Dentista de por vida

En mi última visita al dentista me dijo:

Menuda boca tienes princesa

Y me di cuenta que llevo toda la vida yendo al dentista. Que sí, que la falta de higiene bucal no ha ayudado a disminuir esas visitas, pero es que mi madre me recuerda a veces que hubo que empastarme más de una diente de leche. ¡DE LECHE!

Esta vez decidió extraerme una muela del final, que fue empastada en un principio y quitado el nervio no recuerdo cuándo.

Desde hace unos meses, se estaba cayendo a trocitos y el dentista buenorro me comentó que no podíamos hacer nada más.

Me puso la anestesia y mientras esperaba que hiciese efecto pensaba:

¿Existirá el día que el dentista me diga: Ale, ya no queda nada más por hacer, nos vemos en medio año para revisar?

Anuncios

Say something, today is free of charge =P

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: