Archivos diarios: 27 marzo, 2014

La hipoteca y sus seguros

Cuando pides una hipoteca y te la conceden (yeaaaaaah!), hay un paso que es contratar los seguros: el de vida y el de hogar.

El de VIDA no tiene mucho misterio. Todo está definido por el importe que pides. En mi caso, si me pasa algo, la hipoteca queda cubierta y a mis descendientes directos, osease, mis padres les dan, además, 30.000 euros y el saldo medio de los últimos 2 años anteriores al siniestro. Pinta muy bien.
Por eso, con lo que yo quiero a mi madre, he pensado: “Jo, viendo las condiciones, hasta me apetece morirme ya y poder dejarle a mi madre una casa pagada y unos miles de euros”.

Después hemos pasado al seguro del HOGAR. Ayer una tipa intentó venderme el seguro Premium. Y por un valor del contenido de 20.000 €. Y lo primero que me vino a la cabeza fue mi televisión de 1 metro cúbico, el sillón medio muerto, el ordenador de segunda mano, la cámara de Ebay que compré por 100 euros y todo lo que no voy a comprar hasta que no me recupere ni siquiera se acercaban a ese importe.

Le dije que tenía que pensar si bajar esa cantidad y fue cuando en la web vi que estaba la versión normal de seguro.

Me leí ambas pólizas a la vez, comparando las diferencias, que son estas:

  • El valor de las joyas pasa de 300 a 1000 €
  • También sube el valor en el Premium de las obras de arte y colecciones
  • Y el de las embarcaciones y vehículos de motor.
  • Ah, y el dinero en efectivo que tengas en casa.
  • Incluye a los animales domésticos
  • Y, y el apartado sobre el servicio doméstico, por si te roba.

Mientras leía, me reía y me imaginaba una vida ficticia tomando el sol en mi yate, con mi mayordomo sisándome en el arcón de las joyas y la chacha llenado bolsas de basura con mis billetes. Pero tranquila y sin inmutarme, sabiendo que todo me lo cubría el seguro.