Visita al endocrino

Siempre he estado gorda y ahora va mejor porque ya no estoy acomplejada y me acepto a mi misma aunque sea una bola.

Me da rabia porque me hubiera gustado tener esta seguridad (y que llegó antes de las visitas a la psicóloga) 15 años antes. Además, hay un dicho que es cierto. Algo así como “En el pasado no estabas tan gorda como creías”.

Desde principios de 2011 empecé a tener una vida regular, es decir, no me levantaba a media tarde y me acostaba de madrugada y por lo tanto, las comidas eran a su hora. Y empecé a tomar la píldora y se acabaron los dolores durante una semana al mes y las lloreras sin razón alguna, simplemente por ataque de hormonas, Y los kilos de más cuando tomas la píldora no llegaron, creo.

Pero si que es cierto que en cuestión de medio año he engordado mucho más. Los vaqueros me quedan morcilleros y tengo que controlar la altura de la camiseta para no enseñar “la hucha”.

Creo que tiene que ver con el cambio de horario que tuve hace ya un año. Me quitaron una hora de comer y por lo tanto salía una hora antes o entraba una hora después. A la gente le encanta eso, pero algunos, como Barkley y yo, no somos de ese tipo. Nos gusta ir a casa. Él sigue haciéndolo porque come en casa de su padre que vive en Doblón city. Yo, al vivir en el Pueblo, con una hora no me da tiempo. Necesito al menos hora y media.

Como esto de momento no cambia (aunque se lo dicho a Barkley y lo tenemos que cuadrar, pero con esto de que en cuestión de 10 días va a ser papá, pues el chico tiene muchas más cosas que pensar) me planteé ir al endocrino.

¿Por qué? Porque no como fritos, como ensalada, no tengo colesterol, la bollería la intento controlar y ya no tengo ataques de comer compulsivamente y sigo engordando. Me hice pruebas pero no tengo tiroides de esas. Todos los doctores dicen que estoy muy sana. Y que me encuentre cansada es debido al exceso de peso (estoy en el tipo obesidad 2) y si hago ejercicio mejor. Pero claro, es como la pescadilla que se muerde la cola: cuando termino de currar estoy muy cansada y lo que menos me apetece es irme a la piscina o al gimnasio. Pero no estaré menos cansada hasta que no haga ejercicio. Pero no hago ejercicio porque estoy cansada. Y el otoño e invierno y la lluvia no ayudan a motivarme.

Así que ale, allí que fui a la endocrina. Y como estaba tan sana, pasó un poco de mi. Me explico que:

  • Estoy sana, así que no entiende porque he ido a su consulta
  • Estoy cansada por el sobrepeso
  • Que lo único que no engorda es el agua

Y me dio la dieta de las 1500 calorías diarias. (Nota: se que los pantallazos son horrendos pero es que el origianl es HORRENDO. A mi también me duelen los ojos de leerla)

A primera vista me pareció fácil, son los alimnetos que yo ya como. Me recalcó que lo importante era pesar los alimentos.

Cuando llegué a casa, empecé a verle las pegas. Además, no entendía si era elegir “guiones” o todo.

Desayuno:

De pensar en levantarme y comerme 5 galletas Maria, se me seca la boca.

Almuerzo:

Si se quiere café. Pero si o si pan y fruta (o eso entiendo yo)

A mi me pirra el pan, pero ¿con fruta?, ¿lo mojo en el café?, ¿a palo seco? No lo veo, no.

Si entendéis que es opcional todo lo de media mañana, decídmelo, por favor. Ya me insulto yo sola, tranquilos.

Comida:

 

200 g. de ensalada de tomate y lechuga.

A mi me pirra la lechuga, así que lo del tomate significa que le pongo medio si llega. Y mi madre me ha dicho que no es buena tanta lechuga que retiene líquidos.

Esta parte está bien, pero al comer en el curro, es como si me fuera de casa para no volver:

  • 1 bol para la ensalada
  • 1 tuper para el caldo
  • 1 tarrito con la pasta que añadiré al caldo (no lo puedo hacer en casa porque la pasta absorbe todo el caldo)
  • 1 tuper para el segundo plato

Con todo este tinglado, la gente sabe que estoy a dieta. Y paso que se enteren. Porque siempre salen conversaciones y opiniones y te miran con cara de lástima.

Por eso quiero comer en casa.

Merienda:

 

Leche.

Yo no bebo leche. Y así como lo escribe no sé si le puedo añadir café o café soluble o té.

De los yogures paso. Una vez hace mil años me puse a dieta y me lo tomé muy en serio. Tanto que de pensar en la textura y el sabor de los yogures naturales edulcorados me dan ganas de vomitar.

Cena:

 

Esto me provoca frustración al no entenderlo: ¿Tengo que tomar verdura + primer plato+segundo plato+pan+fruta?

¿Las cenas no tienen que ser ligeras?

Vamos, que lo estoy llevando fatal y eso que sólo llevo casi una semana.

Desde el lunes ya me he puesto ansiosa (por no poderlo hacerlo bien) y me han salido picores y ampollas en pies y manos y he tenido dos tentaciones de bollería a las que he sucumbido con su posterior y correspondiente sentimiento de culpa.

Es una dieta de esas de perder 5 kilos al mes, de las que se supone que son poquito a poco.

Mi mayor miedo es descubrir en mes y medio que he engordado. Estar gorda no me importaba pero seguir haciéndolo ya me asusta.

Deseadme suerte y si os doy penita, votadme en lo de los blogs (logo en el blog arriba a la derecha =P)

 

16 pensamientos en “Visita al endocrino

  1. Nisi dice:

    Qué sabia tu endocrina: “lo único que no engorda es el agua”…

    Cómo me recuerda a las dietas que le daban a mi madre cuando yo era pequeña, fotocopiadas y requetefotocopiadas, que no había quién las entendiera!!

    Si la gente opina de tu dieta, no tienes más que decirles “sí, quiero perder unos quilos para inseminarme”. Así les das un tema de conversación más interesante que la dieta en sí! ;) En serio, mira que llega a ser pesada la gente…

    Yo tampoco bebo leche, ni café. Por eso me frustra mogollón la gente que se toma un café para quitarse el hambre o aguanta con un vaso de leche toda la mañana. Y eso de comer el pan sólo, así a palo seco, en el desayuno y/o merienda me parece muy triste…

    Yo creo que:
    – lo de media mañana es opcional. Yo a media mañana me podría comer una vaca entera… no entiendo como hay gente que aguanta tantas horas sin comer nada!!
    – los guiones son todos obligatorios, sólo tienes que escoger entre los “o”s del mismo guión
    – en la cena, el primero es la verdura y lo de elegir patatas, guisantes, etc yo creo que sirve para acompañar el segundo.

    Yo hace mucho que no hago dieta. Hice una hace unos 4-5 años y el primer día tenía tal ansiedad que sólo pensaba en comida-comida-comida. Así que no puedo darte consejos. Aunque si te funciona, me avisas, que llevo muchos años en el nivel de obesidad I y, aunque ahora he bajado un poco, aún disto bastante del peso ideal!

    Pero es cierto que el deporte es la clave. Yo soy muy vaga para todo, pero intento engancharme cada cierto tiempo y sí que es verdad que se siente una mejor. Hay que obligarse, hay que obligarse!! Yo me he apuntado a clases de Bollywood con unas amigas, para mover un poco el esqueleto, pero noto que necesito volver a la piscina YA.

    Muchos, muchos, ánimos. Yes, you can!! Y si ves que te rindes, búscate otro médico que te entienda un poco mejor y te prepare una dieta un poco más personalizada. Yo creo que eso ayuda.

    • Visitante4576 dice:

      Primero que todo, muchas gracias por los ánimos. Tienes más confianza en mi que yo misa, jajajajaja.
      Luego, con lo de elegir y demás, vale, parece que lo he entendido bien =)
      Y por lo de la gente, no lo hacen a malas, pero aunque sea una pizpireta, me gusta pasar desapercibida. Además, no quiero que la gente lo sepa por si fracaso (cosa que veo que va a pasar).
      Y lo que me fastidia es lo de la ansiedad,porque antes no lo hacia y ahora me pasa loq ue comentas tu: sólo piensas en comida+comida+comida.
      A ver si consigo lo de la piscina y comer en casa. ya veremos lo que duro. No las tengo yo todas conmigo.

  2. Carlos dice:

    A lo mejor me animo a seguir tu misma dieta (un poco aumentada para ajustarla a 2000 calorías que es lo que aconsejan para un hombre). He cogido unos cuantos kilos de más últimamente y me estorban…

    Si sigues a rajatabla esa dieta, adelgazas en un mes 5 kilos mínimo… no lo digo yo, lo dice tu endocrino y seguro que es verdad. En cuanto a lo del pensar en comida todo el día,yo creo que es como cuando dejas de fumar: se te va pasando a las dos semanas, sólo tienes que tener claro que tu cuerpo se va a acabar por acostumbrar a otra forma de alimentarse y perseverar. Uno está acostumbrado a un nivel de azucar y si dejas de suminstrárselo, durante un tiempo el cuerpo te pide que le sigas dando el mismo nivel… pero si sigues la dieta, se acaba pasando. Eso creo…

    Venga, un besazo… se espera tu visita a Dublín con impaciencia.

