Archivo de la categoría: Me hierve la sangre de solo pensarlo

La dichosa Zona de Confort

Estaba pensando que comentar en un post cuando a mi lado escucho:

Necesito un cambio en mi vida porque me he dado cuenta
que llevo 2 años en mi zona de confort

Hay dos cosas que me hacen chirría los oídos:

  • Que hay que salir de la zona de confort
  • Que si no quieres ascender en tu empresa es porque no tienes aspiraciones ni motivaciones y, por lo tanto, eres un conformista.

Personalmente, me encanta mi zona de confort y mi puesto de trabajo. A día de hoy estoy muy cómoda en ellos. Habrá cambios y mejoras en ambos pero salir o cambiarlo no va a hacerme más feliz ni significar que no lo soy.

Tenía pendiente hablar sobre la dichosa Zona de Confort y del famoso video sobre ello. Y sobre  cómo la gente acaba diciéndote: “Es que Vis, eres muy negativa”, “Vis, es que rechazas los cambios en vez de afrontarlos”… al no estar de acuerdo con el temita.

Pero entonces, leí el post de NIsi y todo lo que yo pensaba estaba ahí escrito:

Zona de Confort by Nisi

A ver,  que puede que lo que Nisi y yo pensamos es también salir  de la zona de confort, pero pasito a pasito. Pero es que todo lo que hay sobre el tema es muy radical. He estado buscando imágenes divertidas y me he puesto de los nervios con las únicas 2 frases que se repiten:

Las cosas mágicas suceden fuera de tu zona de confort

La vida comienza al final de tu zona de confort.

Zona de confort: aparente estado de comodidad que te lleva a la muerte en vida. Justificación perfecta para no hacer, no crecer, no arriesgarse y no vivir

¿Sólo a mí me suena a secta?

zona-de-confort

Segundas oportunidades

Como terrícola infiltrada, he experimentado el tema de las segundas oportunidades.

Me han dado una segunda oportunidad después de haber defraudado a una persona con uno de los mayores errores de mi vida. Del que me arrepentiré toda la vida. Menos mal que Yorch me perdonó y creo que vuelve a confiar en mí como antes y sabe que nunca lo volveré a hacer.

He dado segundas oportunidades. Aposté por volver a confiar en esa persona y he de decir que no salió bien. Me echó en cara que soy una egocéntrica y miles de cosas “bonitas”. Así que se le acabó la segunda oportunidad. Bueno, en realidad, fue ella la que me la quitó. Creo que ambas estábamos en plan “perdonándole la vida” a la otra. Sólo que yo le había dado la segunda oportunidad a la relación, desde cero, sin tener en cuenta el pasado. Al final, ni siquiera le contesté, decidí tener una persona tóxica menos en mi vida.

Y, no he dado segundas oportunidades porque aún estoy esperando que las personas implicadas se den cuenta de lo que hicieron o como son. Una de ellas aún duele a pesar de los años que han pasado. Confié en ella traicionando a Yorch y ella, además de traicionarme, me mintió en la cara. Le deseo lo peor. De hecho, hay una cosa que le ha ido mal últimamente y sí, soy mala persona, porque me alegro. Mucho.

Y todo esto viene por Javier Cárdenas, el de la radio. Aunque no le conozco, es una de las personas a añadir a la lista de personas a las que no les doy una segunda oportunidad. De hecho, estoy tanindiganda con él, que no le pongo ningún link.

Suelo escuchar Europa FM, sobre todo los fines de semana cuando vuelvo a casa en el coche, estoy limpiando en casa o con las plantas en la terraza. Pero es empezar a escuchar “Y esta mañana, en Levántate y Cárdenas…” inmediatamente cambio de emisora, apago el altavoz o si no es posible, me empieza a hervir la sangre.

Da igual que sea un trozo de broma, las dedicatorias pasteleras o cuando le da por opinar. Oigo su voz y me dan arcadas. Me parece una de las personas más hipócritas del planeta. En su programa, se ríe con las bromas que se hacen a las personas y al rato se “emociona” con las llamadas pasteleras del tipo “Eres la mujer de vida, antes de ti no era nadie” o se atreve a decir cosas como “Es que no me puedo creer que haya gente así” o “Con lo que ha hecho debería darle vergüenza”. Una vez dijo se atrevió a decir: “Es inhumano”. Y son esos momentos son en los que me pregunto si se acuerda lo mucho que se aprovechó de personas especiales cuando colaboraba en Crónicas Marcianas. Los humillaba haciéndoles decir y hacer cualquier cosa.

Me parece tan increíble que también me pregunto si cabe la posibilidad que cuando le dieron el programa de la radio:

  • le regalaron un corazón
  • le pusieron hormonas sensibleras porque se “emociona” con todas las llamadas
  • y le hicieron una lobotomía y por eso no recuerda su vida pasada

Pero no creo que fuera de tal modo. Así que no le doy una segunda oportunidad. No he encontrado ninguna disculpa por su comportamiento pasado ni percibo arrepentimiento alguno

He dicho.

La Chiqui-Luz (II)

Después de 10 días parece que ya veo la luz, pero no la del chiqui-ático.

Me he sentido como Enjuto Mojamuto el día que no tenía Internet

  • Llamar a Iberroba comercializadora o distribuidora (ya no sé cuál es cuál)
  • No necesitas papeles
  • Da error en la web
  • Necesitas Licencia de Segunda Ocupación
  • Vas al Ayuntamiento
  • Con la de Habitabilidad es suficiente
  • Pides copia a Urbanismo
  • La idiota de Urbanismo de turno te explica de malas maneras que necesitas la otra
  • Buscas en Internet. Se supone que es válida durante 15 años.
  • Pero empiezas a buscar aparejador
  • El aparejador cree que no es necesario
  • Le escribes a Iberroba
  • Si es necesaria la de segunda ocupación
  • Te llaman de urbanismo para que pases a recoger tu copia
  • Subes y una chica muy maja te dice que vayas a la oficina porque puede que no necesites la de segunda ocupación
  • Vas a la Oficina física de Iberroba
  • Definitivamente, como han pasado más de 5 años, no te sirve la de Habitabilidad
  • Te informa que por 150€ allí las gestionan.

Al final parece que el dinero sí que es el que mueve el mundo.

Mi Vía Crucis particular

Via Crucis: se usa comúnmente para expresar todo tipo de dificultades que se presentan en la vida cuando se quieren alcanzar ciertos objetivos.

El lunes, 14 de abril, me convertí en propietaria. Propietaria hipotecada, concretamente.

Y tenía un post para anunciarlo.

También me había dado cuenta que hace justo 3 Pascuas me había ido de casa de mis padres de la noche a la mañana y había estado sin hablar con m padre durante un año y medio.

Aunque tuve un momento de pánico porque mi casa me parecía una ratonera, me sentía feliz porque en 3 años las cosas parecía que habían ido bien.

Pero mi padre lo ha vuelto a hacer, y esta vez no quiero perdonarlo porque ni siquiera se arrepiente. Cree que tiene la razón.

No voy a contarlo porque aunque lo he tenido que contar por necesidad, no quiero, ya tengo bastante con vivirlo.

Pero las palabras robo, detenido, policía y juicio forman parte del asunto que aún no ha terminado.

Mañana voy a comprar pintura y ya me voy animando de nuevo en la nueva fase de mi vida pero por supuesto que todo lo ilusionada que estaba el lunes ha desaparecido.

Y las ganas de publicar tonterías y todo lo que tenía en mente también han desaparecido (el post anterior estaba programado y con todo el lío no lo desprogramé).

Espero volver pronto, significará que ya estoy mejor.

Libertad o vida

Hace un par de días una chica que vive en la calle de abajo se acercó a La Cueva con estas palabras:

– Contigo venía yo a hablar –

Lo primero único que pensé fue: uf, viene a por un favor/duda informática.

Pero me equivoqué . Soy una mal pensada, mala persona y de esas que juzgan sin conocer.

SHAME ON ME.

Venía a avisarme que alguien está poniendo veneno y en 4 días habían aparecido 3 gatos muertos. Uno callejero (con el que intentaba ligar Turbo) y los otros 2 con dueño.

Me recomendó que no dejara salir a Turbo a la calle.

Pero es muy difícil quitarle la libertad. También hay que comentar que Turbo no es un gato casero ni callejero. Es híbrido. Al llegar, sale, le da el aire y entra enseguida. A veces se da una vuelta pero no tarda en volver. Y, los fines de semana, abro la puerta trasera del patio y se sube por los tejados. Pero no va muy lejos. Casi siempre me lo encuentro echándose la siesta en el segundo escalón que lleva a la terraza o en el cuartito por el que hay que pasar para llegar a la terraza.

Y llevo un par de días que esto es un sin vivir.

El día anterior a la noticia, estaba yo a la hora de la siesta en la cama, con el fresquito entrando por la ventana y Turbo en un lado de la cama, ronroneando si le rascaba.

Y pensando: «menudo verano más bueno estamos teniendo: siestas conjuntas, estudiar mientras él me mira tumbado en la puerta de casa y por la noche, salir a escribir o leer con el portátil y él a mi lado, haciendo monerías para que le preste atención».

Jo, ¿y ahora qué hago?

No puedo dejarlo encerrado en casa, porque tendría que dejarlo en el patio. Y el pobre maúlla pidiendo salir. Y no puedo cerrar las ventanas y puertas. Llevo haciéndolo 2 días y esto es el infierno. Menudo calor. Además, tengo el despachito de estudiar en el recibidor. Pero no funciona si la puerta la tengo que tener cerrada. Aghhhh.

Lo primero que se me ocurrió para poder sacarlo fuera fue convertirlo en perro. Es decir, ponerle una correa. Y allá que fui. Correa de 5 metros y un arnés. Pero descubrí que el arnés era muy grande. Y eso que creía que era el más pequeño que se podía fabricar.

Aun así, probé lo de atar la correa a la barandilla y que tuviera, al menos, 5 metros de libertad. Y lo pasé fatal. Y él más. Estaba totalmente indefenso. Y muerto de miedo. Pobret.

Después de ese intento, me miraba como preguntándose que por qué le estaba haciendo eso. Y hacía una cosa que no había hecho nunca. Al menos conmigo. Se acercaba a mi (y no había comida a la vista, que conste) y se rozaba con mi pierna.
Y también me busca más, y se sube a mi regazo más de lo normal. Qué lástima. Se cree que no lo quiero.

Así que ahí estoy. Pensando que voy a hacer con él:

  • dejar que salga y arriesgarme a que se envenene
  • reducirle su libertad a lo que es el patio interior y se deprima
  • buscar un arnés más pequeño e intentar que se acostumbre.

Menudo dilema:
Decidir si quiero que viva encerrado y deprimido mucho tiempo
o que sea libre y disfrute hasta que muera en breve.