Archivos diarios: 24 febrero, 2014

El por qué no voy a nadar a la piscina

La razón es muy sencilla y no es una excusa de pacotilla.

NO voy porque las 3 veces que he ido EN SUEÑOS he sido tan pardal despistada que me he olvidado algo.

En dos ocasiones, me he dejado el bañador. Y todo el mundo sabe que sin bañador no se puede nadar. Lo “curioso” es que cuando en mis sueños se lo estoy comentando a la gente, que by the way es gente que no conozco, puedo sentir que llevo el bañador puesto. Weird.

También, hay que añadir que la piscina en mis sueños tiene un acceso muy extraño. Las 3 veces que he ido siempre entro por la puerta equivocada y tengo que saltar la cubeta de desinfectarse los pies para poder entrar al vestuario. Y luego, cuando descubro que me falta algún elemento indispensable, me cuesta la vida salir porque no sé dónde está la salida, da igual por dónde vaya, siempre acabo apareciendo en las escaleras que llevan a la piscina en sí.

No recuerdo haber conseguido salir, siempre me despierto ofuscada y hasta los huevos de ir de vestuario en vestuario y recorriéndome los pasillos para poder irme a mi casa.

Ah!, y soy tan despistada pardal, que siempre (es decir, las 3 veces) dejo “un momentito” la mochila en un banco y nunca más la vuelvo a ver.

Vaya sueños piscina de mierda.