    • Visitante4576 dice:

      La verdad que la dieta está bien, no es de esas mono-alimentos.
      Y en realidad, es lo que como yo. Aunque me falta el cerdo, que yo lo como sin grasa, eh?
      Me gustan los consejos de un ex-fumador. Ahora estoy en mitad del proceso de organización: haciendo sopa para congelar, verduras al horno y congelar, y viendo como puedo acoplar platos a la dieta.
      El martes pisócologa. Le pediré consejos para la ansiedad.
      Y a ver si esta semana se lo comento aprovechando que va a estar de baja paternal.
      Y vernos, depende de Barkley. Tiene que ser papá al menos 15 días naturales antes del 24 de octubre. Yo también tengo ganas, pero parece que últimamente todo depende de Barkley.

    • Visitante4576 dice:

      Ah, por cierto, ya se que no tienes facebook ni Twiter, pero confio en que convenzas a todos los que conoces que voten. Cuenato menso sepan de españo, mejor. Tu pásales el link y diles que le clicquen a “Votar”.
      Confío en ti =)

  3. Miso dice:

    ¡Pues me sumo a los ánimos!

    Y te digo otra cosa, la dieta debería adaptarse a ti, eso de darte una dieta fotocopiada chiquimil veces me parece de ser muy poco profesional.

    La última dieta que seguí la diseñó la madre de una amiga, dietista, como dieta de reeducación para personas con trastornos alimentarios. De modo que tiene comidas normales, pesadas y controlando el aceite eso sí, que te puedes comer en un sólo plato/fiambrera. Por supuesto yo de endocrino tengo muy poco y nunca he visitado uno, pero quizás si no consigues avanzar con esa dieta, deberías volver y decirle que lo has intentado, pero que no se adapta a tu ritmo de vida. Seguramente tendrá más alternativas que te podrá pasar.

    Yo he estado a dieta estos últimos meses y me ha ido muy bien, aunque la he hecho muy relajada (o quizás precisamente por haberla hecho relajada). Cuando tenía ansiedad por comer no intentaba luchar contra ella en plan “no, no puedes, miso mala, no comas que estas gorda, zape, zape”, sino que intentaba pensar en por qué de repente tenía esa ansia por comer magdalenas y me decía que, si realmente necesitaba comerme una para tranquilizarme, me la comiese sin remordimiento. No sé si me explico, pero a mí al menos me servía para llevarlo un poquito mejor en los ratos difíciles (ahora estoy intentando retomar la dieta y me está costando un horror empezar, por otra parte).

    Con el tema del deporte yo creo que lo importante es que encuentres el que te vaya bien, ya sea nadar, bailar, andar, correr o dar volteretas. Al principio cuesta, pero el subidón te pone de buenas y además te calma la ansiedad :) (¿Tienes wii o alguna consola? yo hago ejercicio con eso cuando no voy a correr y me gusta bastante).

    Toma parrafazo que te he soltado! Que conste que cuando te he contado mi experiencia no es para enseñarte lo que molo por haberlo hecho, sino para decirte que se puede, y que si yo he podido, tú también! Ánimo!

    PD: y me parece perfecto que no quieras que se entere nadie, bajar de peso es ya bastante difícil como para encima tener la presión del qué dirán :-S

    Besos!

    • Visitante4576 dice:

      Muchas gracias por los ánimos.
      La psicóloga me recomendó ir a un nutricionista, pero es que te cobran 300 euros.
      Y con mi poca fuerza de voluntad que para ir a apuntarme a la piscina llevo un mes y no hago más que ponerme excusas, pues 300 euros no me apetecía gastarme.
      Pero bueno, con lo de la ansiedad, también sucumbí a las tentaciones con tu pensamiento: para estar sufriendo, pues me lo como y no me siento culpable. La cosa es no cogerlo como regla.
      Pero me da rabia porqeu cuado no stá a dieta no estás obesisonado por la hora de comer.
      Aghhhh, nunca enteré a la raza humana =P

      • Nisi dice:

        Lo de la ansiedad a mí me pasa también como dice Miso: a veces tengo ganas de chocolate o patatillas o alguna guarrada de esas. Me paro un momento a pensar y digo “¿de verdad tengo hambre o es sólo ‘por entretenerme'”. Sorprendentemente, la mayoría de las veces no es hambre, es la pura ansiedad de hacer algo distinto (por ejemplo, cuando trabajo muchas horas delante del ordenador) y entonces lo evito (o ataco una zanahoria!). Las veces que sí que me apetece de verdad (que son menos de las que me pensaba), caigo en la tentación sin sentirme (tan) culpable.
        Yo no concibo una vida sin chocolate, pero he aprendido a racionalizar su consumo, lo que a su vez implica que no suelo sentir la necesidad de un atracón. Si es que en este planeta somos todos muy raros, no sé cómo sigues animada a vivir aquí, jajaja!

  4. Heu dice:

    Toda la suerte del mundo, acompañada de un buen puñado de ánimos y un par de consejillos: dieta y ejercicio son importantes a partes iguales y from time to time, cuando veas que la cosa progresa adecuadamente, permítete algún capricho.
    ¿Y qué más? pues que decidir dar el paso me hace quitarme el sombrero y que the winter is coming Vis porque es durico pero comparte tus momentos de desánimo para que los inflemos de energía y la mochila pese menos.

    Dame una V, dame una I, dame una S… VIS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! ARRIBA LOS CORAZONES CAMPEONA!!!

  5. Chus dice:

    Por si te sirve: a mi peque le pusieron a régimen y siguiendo sus indicaciones perdimos peso toda la familia (él más deprisa, porque cuando él no está nos lo saltamos -ejem…- y además él hace ejercicio y nosotros sillonball):

    Algunos trucos que hemos adoptado son:

    – nada de lácteos ni harinas por la noche. Harinas implica patatas, cereales y legumbres. Esto jamás se nos hubiera ocurrido pero oye, cuesta poco acostumbrarse a que los yogures de postre en la comida o merienda, y por la noche fruta, y que los guisantes y la patata de guarnición al medio día, y por la noche lechuga, verduras, champiñones, alcachofas… esas cosas.
    – lo de las cinco comidas diarias, imprescindible.
    – cena temprana y ligera: proteina a la plancha (pollo, pescado,…) y ensaladita, o caldo, o verdurita,… cosas así.

    No obsesionarse. Si tienes que comer en el trabajo una solución para reducir tappers es hacer ensaladas (de pasta, de arroz, de patata, de lechuga, de garbanzos…) que ya incluyan la proteina mezclada, tipo ensalada de pollo, o de atún, o con huevo cocido. Tipo plato único.

    Como la idea es comer sano a la larga y no solo unos meses de régimen, hay que dar espacio a caprichos y todo tipo de comidas, que sino nos frustramos. Nosotros hemos pillado la costumbre de “caprichos sólo el finde”, así si queremos un plato digamos “prohibido”, tipo huevos fritos, o una pasta a la carbonara, o una pizza… sólo lo comemos en finde. Así nos autocontrolamos y nos aseguramos de que no haya veinte platos prohibidos a la semana.

    Funciona. Cuando lo hacemos. Ya lo hemos comprobado varios años.
    Es que en verano se nos va la pinza, pero bueno… ahora otra vez a ponerse firmes.

    • Visitante4576 dice:

      Me sirve mucho. Gracias.
      Y respecto a los lacteos y yogures, me lo dice todo el mundo pero e sque no como de eso, jajajajaja.
      A ver que tal, porque ayer no me dio tiempo a hacerme la comida pero al menos no he recurrido al bocadillo del bar.
      Si fracaso, ya os contaré. Si no, supongo que también.
      Lo que más miedo me da es descubrir que he engordado en la próxima visita.
      Y lo de los días especiales, me lo apunto, para cuadno reanude las Cenas de Cueva =)

      • Chus dice:

        Pues dicen que comer yogures y frutos secos (unos pocos solo) va muy bien para el control de peso.

      • Miso dice:

        Si no estás siguiendo la dieta estrictamente, te aconsejo que anotes todo (todito) lo que comes. Porque a veces no nos damos cuenta, creemos que lo estamos haciendo bien, pero engordamos o no adelgazamos lo que esperábamos, y resulta que entre unas cosas y otras hemos tomado muchas más calorías de las necesarias prácticamente sin darnos cuenta!
        Es un coñazo de hacer, pero yo lo he encontrado muy práctico para conocer mis hábitos :)
        ¡Ánimo!

Say something, today is free of charge =P

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: