Archivo de la categoría: Croacia

Cerrado por Vacaciones

Anuncios

Updates

Cumpleaños: QUEDAN 18 DÍAS. Y como se que voy a recibir cienes y cienes de ramos de flores en el curro, os aviso (a los 11 mil seguidores, no me olvido de ninguno) que el día de mi cumple me lo he pedido libre. Porque yo lo valgo.

Resfriado: ya no me escuece la nariz, puedo respirar por ella y no he tenido fiebre. Aún así, los mocos aún no se han ido y esta noche será “Concierto de tos para violín y piano”.

Factura del teléfono: al final no ha sido para tanto. 14 € en sms.

Budapest: el tercer intento es más pronto de lo que yo esperaba, el 18 de junio. Me han dicho que hay free tour. Me encantan los free toures. Ah, y que no llueva, por favor, que a mi me dijeron que había verano en Europa del Este.

Tunning: he tuneado más el blog añadiéndole un mapa con muchos sitios que he visitado (a la derecha, al final). Y no es para dar envidia, porque lo importante es con quien vas a esos sitios. Como dicen en una canción de esas cursis: “Tú eres el país donde quiero despertar”

Mi pelo: ya no está, se quedó en la peluquería el domingo pasado. Puedo pasar por lesbiana, pero muy mona, eso sí. Mi mamá me dijo que estaba más guapa y yo la creí.

Este domingo me voy de desplazmiento de oficina a Zagreb.
Como soy lo peor, hoy he reservado el hotel y no tenia habitación normal para el martes (mi santa madre tiene razón con su frasecilla “eso te pasa por dejar las cosas para última hora”). He tenido que coger la habitación “Executive”. Parece genial, pero seguro que sale alguna anécdota que postear.

HOTEL ARCOTEL

Por motivos de trabajo, estuve en Zagreb (Croacia) unos 11 días. La empresa, que no puedo nombrar en el blog (firmé un compromiso y yo siempre cumplo mis promesas), paga el transporte, alojamiento y comida, por supuesto.

Elegí el Arcotel, porque era el único de 4 estrellas que no se salía del presupuesto (100 € por noche). Y viendo las reviews sobre el staff y el desayuno, me arriesgué a no volver al Dubroknik, que  cobra 108 € sino llegas a un acuerdo y deja mucho que desear.

Y me encantó. Muy moderno y diseñado exclusivamente para la franquicia.

La habitación era muy amplia, luminosa y con bañera. Últimamente me tocaban con ducha, con mucha presión y agua abundante, pero ducha.

Por supuesto, mi cleptomanía también viajó conmigo y ahora tengo:

  • 4 gorros de ducha
  • 1 kit de costura
  • 1 bolígrafo
  • Papel de carta y sobres con el membrete del hotel
  • 3 Inyourpocket IGUALES de la ciudad de Zagreb
  • 3 trípticos con foticos del hotel
  • 1 tenedor (es lo que tiene la cleptomanía, que no tiene criterio, sólo se deja llevar)
  • 0 toallas (siempre tengo miedo de que me la acaben cargando en la tarjeta)

Y, por supuesto, cada mañana, en el desayuno, me hice un minibocadillo para comérmelo a la hora de comer en la oficina. Que no es de ser rata (sé que lo estáis pensando), es que luego en los balcanes este tipo de bocadillos no existen.

Para terminar, comentar que me dejó con la boca abierta la mesa de la habitación.  La vi y lo primero que pensé fue “que sosos son haciendo una mesa tan larga y tan simple”

Pero luego la hojeé y vi que la mesa tenia ruedas y se podía poner “sobre” la cama. Para ver pelis y desayunar en la cama (esto no lo probé, tenia un suplemento de 5 euros y no podías elegir muchas cosas).

Os dejo un súper cutre montaje que he hecho con el Paint.


Me apunto a la idea de la mesa si algún día tengo una casa propia.

Still alive

Hola “seguidores”.

Desde el 7 de marzo estoy de desplazamiento laboral a la oficina de Zagreb y estoy un poquillo liadilla, pero intentaré actualizar lo antes posible con las fotos del hotel de 4 estrellas, alguna excursión y demás.

No prometo que sea en breve ya que el jueves por la tarde me voy a Sarajevo y Mostar a pasar el minipuente de San José.

Masaje y jabones

Ayer me di un masaje en el hotel. Hace mucho tiempo que me duele la espalda y esta era la oportunidad. Así que llegué a la recepción y una de las chicas me lo reservó para la hora siguiente. Me llamó mucho la atención que, a pesar de sólo llevar día y medio aquí, saben que número de habitación tengo. He visto como a 4 chicas desde el domingo y menos una, todas son un amor. Una me estuvo ayudando con un problemilla que tuve con la SIM croata que compré. Por cierto, se pueden comprar los billetes de tranvía mandando un sms con el texto “ZG” al 8585.

Bueno, pues eso, a la hora, subo al 6º piso, que es donde está el gym/spa y el responsable me dice que me cambie en el vestuario (me indica un puerta) y que luego entre por otra puerta (a unos 5 metros del vestuario). También me dice que la chica que me va a dar el masaje está dentro del vestuario. Entro y veo que la chica es china o japonesa. Vamos, con los ojos raros =P

Y, durante 2 minutos, tuvimos un diálogo de besugos, parecido a esto pero en inglés:

CHINA: Te puedes cambiar aquí
YO: ¿y dejo aquí la ropa?
CHINA: No, que te pongas la de ir al masaje
YO: Ya, pero es que no tengo otra ropa
CHINA: Si, elige el que tu quieras (y señalaba los armarios)
YO: Pero.. ¿entonces me quito esta ropa y voy con la toalla cruzando el gym?
CHINA: el armario que tu quieras, todos están libres

Un lío… A ver que yo no soy mucho de masajes y tenía claro que era sin ropa, ¿pero dejarla en el vestuario?

Total, la china se rindió y me dijo “Anda, tira y cámbiate en donde los masajes y me esperas que yo ya voy”

Después de la súper conversación, la mujer ya sabía el nivel de masajes que tenía y me lo explicaba todo, jeje.

El masaje fue de media hora pero se lo curró un montón. Utilizó un aceitillo de esos y las manos iban super rápido. Era raro. La mujer se subió la camilla como si fuera un mono y creo que tenía 3 manos. No sé como explicarlo, pero había momentos que me daba la sensación que había una mano más ejerciendo presión al mismo tiempo que las otras. Eso o tenía 8 dedos en cada mano.
Fue placentero ero hubo también dolor. Aunque me porté bien y sólo me quejé una vez. La mujer me contestó con un “sorry” con acento chino =D

Ahora me duele todo. El cuello, las paletillas y la parte de arriba de antes de empezar el culo. Pero la espalda no =)

Si me recupero y no me he gastado todo el presupuesto, la semana que viene repito con una sesión de reflexología.

Esta tarde he seguido mi sesión de “cosas que relajan” y aprovechando que el baño de la habitación tiene bañera, me he comprado en Lush una bola de esas de jabón que se deshacen y me he tirado una hora en el agua.

Ha estado bien, pero donde esté mi chinita, que se quiten los jabones para pijos.

Anuncios