Espíritu de Consumismo Navideño

El año pasado intenté hacer un amago de decorar La Cueva en Navidad.

Tengo pocas cosillas pero tienen valor para mí o son adornos con los que me encuentro por casualidad y me enamoro tanto de ellos que los compro. Es el caso de la “corona” de Navidad que me compré en Aldi el año pasado. Y digo corona entre comillas porque en realidad es rectangular

Luego tengo el Belén de arcilla (o algo así) que me traje de Dublín. Junto con el muñeco de nieve con su trineo (que sale en esta foto). El de nieve lo pongo con un arce que compré no recuerdo donde pero sí recuerdo que casi me llevo los tres modelos que había.

Y luego finiquito con el Belén de mi abuela. Cada año me llamaba para adornarle la casa con los adornos de Navidad. Las guirnaldas que odiaba, una estrella horrorosa de corcho y algo aterciopelado por los bordes y las bolas, a cual más fea.

Pero el belén me encantaba. Los del portal son muy cucos, chiquitines. A excepción del niño Jesús, que no es el original y este es de esos de arcilla y que es el doble de grande que sus progenitores.

Y el árbol de marquetería que hice en el colegio. Con sus churretes de verde en el tronco marrón. Y el pato asesino, que por supuesto, también es más grande que la Virgen María.

Y los Reyes Magos que siempre se caen del camello. El año pasado fueron sustituidos por unos de chocolate muy graciosos.

Y con eso era yo feliz. Pero no se que me ha dado que llevo una semana queriendo tener un árbol de Navidad, mi árbol. Ese que me llevaré a mi futura casa o a mi futuro “debajo del puente”. Y hoy me he encontrado yendo a Carrefour a ver árboles, que es el elemento principal. Una vez elegido y comprado, los adornos, que me gusta encontrar los raros, los bonitos, los que me gustan. Nada de bolas de colores y Papás Noeles.

Me gusta enamorarme de los adornos. Cada navidad en Dublín, buscaba adornos. Me decidía por dos o tres de los más bonitos, es decir, de los más caros. Y se los regala a mi madre irlandesa, para ese árbol que esperaba que yo fuese a montar.

Y estoy superemocionada por montar mi Navidad, aunque será sólo para mi, porque no habrá regalos para ser recogidos ni gente/niños que lo vean. Pero me emociona empezar mis propias navidades teniendo un árbol, el mío.

Aunque también me sabe un poco mal por la gente, yo voy a despilfarrar (intentaré hacerlo pero sé que no lo conseguiré) y mientras mi familia la mitad está desempleada.

Pero bueno, le he comentado a mi madre el dilema que me sabe mal comprar un ábol teniendo ya uno (el suyo que ya no usa) y me ha dicho:

Ya, pero si te llevas este y n te va a gustar, no es lo mismo.

Así que… Navidad, este año estarás en mi casa casi al completo!!!

Anuncios

11 pensamientos en “Espíritu de Consumismo Navideño

  1. Miso dice:

    Mola! Yo desde que me mudé no he puesto ni un triste adorno navideño… con eso de que las fiestas las pasamos fuera.. pero tengo mono, en cuanto llegue a españa estoy montando árboles!!!

    • Visitante4576 dice:

      No me lo puedo de creer. Tú, que eres la reina de la costura y las lanas y no se te ha ocurrido hacer una estructuda de alambre y hacer un árbol-capa de lana?
      Y colgarle adornos de tela, rollo patchwork.
      Yo ya lo he viualizado ;-)

      • Miso dice:

        Jaja, sí, sí que se me ha ocurrido pero me puede la vagancia (ups!).
        :D

        • Visitante4576 dice:

          Hoy he ido de compras a buscar la Navidad.
          He comprado algunos colgantes para el árbol.
          Y una taza que me encanta, Sale un pingüino con orejas de reno y pone: Rudolf called in sick.
          Ahora sólo me falta el árbol =)

  2. Chitin dice:

    Nosotros el primer año q vivimos en nuestra casa nos compramos un belén, la Virgen, el Niño, San José, el ángel y los Reyes Magos, es de barro, precioso, en una tiendita de unas monjitas. Este año he prometido a mi peque que compramos un árbol y lo decoramos…a ver si el finde podemos.
    Disfruta de tu casa y de la navidad, quizá si compras en tienditas pequeñas, lo que tu gastes, ayuda a alguna familia a poder pasar mejor la navidad.

  3. Nisi dice:

    Yo también tengo pocas cosas, pero el árbol sí que me lo compré el año pasado, creo que ya en plenas fiestas (así lo pillé de rebajas, jajaja!!). Me hizo mucha ilusión comprarlo, aunque yo tiendo a odiar estas fiestas, he decidido que ya basta de quejarse y a disfrutar.
    Y lo de despilfarrar, los que aún podemos, tenemos que despilfarrar un poquito, para hacer que la rueda siga girando…
    No has puesto la foto del muñeco de nieve con su trineo!

    • Visitante4576 dice:

      Ale, tengo tu vist bueno y el de mi madre para despilfarrar. No me compraré un árbol carísimo (mieda! ya lo he gafado, mañana voy de tiendas y me gustará el más caro =P ) y los adornos, cada año un par. Para seguir con la ilusión.

    • Visitante4576 dice:

      Ah, y la foto del muñeco, juraría que la había puesto en otro post, pero va a se que no.
      Intentaré hacer fotos de este año y subirlas.

  4. Eva dice:

    comparto básicamente todo lo que has puesto. me ilusiona mogollón decorar la casa y todo lo que rodea la navidad, no lo puedo evitar. y siempre pienso que este año no me voy a pasar comprando cosas/regalos y luego me tientan a diestro y siniestro, y siempre caigo, ya veremos mañana como me porto…

It's your turn, If you feel like

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: