Rutina viajera del primer día

El primer día de todos mis viajes siempre es muy parecido:

Madrugo más de lo que debería.

Llego al aeropuerto y me estresa el control de seguridad:

  • Saco el boarding pass
  • Guardo el boarding pass
  • Compruebo que los bolsillos que estaban ya vacíos en casa, siguen vacíos
  • Me quito el cinturón
  • Saco todo lo electrónico y lo pongo en una bandeja
  • Pongo en otra bandeja la mochila, el cinturón y la bolsa de los líquidos
  • Intento llevar 2 bandejas y la maleta sin que se me caiga nada por el camino
  • Paso por el arco con un ojo vigilando tus cosas y cruzando los dedos para que no pite
  • Cojo todo de la cinta y voy a la mesa “ahora lo guardas todo otra vez” ( en el aeropuerto de Cardiff, al pasar el control, hay unos asientos con un cartel que dice: Re-dressing area. Nunca mejor dicho)

Busco la puerta de mi vuelo.

La encuentro y me siento como si hubiera ganado un maratón: aliviada pero exhausta.

Sólo quedan más de una hora de espera.

Hasta que sale el vuelo, me muero de sed. Pero antes morir que pagar euro y medio por una botellita de agua.

Sigo exhausta. Tengo series para ver y cosas para leer, pero no tengo ganas.

Llega la hora en que anuncian el embarque y soy de las pocas que no hace cola. Las cosas han mejorado y hasta las compañías lowcost ya te asignan el asiento. No hay necesidad de hacer cola durante 20 minutos. Cuando veo que empiezan a embarcar o alguna azafata/o empieza a pre-embarcar comprobando billetes, me levanto para hacer cola.

Saco de nuevo tarjeta de embarque y añado el DNI. Objetivo: no perder el DNI.

Embarco y guardo boarding pass en un bolsillo y DNI en el otro. El DNI ya lo necesito pero no es el momento de sacar nada de la mochila. El boarding pass no es necesario mostrarlo de nuevo, a no ser que lo hayas guardado a conciencia y entonces será cuando tengas que mostrarlo de nuevo a subir al avión.

Estoy atrapada en el pasillo o gusano durante 10 minutos.

Llego a mi sitio y me planteo que si no estuviera gorda, el sitio entre el asiento y el de delante seguiría pareciéndome claustrofóbico.

Y ya sólo quedan 2 horas y media de vuelo con un ruido/zumbido que me molesta mucho y siempre.

Sigo teniendo algo que ver o leer, pero no tengo la mente para ello.

Casi siempre, acabo durmiéndome un rato en los transportes intermedios o en el avión y me despierto fatal, como a medias, y sólo quiero una cama y seguir durmiendo.

Cuando llego al destino, afortunadamente, sé seguir bastante bien las señales al siguiente transporte.

Suelo llegar por la tarde o por la noche.

Llego a la ciudad de destino y, a pesar de que me he hecho y estudiado mapas para llegar y que pone que son 15 minutos, no lo consigo.

No llevo nada bien lo de orientarme con mapas/callejeros. Tardo una hora y miles de vueltas por calles que a veces dan cosita en encontrar el alojamiento. Al día siguiente me doy cuenta que estoy a una calle de la parada a la que llegué anoche.

Vamos, que llego muerta al alojamiento. Sin ganas de hacer turismo y arrepintiéndome de haber decidido hacer el viaje.

Pero me acuesto, y al levantarme, ya lo llevo mejor y estoy lista para verlo todo.

Por eso, me gusta llegar a los sitios por la noche y despertarme allí. Si llego para empezar a ser turista, es una pesadilla de cansancio mental y físico.

Por supuesto, se lleva mejor en compañía, aunque siga siendo lo mismo.

En el viaje a Cardiff:

  • Me he hecho un viaje de  horas en tren a Barcelona (era la mejor opción de precio y logística)
  • 5 horas de espera en el aeropuerto (me he sorprendido viendo el campeonato mundial de natación en unas teles Samsung que había por todo el aeropuerto)
  • Y al llegar a Cardiff, he ido en dirección contraria 15 minutos hasta que me he dado cuenta que ya debería haber llegado. Y lo dicho, el hotel estaba en la otra dirección, a 5 minutos de la parada. A mí me ha costado 15 minutos alejarme, 15 minutos volver y 5 llegar al hotel.

Ah y cuantas más ganas tengo de meterme en la cama, más cositas aparecen. Esta vez, me han dado la llave; he subido al cuarto piso con la maleta; he descubierto que la llave no abría; he bajado con mi maleta, me han cambiado la llave, la hemos probado en una puerta de abajo; he subido de nuevo con mis maletas y ya funcionaba.

Cuando llego al destino durante el día, no sé cómo lo hago pero es demasiado pronto y no hay opción a decidir no hacer nada más en todo el día, hay que aprovechar, pero estoy tan consumida que voy en modo turista zombi.

 

Anuncios

2 pensamientos en “Rutina viajera del primer día

  1. Chitin dice:

    Quejica!!!!!!!!!!!!!

It's your turn, If you feel like

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: