Fin de la dieta si es que alguna vez la hubo

Mañana tenía la revisión en la endocrina. Digo tenía porque no voy a ir.

En los últimos análisis no me encontraron nada extraño, así que resulta que es sólo que estoy gorda.

En mi última visita le comenté las dificultades que encontraba y no me dio una solución que me sirviera. Ante mi comentario: “es un lio llevarme la comida al curro y demás”, me dijo que usara la creatividad.

Tenía un menú de 1500 calorías de la que estoy segura que no llegaba a consumirlas ningún día.

Y ya he asumido que no hago ejercicio. Me autopongo excusas. Para que engañarme a mi misma.

Siempre lo retraso. Y se trata de 30 minutos de ejercicio ligero, nada de correr maratones de 30 km.

Hoy hace frío. Mañana sí que sí.
Hoy he tenido un día duro. Pero mañana estaré mejor.
Hoy tengo sueño, pero de mañana no pasa.

Y sí, si que pasa. La radio está preparada por si ando, la esterilla está lista por si hago Pilates y me he comprado un libro de GAP con DVD que leer sí que he leído.

Y volviendo a la comida, no me he tenido que quitar de cosas como fritos ni de lentejas con chorizo porque no la comía antes.

Agua bebo como siempre: mucha (de hecho ahora que lo escribo tengo mucha sed). Tengo una botella en cada habitación y no tengo problema en beberla.

Ensalada: me encanta, ya la comía antes de.

Y aceite, siempre he cocinado con unas gotitas, no me gustan la cosas aceitosas.

Así que el problema es la fuerza de voluntad para “moverme”.

Probamos a salir a andar. Lo conseguimos 2 días. Mucha logística y un horario (el mío) bastante incompatible.

Así que sí, que dejo esta no dieta que nunca ha sido cumplida al 100%.

Veo a las famosas y tienen algunas un “culaco” y un tipo…que pienso: si ellas que tienen más pasta para tratamientos no lo consiguen…

Y últimamente me he cruzado con gente del pasado, mujeres, concretamente y hay una, que hizo una dieta de esas milagrosas, ahora ha dejado de fumar y está inmensa.

Puedo aceptar estar gorda, pero me da pavor doblar mi tamaño.

Además, echo de menos cocinar. Con cosas de dietas hay muchas cosas que no puedes echar. Y quiero dejar de pensar en lo que está prohibido y obsesionarme con lo que dicen las etiquetas de los productos y cuántas calorías suponen.

Tengo un libro de recetas saludables y me compré otro de “Recetas para no engordar”. El primero me gusta y he probado ya varias cosas. El segundo, si hubiera podido hojearlo (¿ojearlo?) no lo habría comprado. Las primeras 10 recetas son “Cómo hacer sopa de ajo (que odio) de 10 maneras diferentes”.

Así que esta semana, que me toca viernes tarde libre, se me planteaba el dilema de ir al médico y no tener tarde libre o no ir y acabar la jornada doblonesa a mitad del día.

Mucho tiene que pasar para que sacrifique mi tarde libre de mañana, jajajajaja.

Los Doblones se me hacen muy cuesta arriba.

11 pensamientos en “Fin de la dieta si es que alguna vez la hubo

  1. Chitin dice:

    ¡Cómo influye la persona que te ha tocado de endocrina! me explico…yo he tenido diabetes gestacional y me ha tocado hacer dieta, en mi primer embarazo, me tocó una endocrina boba, pero q tenía una enfermera encantadora, q me explicó lo del azúcar, los hidratos de carbono y todo eso…así q la dieta se me dió más o menos bien, pasé algo de hambre al principio, pero lo fuimos arreglando en las siguientes consultas, me indicó cosas q podía comer, q no me sentaran mal. En el segundo embarazo, la enfermera era un ogro, pero yo pasé de ella y seguí los consejos q me había dado la enfermera años antes y sin problemas.

    La verdad es q de de “la creatividad” es para mandarla a la porra… yo siempre he tenido el problema contrario, mis recuerdos de pequeña son de mi abuela y mi madre dándome de comer, obligándome…y yo no he sabido lo q era tener hambre o apetecerme de verdad comer hasta q no he cocinado yo :-(

    Ahora después de tener a los 2 peques, me ha quedado un culo y una barriguita q no es la mía :-( y aunque se me ha regulado el tema del azúcar, me ha dicho el médico q no debo engordar…así q procuro no comprar ni tener por casa chocolates, dulces…

    A lo q iba, q me estoy alargando una barbaridad…si eres de constitución fuerte, o ancha de caderas, como decía mi abuela, nunca vas a poder estar delgada, pero trata de saber cual es tu margen de peso, para controlarte. Lo del deporte yo también lo llevo fatal, pero has pensado en apuntarte a baile?? es super divertido y te puedo asegurar q quemas calorías, hay sitios q es los fines de semana y es más llevadero q ir un día de diario, q llegas muerta de la oficina.

