Archivo de la categoría: Viajes Y Lugares

Conversaciones en Madrid

En las charlas del DIY Hunters Day

Viene un camarero dando botellas de agua. Yo estoy un poco en la zona central y el chico pasa de largo. Le digo a la señora de detrás, que va a coger agua para más gente:
– Perdone, ¿me puede coger una botella?
Antes de dármela, me dice:
– ¿Te has portado bien para que te la de?
“Sí”, le digo con cara de niña buena mientras le sonrío.
Y ella me contesta:
– Bueno, no lo tengo muy claro. Te mueves tanto que no consigo que me salga ni una foto bien.
Como sé que puedo ser muy molesta sin quererlo, le digo: “Nada, a la próxima me das una colleja y listo”.

Creo que, a partir de ese momento, me he portado bien porque no he recibido ninguna.


Esta tarde, en la sala de ordenadores del hostel

A mi lado se sienta uno tocando la guitarra. No me molesta, me gusta como suenan las guitarras. Una de las veces, lo veo de reojo y descubro que es Bob Marley cuando era veinteañero. Físicamente parecidos, con sus rastas y desprendiendo buen rollo.

Al rato, sale una chica y empiezan a hablar en inglés.

Hablan de que hoy no hay cena gratis y en algún momento, él le cuenta que perdió mucho peso por un problema de salud y ahora le gusta estar así. De eso, pasan a otra cosa y ella le dice algo y le pregunta si tiene móvil.

Él contesta que no.

Ella se sorprende y empieza a alabarlo, del rollo “Cool, young and travelling without mobile“.

A lo que él contesta: “A ver, de normal tengo móvil, pero me lo robaron hace 2 días en el bus de Barcelona a Madrid”.

Yo me he reído mucho por dentro. Y ella, supongo que tenía esta expresión:

cara_gota

DIY Hunter Day 2017

Estoy de finde e Madrid. Sí, en plena ola de calor.

El domingo voy a ser extraterrestre a l’ast. Ya me lo huelo.

El año pasado, en mi afán de ser más activa y creativa, me apunté a muchas cosas pero se me olvidó acudir al evento al que voy mañana.  El DIY hunters day. Charlas, talleres y comida.

Supongo que será como el Creativa, la feria de creatividad y manualidades.

Pero esta lleva más charlas y los talleres son de mayor calidad (por supuesto, cuesta el doble que el Creativa, pero incluye café y comida).

El plan es:

  • llegar esta tarde a Madrid: CONSEGUIDO!!!
  • mañana el evento
  • y el domingo: rastro, free walking tour y vuelta a casa.

Nunca he ido ni al rastro de Valencia ni al de Madrid. Es curioso porque cuando viajo al extranjero lo primero que busco es el día , hora y lugar de los flea markets que haya.

Y me voy casi sin tecnología (no como otras veces que me llevo el portátil o la tablet): sólo el móvil. Desde el que he empezado a escribir el post a velocidad de tortuga.

Para el bus, llevo una novelita ligera que me ha prestado Meri.

Como era un finde y lo tengomás o menos lleno, no hequerído traerme más tecnología que el móvil y la cámara y no ver series en la cama como suelo hacer cuando viajo.

Pero me he puesto a pensar y me he agobiado por si me aburría. Pero luego he decidido que si me sobra tiempo, lo utilizaré para reflexionar varias cosas como:

  • como hago para quitarme el doblonero marroncito de la cabeza
  • qué pongo en la autoevaluación de objetivos del curro (es cada 6 meses y me da la sensación que la anterior fue el mes pasado =S )
  • cómo voy a evaluar a mi jefe: paso y puntúo raspado o soy sincera y pongo tanto lo bueno como lo malo
  • decidir cuándo y dónde me voy de vacas este verano. No me gusta coger vacaciones en julio y agosto pero este septiembre el nuevo edificio doblonero estará acabado y haremos la mudanza y conexión de los equipos de los empleados, así que mi jefe no me deja cogerlas en septiembre. Y en octubre ya es muy tarde para ir a la visita anual a Dublín.

