Archivo de la categoría: Uncategorized

99 Red Balloons – Nena

NENA: Gabriele Susanne Kerner (nacida el 24 de marzo de 1960 en Hagen, Renania del Norte-Westfalia) o más conocida como Nena, es una cantante alemana, que alcanzó la fama gracias a la canción “99 Luftballons” (“99 Red Balloons” en la versión en inglés).

La letra es una crítica a la situación política imperante durante la Guerra Fría. Originalmente cantada en alemán, con posterioridad fue traducida al idioma inglés como «99 Red Balloons» (‘99 globos rojos’). Es una de las canciones pop de un cantante alemán con más éxito en el mundo.

Carlo Karges, el guitarrista de la banda de Nena, se encontraba en un concierto de los Rolling Stones, donde vio cómo soltaban unos globos. Al moverse estos hacia el horizonte notó como cambiaban la forma del conjunto, y en lugar de parecer globos le parecieron una especie de nave espacial, y se preguntó qué pasaría si éstos flotaran a través del Muro de Berlín hacia el lado comunista de Alemania. Tras esta experiencia escribió «99 Luftballons».

Wikipedia

En Inglés

Y en alemán:

Tu cuerpo

Ama tu cuerpo tal como es. Crees que es imperfecto y tienes razón, pero sólo hará que empeorar.

La estrella más brillante, Marian Keyes

Smartypants

El profe de inglés me llama smartypants.

Y como las lecciones de Inglés para Bisniss son un coñazo, yo me meto con él. Con esa bordería simpatía que me caracteriza.

Y él conmigo. Me dice: “Esta palabra la sabes smartypants?”.

Hoy nos ha preguntado si leemos y yo le he dicho que estoy perezosa de leer libros (I’ve gone off reading) pero que, aprovechando la tarifa plana del móvil del curro, me leo posts de otra gente en la cama porque durante el día no me da tiempo a leer.

Se ha descojonado porque leo blogs de regular people (normal people no se dice, jeje).

Si supiera que encima escribo uno y que sus clases tienen su propia categoría.

Si supiera…

Oigo Música – Mclan

Oigo música en todas partes,
dentro de mi cabeza, a cada instante.
Música, explota y siempre eres tú.

A veces, si escribo “Él” y “Ella” varias veces pienso que estoy haciendo poesía

La había perdido.

Pero consiguió recordar el último establecimiento donde la había utilizado.

Volvió al lugar y allí estaba.

Alivio, alegría por poder seguir comprando y subidón.

Con esa energía salió del centro comercial a la concurrida calle famosa por las tienda, la que nunca estaba vacía, siempre gente caminando en ambas direcciones.

No le dio tiempo a esquivarle. Lo vio venir y sus miradas se cruzaron. Fueron 2 segundos y después, cada uno siguió su camino. Aquella ciudad era muy pequeña. Para él fue una sorpresa, para ella una tristeza inmensa le caló hasta los huesos. Ella no volvió la vista atrá, sabría que no podría evitar echarse a llorar.

Y pensó que si no se hubiera olvidado la tarjeta de crédito, no se habrían cruzado.

Era una señal, pero… ¿qué significaba?

No sabía la respuesta, pero sabía con certeza que no podría volver a esa ciudad mientras él siguiera en ella.

También supo que aunque él había pasado página, ella no podría dejar de quererle.