Archivos diarios: 21 julio, 2014

El chiqui-ático: La mampara de cartón

Odio las mamparas. Aunque peor me caen las cortinas de ducha que se te pegan al cuerpo.

Por eso, desde que fui a un hotel y vi la mampara que había en el baño tuve clarísimo cómo sería la de hogar definitivo si algún día llegaba a tenerlo.

Mi tío y mi madre me dijeron que la mampara que yo quiero, una hoja abatible hacia ambos lados, no se puede poner en mi baño.

Que si choca con el bidé, que si la romperás con la puerta, que si se sale el agua, que si no se puede abrir lo suficiente…

Así que, como no podía asegurar que no pasaría lo que me decían, decidí hacer una simulación a tamaño real.

De cartón y forrada con plástico.

La llevo usando 3 semanas y estoy convencidísima de que si no puedo ponérmela tal y como yo quiero, me resignaré y me compraré una cortina de ducha. Porque mampara con perfiles no, eso sí que no.

Se lo he ido contando a la gente, más que nada porque yo lo cuento todo, no callo ni debajo del agua.

Y fue divertido el día que dije: Pero yo creo que me pondré la de 2 puertas, porque se me sale un poco el agua. Todos empezaron a reírse y hubo una que se atrevió a decirme: Vis, tu mampara es de cartón, normal que se te salga el agua.

Y me indigné porque estoy superorgullosa de mi cartón-mampara forrada con plástico.

Al día siguiente les envié fotos de mi mampara y entendieron mi pequeña indignación. Les ha parecido muy currada, jajajaja.

Os dejo las fotos para que opinéis:

MamparaCarton