    Ánimo! y cuidate!!

    • Visitante4576 dice:

      Gracias por el comentario y por las risas al pensar lo de apuntarme a baile.
      Risas digo porque no me conoces. Soy arritmica. Me apunté a step hace mil y lo pasaba fatal, no tengo ritmo.
      Me gustó Pilates, que era más doloroso pero no necesitabas coordinación.

      • Chitin dice:

        No estoy de acuerdo!!! date una oportunidad mujer! si hay alguien q no tiene ritmo, pero nada de nada y además no sabe q tiene caderas ni donde las tiene es mi marido y conseguí convencerlo para apuntarnos juntos a baile los años antes de tener a los peques…y se lo pasó fenomenal! no es cuestión de ganar ningún premio…sino de hacer ejercicio sin sufrir y sobre todo sin ponerte chandal!!! q es una prenda q odio…con decirte q el último me lo compré cuando inauguraron Elcorteinglés en mi ciudad…y lo dejé en casa de mis padres ;-) q tengas buena semana!

  2. blondie dice:

    Visi, no la dejes. No te enganyes. Hazlo. Continúa. No pierdas esta batalla. La voluntad es una malcriada. Ella dice, ella gana. Imponte. No tires la toalla contra ti misma.

  3. Carlos dice:

    Hey, buenas. Yo te apoyo en tu decisión de dejarlo por el momento, si no te estabas sintiendo bien y no sabías como afrontarlo. Pero hay dos cosilla con las que no estoy de acuerdo, una es que lo conviertas en un tema de “aceptación personal”, siguiendo el razonamiento: aceptarse es signo de madurez emocional, mientras hacía dieta no me aceptaba a mi misma, dejo la dieta, porque trato de aceptarme como soy y así soy más madura. Esto suena a excusa . Quiero decir, está claro que aceptarse uno tal y como es, es básico, y supone una mayor madurez emocional (además, debería serte fácil aceptarte ¡leches! ¡Estás muy guapetona tal y como estás!), pero todavía más lo es saber lo que a la salud de uno le conviene y conocerse los suficiente como para ser capaz de hacerlo. Hay que tratar de estar sano por las razones correctas porque físicamente nos encontraremos mejor y eso afecta también a como nos sentimos…

    Otra cosa con la que no puedo estar de acuerdo es con la letanía tipo: “ya lo he intentado y no funciona”,”una vez más he fallado”, “yo es que con este tipo de cosas no puedo”… Con lo del deporte dices cosas parecidas y con lo de la danza también. Aquí otra vez pienso que si bien conocerse a uno mismo y los propios límites está muy bien y es signo de madurez, no lo es intentar excusarte en que tu propia naturaleza te impide materialmente hacer todo aquello que te cuesta trabajo.

    Está bien, tirar la toalla de vez en cuando, relajarse y tomárselo con calma. Hay muchas cosas que no somos capaces de hacer bien hasta que la intentamos por quicuagésima vez, pero es malo repetirse una y otra vez que somos “incapaces”, “me es imposible” o “no es lo mio”. Así te lavas el cerebro, autoconvenciéndote y haciendo más difícil todavía que haya una segunda vez en que estés preparada y seas capaz de bailar, hacer deporte o dieta.

    He dicho.

    Carlos

  4. Nisi dice:

    Ostras, me había saltado este post, no sé por qué. Ah, sí, porque estaba fuera, jeje!
    Lo de las dietas es un tema totalmente personal e intransferible. Suena a típico, pero más que dietas hay que intentar cambiar formas de vida. A mí lo del deporte me parece un infierno. Soy incapaz, no tengo continuidad ni energías. Sólo te diré que ya he pagado la piscina de toooodooo el año y estamos a 28 de febrero y aún no he ido ni una sola vez!
    Yo no te daré consejos, porque no tengo ni idea, pero sí que es cierto que las dietas (o los cambios) hay que cogerlas con energía. Y si ahora no es el momento, pues no es el momento. Eso sí, cuídate, la salud es primordial. No te obsesiones con el tema. Intenta comer sano y hacer cosas físicas que te gusten (aunque sea sacar a pasear a los gatos… ay, no, que esos se pasean solos!).
    En fin, nada, ánimo y p’alante, ya llegará el momento!

    • Visitante4576 dice:

      Respecto a pasear al gato… me lo he planteado varias veces. Pobre Yorch que lo llevo a mirar correas para gatos.
      Y eso de que se pasean solos… son la mayoría, porque el mío se pasea muy poco. Hay veces que voy a tirar la basura y él se queda en la puerta y me sigue pero con la mirada.
      Sólo reacciona a la voz de: “MMMM, Turbo, comida!!!”

Say something, today is free of charge =P

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: