Archivos Mensuales: agosto 2016

Cuando no te caes bien

Hay veces que alguien te cae mal, no te convence o te pone de los nervios. Y lo más fácil, si es posible, es ignorar a esa persona o dejar de tener contacto con ella.

¿Pero qué ocurre cuando esa persona eres tú?

Me da rabia cuando no puedo controlar mi forma de ser. O me doy cuenta demasiado tarde de cómo estoy comportándome.

Y me da más rabia porque me estoy comportando como lo hace mi padre y mi prima la soez.

Estoy siendo egocéntrica, muy habladora y poco escuchadora, chillona, grosera y sin filtro en lo que digo.

Voy a meterme en mi caparazón y les voy a dar vacaciones de mi a los terrícolas que me rodean. No se merecen ese sufrimiento.

Yo tendré que aguantarme.

Anuncios

La dichosa Zona de Confort

Estaba pensando que comentar en un post cuando a mi lado escucho:

Necesito un cambio en mi vida porque me he dado cuenta
que llevo 2 años en mi zona de confort

Hay dos cosas que me hacen chirría los oídos:

  • Que hay que salir de la zona de confort
  • Que si no quieres ascender en tu empresa es porque no tienes aspiraciones ni motivaciones y, por lo tanto, eres un conformista.

Personalmente, me encanta mi zona de confort y mi puesto de trabajo. A día de hoy estoy muy cómoda en ellos. Habrá cambios y mejoras en ambos pero salir o cambiarlo no va a hacerme más feliz ni significar que no lo soy.

Tenía pendiente hablar sobre la dichosa Zona de Confort y del famoso video sobre ello. Y sobre  cómo la gente acaba diciéndote: “Es que Vis, eres muy negativa”, “Vis, es que rechazas los cambios en vez de afrontarlos”… al no estar de acuerdo con el temita.

Pero entonces, leí el post de NIsi y todo lo que yo pensaba estaba ahí escrito:

Zona de Confort by Nisi

A ver,  que puede que lo que Nisi y yo pensamos es también salir  de la zona de confort, pero pasito a pasito. Pero es que todo lo que hay sobre el tema es muy radical. He estado buscando imágenes divertidas y me he puesto de los nervios con las únicas 2 frases que se repiten:

Las cosas mágicas suceden fuera de tu zona de confort

La vida comienza al final de tu zona de confort.

Zona de confort: aparente estado de comodidad que te lleva a la muerte en vida. Justificación perfecta para no hacer, no crecer, no arriesgarse y no vivir

¿Sólo a mí me suena a secta?

zona-de-confort

Bisbi

Leyendo el post de Nisi sobre la música y David Bisbal me he acordado del día que fui a ver a David Bisbal.

Estaba estudiando con una amiga (dejó de serlo al tiempo) y nos llamó la madre de una niña que era prima de un amigo nuestro. Era la época triunfitos, acababan de salir de la academia y estaban de giras varias. Y esta mujer estaba obsesionada con ellos. Parecía que lo hacía todo por su hija, pero la niña tenía 11 años y no creo que necesitara todo ese esfuerzo. Podría haberme ahorrado el párrafo pero entonces no se entendería el surrealismo de la historia.

Entre estudiar y ver a Bisbal, elegimos a Bisbal. Estábamos convencidas que íbamos a una firma de discos o algo parecido hasta que la mujer, mientras conducía, me dijo:

Vis, tu coges a la nena y te metes por la puerta de emergencia del parking subterráneo, que me la han dejado entornada.

Yo, con los ojos como platos flipaba.

¿Parking? ¿Me la han dejado?
¿A que nos habíamos apuntado?

Pues a ser una de esas locas que hace vigilancia para ver a un famoso.

Al final, entramos en el parking subterráneo donde se alojaba. La mujer ya conocía al segurata de ese turno y nos dejó pasar. Y aparcamos. Y esperamos al menos una hora. Yo me quería ir a mi casa de pensar en la situación: 4 personas agazapadas dentro de un coche en un parking a oscuras esperando por si daba la casualidad que Bisbal se iba a algún sitio. Y éramos privilegiadas. Nadie puede entrar a un parking de hotel así por que sí. Teníamos contactos.

Al final, salió. A la mujer le dieron el chivatazo y salimos del coche y corrimos hacia una puerta cerrada. Él salió de la puerta y entró en un coche con la puerta abierta. Estuve a medio metro de Bisbal. Y desde dentro del coche, él miró a la niña y le cantó una frase.

Y ya. Volvimos a nuestro coche y a nuestra casa. Aún flipo en colores.

En ese momento decidí que nunca sería una groupie. Tengo demasiada dignidad.

La mujer siguió con su fiebre Triunfitos. Llegó incluso a ser amiga de la madre de la Fergó y la niña heredó la ropa de cuando era pequeña.

Hobbies

¿Para qué sirven los hobbies?
¿Qué beneficio tienen?

En mi caso, me sirven para realización personal, me hacen sentir mejor. Y el beneficio que se obtiene es negativo. Creo que un hobbie en pocas ocasiones sale económicamente rentable.

El mío, al que no me dedico todo que debiera/quisiera, sale bastante caro. El mundo crafty es un sacaperras. Menos mal que ahora están los todo a 100 chinos y ahora el material de manualidades no cuesta un riñón.

Aun así, tienes que invertir. Te compras una cola especial, unos pinceles y unos accesorios y poco a poco vas aumentado tu haber. Además, con el Diógenes personal que sufro, veo posibilidades en cualquier cosa que me encuentre en mi día a día. Ejemplo: tenía una bolsa de papel con asa de cordón. Guardé las asas. Y cuando me compré un mueble para el baño y descubrí que  no me gustaban las asas, las cambié por los cordones. A mi me gusta el resultado:asascuerda2

Mi última manualidad ha sido un castillo de cartón para Turbo. Lo de Turbo era una excusa. Ya había visto construcciones de cartón y les tenía ganas. Como aún no he encontrado hombre que tenga sobrinos/as, he tenido que recurrir al gato. Y le he hecho este castillo:castle

Los de Internet salen muy bonitos pero claro, porque las cajas son compradas. Cuando lo haces con cajas usadas, les quitas las etiquetas y la cinta de embalar y se te quedan rodales feos. Por eso aproveché que me sobraban 2 metros de mantel del papel y los tapé lo más estéticamente posible.

Consejo: no hagas manualidades con papel de mantel de papel. Se rompe. Mucho.

Y alguno se preguntará: ¿Y Turbo lo usa? Fifty-fifty. Usa la planta baja. A la azotea no se ha subido y al primer piso solo sube si lo engaño metiendo algún trozo de jamón york.

Va a durar poco el castillo, más que nada porque está en la terraza y de vez en cuando llueve, pero no me importa. Lo que me mola es hacerlo.

Una vez, me hice una colección de un libro sobre bichos. Para ver si se me quitaba el miedo y el asco (no funcionó). Con cada fascículo te llevaba una pieza de plástico fosforescente para montar una tarántula. La acabé y la monté. Y como por aquel entonces tenía la fiebre de la marquetería, decidí hacer una réplica en madera. La hice, la lijé, quedó perfecta. Y acabé regalándosela a Ka, porque a mí me ocupaba mucho espacio y yo ya había disfrutado haciéndola.

 

Segundas oportunidades

Como terrícola infiltrada, he experimentado el tema de las segundas oportunidades.

Me han dado una segunda oportunidad después de haber defraudado a una persona con uno de los mayores errores de mi vida. Del que me arrepentiré toda la vida. Menos mal que Yorch me perdonó y creo que vuelve a confiar en mí como antes y sabe que nunca lo volveré a hacer.

He dado segundas oportunidades. Aposté por volver a confiar en esa persona y he de decir que no salió bien. Me echó en cara que soy una egocéntrica y miles de cosas “bonitas”. Así que se le acabó la segunda oportunidad. Bueno, en realidad, fue ella la que me la quitó. Creo que ambas estábamos en plan “perdonándole la vida” a la otra. Sólo que yo le había dado la segunda oportunidad a la relación, desde cero, sin tener en cuenta el pasado. Al final, ni siquiera le contesté, decidí tener una persona tóxica menos en mi vida.

Y, no he dado segundas oportunidades porque aún estoy esperando que las personas implicadas se den cuenta de lo que hicieron o como son. Una de ellas aún duele a pesar de los años que han pasado. Confié en ella traicionando a Yorch y ella, además de traicionarme, me mintió en la cara. Le deseo lo peor. De hecho, hay una cosa que le ha ido mal últimamente y sí, soy mala persona, porque me alegro. Mucho.

Y todo esto viene por Javier Cárdenas, el de la radio. Aunque no le conozco, es una de las personas a añadir a la lista de personas a las que no les doy una segunda oportunidad. De hecho, estoy tanindiganda con él, que no le pongo ningún link.

Suelo escuchar Europa FM, sobre todo los fines de semana cuando vuelvo a casa en el coche, estoy limpiando en casa o con las plantas en la terraza. Pero es empezar a escuchar “Y esta mañana, en Levántate y Cárdenas…” inmediatamente cambio de emisora, apago el altavoz o si no es posible, me empieza a hervir la sangre.

Da igual que sea un trozo de broma, las dedicatorias pasteleras o cuando le da por opinar. Oigo su voz y me dan arcadas. Me parece una de las personas más hipócritas del planeta. En su programa, se ríe con las bromas que se hacen a las personas y al rato se “emociona” con las llamadas pasteleras del tipo “Eres la mujer de vida, antes de ti no era nadie” o se atreve a decir cosas como “Es que no me puedo creer que haya gente así” o “Con lo que ha hecho debería darle vergüenza”. Una vez dijo se atrevió a decir: “Es inhumano”. Y son esos momentos son en los que me pregunto si se acuerda lo mucho que se aprovechó de personas especiales cuando colaboraba en Crónicas Marcianas. Los humillaba haciéndoles decir y hacer cualquier cosa.

Me parece tan increíble que también me pregunto si cabe la posibilidad que cuando le dieron el programa de la radio:

  • le regalaron un corazón
  • le pusieron hormonas sensibleras porque se “emociona” con todas las llamadas
  • y le hicieron una lobotomía y por eso no recuerda su vida pasada

Pero no creo que fuera de tal modo. Así que no le doy una segunda oportunidad. No he encontrado ninguna disculpa por su comportamiento pasado ni percibo arrepentimiento alguno

He dicho.

Anuncios