Segundas oportunidades

Como terrícola infiltrada, he experimentado el tema de las segundas oportunidades.

Me han dado una segunda oportunidad después de haber defraudado a una persona con uno de los mayores errores de mi vida. Del que me arrepentiré toda la vida. Menos mal que Yorch me perdonó y creo que vuelve a confiar en mí como antes y sabe que nunca lo volveré a hacer.

He dado segundas oportunidades. Aposté por volver a confiar en esa persona y he de decir que no salió bien. Me echó en cara que soy una egocéntrica y miles de cosas “bonitas”. Así que se le acabó la segunda oportunidad. Bueno, en realidad, fue ella la que me la quitó. Creo que ambas estábamos en plan “perdonándole la vida” a la otra. Sólo que yo le había dado la segunda oportunidad a la relación, desde cero, sin tener en cuenta el pasado. Al final, ni siquiera le contesté, decidí tener una persona tóxica menos en mi vida.

Y, no he dado segundas oportunidades porque aún estoy esperando que las personas implicadas se den cuenta de lo que hicieron o como son. Una de ellas aún duele a pesar de los años que han pasado. Confié en ella traicionando a Yorch y ella, además de traicionarme, me mintió en la cara. Le deseo lo peor. De hecho, hay una cosa que le ha ido mal últimamente y sí, soy mala persona, porque me alegro. Mucho.

Y todo esto viene por Javier Cárdenas, el de la radio. Aunque no le conozco, es una de las personas a añadir a la lista de personas a las que no les doy una segunda oportunidad. De hecho, estoy tanindiganda con él, que no le pongo ningún link.

Suelo escuchar Europa FM, sobre todo los fines de semana cuando vuelvo a casa en el coche, estoy limpiando en casa o con las plantas en la terraza. Pero es empezar a escuchar “Y esta mañana, en Levántate y Cárdenas…” inmediatamente cambio de emisora, apago el altavoz o si no es posible, me empieza a hervir la sangre.

Da igual que sea un trozo de broma, las dedicatorias pasteleras o cuando le da por opinar. Oigo su voz y me dan arcadas. Me parece una de las personas más hipócritas del planeta. En su programa, se ríe con las bromas que se hacen a las personas y al rato se “emociona” con las llamadas pasteleras del tipo “Eres la mujer de vida, antes de ti no era nadie” o se atreve a decir cosas como “Es que no me puedo creer que haya gente así” o “Con lo que ha hecho debería darle vergüenza”. Una vez dijo se atrevió a decir: “Es inhumano”. Y son esos momentos son en los que me pregunto si se acuerda lo mucho que se aprovechó de personas especiales cuando colaboraba en Crónicas Marcianas. Los humillaba haciéndoles decir y hacer cualquier cosa.

Me parece tan increíble que también me pregunto si cabe la posibilidad que cuando le dieron el programa de la radio:

  • le regalaron un corazón
  • le pusieron hormonas sensibleras porque se “emociona” con todas las llamadas
  • y le hicieron una lobotomía y por eso no recuerda su vida pasada

Pero no creo que fuera de tal modo. Así que no le doy una segunda oportunidad. No he encontrado ninguna disculpa por su comportamiento pasado ni percibo arrepentimiento alguno

He dicho.

Anuncios

Say something, today is free of charge =P

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: