Archivos diarios: 23 julio, 2013

Repostería: Giving Up

Aveces me pasa que me sobra fruta de la que me regalan o de la que me dan en Los Doblones.
O compro algo y al final no lo uso.

En estos casos decido aprovecharlo y cocinar algo con ello.

Lo malo es que siempre tiene que ser algo dulce. Se puede cocinar comida normal con fruta, pero a mí no me convence. Es sólo decorativa o de acompañamiento y acabo apartándola a un lado.

Lo único que como con fruta es pizza hawaiana.

Así que la semana pasada, con los paraguayos que empezaban a dejar de estar crocante, decidí buscar recetas. Encontré dos y me dije: Pues hago las dos, que ambas tienen buena pinta.

Parecen fáciles, me dije. Pero me han salido fatal.

La primera, se me desmoronó nada más partir el primer trozo. Además, súper dulce.

TartaExpress

 

La segunda, bizcocho de paraguayos, lo dejé terminando en el horno y luego me enteré que los bizcochos hay que sacarlos, no se pueden dejar “terminando”.

Salió un poco quemado y se había bajado, pero pensé que sería comestible. Cuando fui a  quitarle lo negrito descubrí que eso era un bloque. Dulce, pero bloque.

Bizcocho

Y también hice una con cuajada y queso Milka que salió muy bonita, pero la base de galleta era todo un bloque impartible y el contenido estaba insípido.

Así que me rindo. I give up. No es necesario que sea perfecta en todo. Cocinar comida me sale decente, pero ya me he dado cuenta que la repostería no es lo mío.

Aún estoy sorprendida que pudiera hacer la maravillosa Tarta de Zanahoria de la receta que me descubrió mi amiga la sueca una tarde en la que nos invitó a ver una peli con palomitas.

Y la de chocolate con cerveza Guinness salió la primera vez así:

GuinnessCake

Pero luego ya salió normal y a todo el mundo le encantó.

Anuncios
Anuncios