Adivinar o Provocar

Había ocurrido durante una cena en casa de unos amigos. Al descubrir que su compañero estaba muy ocupado prodigando atenciones a su vecina de mesa, Jeanne había abierto los ojos […]
Jérôme negó rotundamente que sintiera ningún interés por aquella mujer cuyo nombre ya había olvidado. Sin embargo, ahí no estaba el problema: Jeanne querría haber sido la mujer a quien Jérôme hubiera intentado seducir aquella noche, pero él no le había dirigido ni una sola mirada en toda la cena. Discutieron durante toda la noche y pusieron fin a su relación al amanecer. Un mes más tarde, Jeanne se enteró de que Jérôme se había ido a vivir a la casa de la que había sido su vecina de mesa. Desde entonces no dejaba de preguntarse si uno adivina su destino o si, al contrario, algunas veces más bien lo provoca.

El Primer Día, Marc Levy

Anuncios

3 pensamientos en “Adivinar o Provocar

  1. Eva dice:

    en mi humilde opinión el tío era un capullo, y me da igual si ‘me pierdo’ la moraleja de la historia.

    • Visitante4576 dice:

      Jajaja.
      El tío la verdad que es menos que un personaje secundario, pero no quería poner sólo la frase que es la que me llamó la atención =)

  2. anabel dice:

    … quizás presiente ?

It's your turn, If you feel like

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: