañana. Y porque estoy de vacaciones.

Y está soleado. I can´t believe it! Y voy en manga corta!!!

Día 2: jueves 1 septiembre 2011

He empezado mi ruta de hoy:

–  Bus hasta la tienda de Casa de Muñecas y Teddy Bears.

Siempre he querido tener una casa de muñecas. Pero son carísimas. Pero es todo tan mono en formato miniatura… Y sobre los osos…cuando empecé a viajar tanto al conocer a Anselmi y a Jabuk también empecé mi colección de ositos: compraba un oso (u otro animal) que llevara camiseta con el nombre de la ciudad/país. Ahora tengo como unos 30 en una bolsa gigante guardados en el armario y no sé qué hacer con ellos. Hasta que no los vi todos juntos no me di cuenta que empezar esta colección fue una inmensa gilipollez  y un malgaste de dinero.

–  Otras 2 tiendas de segunda mano en Saint Great George Street

En una de ellas me ha entrado la tentación de comprar unos cuadros de Pulp Fiction con la visión de pintarlos y pegarle fotos, como hace la de Decogarden.

Puede que vuelva a por ellos, he pensado, pero cuando me he dado cuenta que me iba a gastar 10€ en 5 tablas de madera, he decidido que no.

–  El George Street Arcade market. Un mercado cubierto en el que me encanta pasear, porque todo es muy caro, no de mi estilo o si de mi estilo pero muy caro y no de mi talla.

Y ya, después de un paseo barato porque no me he comprado nada, vuelvo a la calle de Melo, a por comida, que ya es hora. Noodle bar, frente al portal de Melo. Y con la comida lista, me dirijo hacia el parque, St. Stephen´s Green. No sé si me ha dolido más pagar 5 € por el cubilete de noodles o 1,25 € por el agua en el supermercado.

Eso sí, los noodles están buenísimos. Casi tanto como los del Irie. Pero como cerraban a las 19.00, no los pudimos probar allí el día anterior. Ni la pizza Bob ni la ensalada de pollo. Cerrar a las 19 h. un café que sirve comida y a las 18 h. una franquicia de cafeterías que se llaman Insomnia es algo que aún no termino de entender. Qué bonito es el horario español!

En mi paseo por el centro comercial St. Stephen Green no puedo resistirme a hacer una foto a este establecimiento:


Al principio creía que la gente estaba sentada (había como 10 personas más que en la foto no salen) esperando para algo como un masaje de pies o algo así (como había hombres y niños, descarté pedicura en cuanto los vi). Luego, me di cuenta que todos tenían sumergidos los pies en agua. Y, acercándome un poquito más, pude ver peces en el fondo. Si hubiese sido más barato (15”- 12€) me lo hubiera planteando porque todo sea dicho, mis pies me están matando.

Voy a ver si encuentro unas plantillas (vocabulario nuevo en inglés: insoles) y continuo, que hoy casi no he comprado nada, quedan muchas tiendas por delante y muchos sitios pendientes de volver a recorrer.

Bien! Las he encontrado. Memory Foam Insoles. Parece que lo de “Memory Foam” está de moda internacionalmente en una gran variedad de productos: almohadas, colchones, plantillas…

Le he comentado a mi MPI lo de los peces y me ha dicho que, sorprendentemente, aquí es más barato que en España. Dice que los peces se comen las pieles muertas. Para mis pies yo creo que necesitaría pirañas. Ah, también me ha dicho que si voy, mejor a primera hora, que los peces aún no han comido.

Depende de cuánto me gaste, me planteo ir.

Desde que me fui, ha habido algunos cambios y algunos cierres de tiendas donde me gustaba ir. Casi nunca compraba nada, pero me gustaba ir a ver las novedades.

Esta vez, he descubierto que han puesto varias tiendas que se aproximan al concepto español “Todo a cien”. Aquí son artículos que cuestan 1€ o euro y medio. Algo es algo. Porque lo que había hasta ahora era (bueno, aún están) son las 2€ shops. Aunque siempre tienen, para artículos pequeños como chocolatinas, el “3 unidades por 2€”.

Me gustan las twoeuroshops. Suelen estar en la temática correspondiente: Navidad, Día de la Madre, St. Patricks… y si no hay nada, pues despedidas de soltero/a.

Ahora, a 1 de septiembre, ya puedes comprar todo lo necesario para Halloween, que es dentro de 2 meses (o lo era cuando escribí este post en papel).

Hay de todo: cadenetas de calaveras y fantasmas, bolsas para recoger caramelos, bol para poner caramelos, caramelos, disfraces, arañas, esqueletos…

De mis compras de hoy (que han sido pocas, yujuuuuuuuuu) cabe destacar:

1)      Un móvil de placas metálicas para mi futura habitación. Yo quería uno que decía así: … they lived happily ever after.

Pero como aún soy un “I”. Y para no gafarlo, he comprado este:


2 ) Venía con la idea de comprarme unos zapatos que ya tuve y quería volver a tenerlos. Pero tenía otros como alternativa, just in case.

Lo malo: que los que yo quería no estaban (normal, los descubrí el invierno del 2007 y aún tuve suerte de comprármelos en la primavera del 2009. Verano del 2011 era mucho pedir) y que la alternativa en “persona” no me molaban tanto.

Lo bueno: no me he gastado 80€ en unos zapatos.

Fin del día 2 y los pies los tengo más muertos que vivos, me veo haciéndole una visita a los pececillos.