Archivo de la categoría: El chiqui-ático

Obras de verano 2016

A cuatro días de empezar mis vacaciones uno de mis vecinos de la calle ha decidido empezar sus obras de verano.

¿Dejavú?

Estado vecinal

Desde hace dos años, cuando me compré el chiqui-ático, ha habido muchos cambios vecinales.

Sólo hay una cosa que no ha cambiado: soy la presidenta desde entonces. En la última junta me pidieron que si podía repartir la presidencia ya que era la única que vivía allí de continuo. La verdad que, teniendo el administrador que tenemos, ser presidenta no supone nada. Si llega alguna carta, la escaneo y se la envío por mail y si hay algo que firmar el chico viene a mi casa.

PUERTA 1

Cuando me mudé, en la puerta 1 había un matrimonio mayor alquilado. Han estado allí dos años y sólo los he visto un par de veces.

Los dueños de ese piso, vivían de alquiler a 3 calles del edificio. Me contaron que se tuvieron que ir porque el alquilado de la puerta 3 los amenazó a muerte. Por supuesto, habían intentado hablarlo con la dueña del piso, que era a la vez dueña de mi ático y de otro pisito más. La mujer dijo que hasta que no le dejaran de pagar, que le deba igual lo que le hubieran dicho. Y se fueron. Tiene que ser una mierda que te “obliguen” a irte de tu propia casa.

Después del matrimonio mayor vino un chico separado con custodia compartida de un niño. 1 mes duraron.

Y ahora, los dueños-dueños han vuelto. Y él es el cantante de un grupo local. Yo iba al cole con uno de ellos. Vivo en un edificio con un famoso, uooooh!

PUERTA 2

Ahí, en el segundo piso, vivían los alquilados problemáticos. Los que hicieron que los de la puerta 1 se tuvieran que marchar. Dejaban la puerta de su casa y del portal siempre abiertas. Las bicicletas las colgaban de las escaleras comunitarias. Se hablaban a gritos en casa y desde la casa a la terraza, en el quinto piso. Usaron la terraza comunitaria para tener una plantación de marihuana (eso fue antes de que yo llegara), un criadero de caracoles y el resto de terraza COMUNITARIA como trastero personal.

Conmigo la podríamos haber tenido por haberse referido a mi  madre como la puta madre de la del ático. Pero a mi esas cosas no me tocan. A mi madre la quiero mil, pero no me toca la fibra que me la insulten.

Pero se ve que dejaron de pagar. Y un día desaparecieron. Aunque no sabía si volverían. Afortunadamente no volvieron.

PUERTA 3

P3Estuvo vacía hasta las navidades pasadas. Un matrimonio de jubilados lo compró y vienen a veces. Se ve que estuvieron afectados por lo de las acciones preferentes y, cuando consiguieron que les devolvieran el dinero, dijeron que no lo volvían a meter en el banco. Son majísimos. Me escribieron esta nota cuando se mudaron.

PUERTA 4

Estaba viviendo el sobrino de la dueña (que no es la que era dueña de la puerta 2, 3 y la mía) con su chica. Es la vivienda que está debajo de la mía. Eran tan silenciosos que me enteré que habían dado a luz una semana después.

Por motivos laborales, se fueron y ahora está alquilado el amigo de mi becario. Qué casualidad! Vive con Zeus, un gato blanco, y su novia. Muy majos.

PUERTA 5

Me, la visitante con hipoteca.

On holidays

Oficialmente estoy de vacaciones. Las más largas de este año:

¡¡¡ Hasta el 3 de NOVIEMBRE !!!

Las esperaba como agua de mayo. Con la incorporación del nuevo jefe, el cambio de Pommery y la renovación de impresoras me estaban estresando. Necesitaba parar.

En un rato mando un mail a mis compis (que se van a encargar de mi curro mientras que no esté) y me olvido del curro.

¿Te vas a algún sitio?, me pregunta la gente.

No, no me voy a ningún sitio. Ganas hay, pero estoy sin blanca.

Mi plan es terraza en la tumbona, plantitas y, bajo las amenazas de mi madre, terminar de bajarme todos mis trastos que aún están en La Cueva.

Ah, y postear, jajajaja.

Un gato en un castillo

A veces creo que en vez de en un ático de 50 m2 vivo en un castillo.

Los findes, cuando llego a media mañana y Turbo no me está esperando demandando comida en la puerta lo busco por toda la casa cada una de las alcobas del castillo y nada, que no lo encuentro.

Unas veces me doy por vencida y al rato aparece out of the blue, y me echa una mirada de

Uy, estaba en el ala oeste del castillo y no me he dado cuenta que habías llegado

Otras veces tengo suerte porque no ha activado el modo camaleón y con un poquito de esfuerzo, lo encuentro en la cama:

turbopillow

turbodheet