Y, he llegado al hostel y si, será finde de reflexión, lectura e investigación porque el lugar invita a ello. Os pongo fotos hechas con el móvil:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aclaración a los lectores: No he elegido el hostel porque sea de gatos (por tener un gato no te conviertes automáticamente en la loca de los gatos. Lleva tiempo, jajajaja). Ha sido casualidad. Hay gatos eveywhere y en mi opinión no pegan con la arquitectura del edificio y el patio interior. Eso si, las ilustraciones en las paredes de gatos con impresionantes.

 

Ettlingen’s Sundays

Ayer estuve en Heidelberg de turista. Hoy se suponía que iba a Estrasburgo.

Pero con el sueño que tengo siempre y más esta semana pasada que me he levantado a las 7 todos los días y acostado a las 00:00 no lo vi factible y cancelé el billete de bus.

¿En que estaba pensando yo para coger un bus en DOMINGO a 25 minutos en tranvía y que salía a las 08:35 y que además volvía  a las 19:40?

Supongo que lo hice porque los otros horarios no eran compatibles con aprovechar el día en la ciudad: llegar a las 12:30 y volver a las 16:30.

Ah y le añadimos lo de que anoche se cambió la hora. Domingo, cambio de hora y lo que me cuesta madrugar. No sé cómo no vi las señales antes de comprar los billetes. Voy a echarle la culpa al sueño que, como siempre, no me deja pensar con claridad.

Así que, anoche me dieron las tantas, hoy e he levantado a las 10 para desayunar, he vuelto a la cama y me he despertado a las 14:00. En mi defensa, con el horario de ayer hubieran sido las 13:00.

Y he salido con la esperanza de encontrar un sitio en el que aún me dieran de comer.

El otro domingo que pasé en Alemania, el pasado febrero, parecía que andara por un pueblo deshabitado. Sin gente por la calle, todo cerrado y nublado.

Cuál ha sido mi sorpresa al ver las calles llenas de gente por la calle, en bicicleta y comiendo HELADOS.

La sorpresa ha sido mayor cuando, al girar hacia LA plaza del pueblo 100% adoquinado, sólo veía gente. Y COCHES dentro de la plaza. Al acercarme he visto que era una exposición. Era gracioso a la par que extraño ver a la gente abrir los maleteros y  meter y sacar bolas de la compra.

Pero cuando ya me he vuelto loca ha sido al ver las tiendas abiertas en DOMNGO: zapaterías, librerías, papelerías, droguerías…

En este pueblo, en el que me tiraron el otro día de un supermercado de 2 plantas a las SIETE de la tarde porque era la hora de cerrar.

Al ver la papelería abierta (la primera tienda que he visto abierta) automáticamente he mirado el móvil para comprobar que no era LUNES.

Le he preguntado a la dependienta que por qué está vierto siendo domingo. Ella me ha contestado: estamos abiertos hasta las cinco. Aquí lo del inglés tampoco se lleva mucho.

Así que he decidido que debe ser que el horario comercial alemán tiene una excepción: si hace sol, se abre. Y punto.

Lo que hace el buen tiempo. Incredible.

 

Heidelberg Tips

He pasado el día en Heidelberg, Alemania.

Si estás en la región, la manera más barata en transporte público es el billete de fin de semana. Vale 23€ y eliges el lugar de partida y hora y el de vuelta. Entre ellos, puedes subir a los trenes y buses de la zona/región.

Yo fui con el S3, un tren de cercanías. Tardas una hora y hay pantallas donde puedes ver las siguientes paradas y si se va retrasando a tiempo real. Entretenido.

Cuando lo comentas, todo el mundo te cuenta lo precioso que es Heidelberg. De hecho, se promociona como unos de los sitios más bellos de Alemania: sus puentes, sus calles adoquinadas, su plaza del mercado, su castillo…

Y claro, tú llegas, sales de la estación y descubres que todo es muy moderno. De hecho, ves esto:

Y piensas WTF?!. Luego descubres que Heidelbrg  es muy grande, no el pueblo encantador que te habías imaginado. Al ser tan grande, para ir al castillo tienes que coger un bus que tarda unos 20 minutos en llevarte a él. Si vas en tren, todos los buses y metros que cojas van incluidos.

Junta a la estación del tren está la oficina de turismo. Recomiendo pillar el ticket del castillo allí y así no tienes que hacer cola cuando llegues. Y detrás de la estación, está la parada del 33. Hay que parar en la que se llama Rathgar, pero no ay que estar muy pendientes, te avisan en inglés por megafonía que es la parada del castillo.

Y tienes 2 opciones: escaleras andando o funicular (incluido en el ticket del castillo).

Subir las escaleras dicen que son como 10 minutos. Supongo que son para los que no se quedan sin aliento, como yo, en el tercer escalón. Yo los bajé y creo que me costó 10 minutos. A paso ligero, eh? Y sin parar, que lo de bajar aún lo llevo bien.

Yo quería el funicular pero, por revisiones anual, estaba Out of order. Recomiendo asegurarse antes de viajar si está operativo en la web.

Había un shuttle en su lugar, así que por eso estoy still alive.

El castillo tiene unas vistas impresionantes, como las de Budapest, que ves el río y sus puentes.

Los exteriores se pueden ver sin pagar. Puedes alquilar una audioguía sobre el Courtyard en español por 5€. No puedo opinar porque no la cogí.

La entrada cubre el funicular, el museo de la farmacia y el barril gigante. Full info here.

Si quieres entrar por dentro de los edificios, tiene que ser con visita guiada en inglés o alemán. Cuesta 5€ y no la recomiendo para nada. No soy mucho de historia pero depende de cómo me la cuenten, me entero y la disfruto. Esta vez fue como el tour de Nuremberg: un autóctono alemán hablando en inglés que no entendía la mitad de lo que decía. La otra mitad eran las siguientes palabras: century, century,Elisabeth Stuart, Elisabeth Stuart, century. El resto de palabras eran como fishtroyed, fesdead, fswar, fshastle… Y nombraba un montón de reyes.

En mi opinión, muy denso para turistas. Y muy light para los que ya saben del tema.

Me planteé que esperaba cuando me apuntaba a un tour de castillos. Y  tengo la respuesta: me gusta que mee cuente como era la vida en un castillo, porque están construidas las herramientas, habitaciones, ventanas de esa manera, …

Intenté usar una app con tour offline pero en mi móvil no funciona: Heidelberg Guide

Una vez terminado el tour (con varios intentos fallidos de escaparme de él), fui a ver el Barril de Vino Gigante. Eso era más que gigante. No pude averiguar nada sobre él, todo en alemán. Info aquí.

Y el museo de la farmacia, pese a que estaba incluido en el precio, no lo visité. No soy mucho de museos.

Finiquitado el castillo, abrí el mapa que había pedido en la oficina  de turismo para ver donde estaba el centro y descubrí que la pava de la oficina de turismo me había dado un mapa de transporte. En alemán, of coursen. Así que fui a la aventura. Resulta que el Barrio Antiguo, lo bonito adoquinado, la catedral gigante y calles adoquinas y puentes con mucho aire están al lado del castillo.

Bonito, pero cuando has visto Nuremberg y Ettlingen, pues es más de lo mismo. Eché en falta ir con alguien porque mola pasearte este tipo de sitios mientras vas charrando.

Como mi app no funcionaba y no llevaba nada impreso, no sabía si me quedaba algo por ver. Luego descubrí que si, la cárcel de los estudiantes.

En general, es bastante fácil ir y volver al castillo y zona turista. Con el bus 33 llegas al castillo y lo coges de vuelta en la acera de enfrente.

Heidelberg es bonito para pasear y si te gusta ver las ruinas de castillo. Esta es mi experiencia y visitarlo es up to you.

No me arrepiento de haber ido, pero el Portaventura alemán a una hora de Ettlingen lo hubiera disfrutado más.

WifiOnIce

A veces, cualquier tontería te saca una sonrisa.

Llegar al vagón alemán, buscar la wifi gratis del tren y descubrir que se llama así:

wifionice

Y lo que me viene inmediatamente a la cabeza son los espectáculos de Disney:

disney-on-ice-logo