Archivos Mensuales: junio 2012

Un mes

Un mes desde que me dijeron que me habían aceptado en el campo de trabajo.

Un mes desde que empecé los planes para el viaje.

Un mes para ir finiquitando los preparativos de la lista que creía que iba a ser inicial

Un mes para ponerme música en la tarjeta de memoria.

Un mes para probarme la ropa y decidir qué me llevo.

Un mes para leer sobre Polonia y Varsovia.

Un mes para imprimirme alguna guía o info interesante.

Un mes para activar la tarjeta del banco porque la que uso puede que me de problemas.

Un mes para decidir si renovaba el pasaporte porque le queda casi nada o nada.

Un mes para arreglar la puerta con mosquitera por donde Turbo se escapa.

Un mes para sacar dinero en efectivo del único cajero que me da dinero con mi tarjeta chunga.

Un mes para mirar tatuajes por si acaso me daba el puntazo allí.

Un mes para buscar alojamiento la primera noche antes de ir al campo de trabajo.

Un mes para decidir si hacia couchsurfing y buscar sofá

Un mes para pedir cita para depilarme.

Un mes para no ir con estrés y prepararlo todo con ganas, ilusión y  con tiempo.

Resultados:

  • Tramité la Tarjeta Sanitaria Europea (que ahora se pide por Internet y dura 2 años).
  • Ni siquiera he mirado cuando caduca el pasaporte o si ya lo está.
  • Música: sólo digo que la tarjeta de memoria sigue con la misma música desde esta entrada.
  • Ropa: aún no he guardado toda la ropa de invierno; aun no he sacado toda la ropa de verano
  • Depilación profesional, pagando y con cera? No, tendrá que ser a correprisas con cuchilla.

 Ha pasado el mes y me ha pillado el toro.

Me rindo: soy así y no cambiaré. A ver si  me lo aprendo y a la próxima me estreso menos y paso de preparar con antelación. La cosa es que en mi planeta tu te lo planificas metalmente y las cosas se hacen solas. Aun no me acostumbrado a vuestro sistema. He aprendido a planificar pero…Total, ¿para qué? Para que esta semana haya decidido lo que era imprescindible y así ha sido:

Lunes 25: conseguí sacar dinero, recogí el antifaz para dormir y los chiribinchis polacos (dinero polaco) de casa de mi madre.

Martes 26: Reservé la habitación de la primera noche y compré el billete de bus. Facturé el vuelo de ida. Imprimí dos copias (por si acaso).

Miércoles 27: activé la tarjeta de por si acaso. Busqué la lista para escanearla y ponerla en el post. Iba tan estresada en el curro que le pedí a Blondie, que casi no conozco, que me rellenara el “Cómo soy” de mi perfil de Couchsurfing porque si no, no puedo contactar con los dueños de los sofás. Hasta el jueves no pude leer todo el mail de Blondie.

Jueves 28: escaneé la lista. Imprimí algunas hojas del inyourpocket de Varsovia. Llegué a las 00.50 a casa, me puse el despertador a las 06.00 pra poner una lavadora y estuve leyendo antes de dormir.

Viernes 29: ha sonado el despertador y he seguido durmiendo sin poner la lavadora. He publicado el post.

Salgo a la hora de comer, tengo tarde libre. Llegaré, comeré, intentaré hacer y recoger  la colada y haré la maleta. No cabrá todo y parecerá que me vaya para no volver. Sobre las nueve empezaré a estar hasta los huevos de no haberlo hecho antes y será todo mecánico. Cogeré mi maleta y ale, andandillo cuesta abajo a por el tren y luego a esperar una hora y media el bus nocturno.

El resto…Who knows?

Vuelvo a finales de julio. Si me echáis de menos, comentad, desahogaos, decidme cuánto me queréis, que yo ya contestaré cuando vuelva. Porque cuando me voy de vacaciones, desconecto de la tecnología en general. Solo me quedo con la música. Y viendo lo visto, me veo metiendo música en tarjetas varias minutos antes de irme al tren. No sería ni la primera ni la segunda vez. Y ya se sabe: no hay dos sin tres.

Anuncios

Al final de la escapada

– No puedo vivir sin ti…
– Sí que puedes…
– Sí, pero no quiero.

Si tu me dices ven lo dejo todo, pero dime ven (Albert Espinosa)

32 veranos

Avisé que no mandaran el mail. Se les ha pasado. Yo quería pasar desapercibida y no lo he conseguido. Aún no me lo creo.

En Los Doblones, cuando cumples años, tus compis te firman en un macapáginas.

He llegado a currar y tenía 7. SIETE !!! He aquí la prueba:

Casi lloro. De bueno, claro. Aunque estas cosas me dan mucha vergüenza. Mucha.

Y, luego, estaba en recepción porque volvía de guardar algo en el cuartito de informática y veo a Zzazzu en la puerta, seguida de Twil.

Me han traído un regalo, y 2 macetas de flores. Gerberas, me ha dicho la chica de recepción, que me ha regalado este libro:

 

Al final de la tarde he podido abrir el regalo y me ha encantado: una cesta de desayuno.

 

Esta noche, después de cenar canelones en casa de Twil, me leeré las felicitaciones.

Aún no me lo creo.

Qué ilusión.

Muchas gracias a todos.

3 days left

3 días y a ser una señora de 32, jajajajajajaja.

 Había estado planeándolo todo pero ha habido cambios (buenos, por supuesten). Con la idea de los disfraces y concretamente los piratas que me comentó Chitín en el post, me emocioné.

Luego Ágora, que siempre lo sabe todo y no quiero decir con ello que sea una marisabidilla me dijo que si lo iba a hacer coincidir con San Juan, que fuera de temática ibicenca.

Es decir, todos de blanco.

Había pequeños detalles insignificantes como que yo no tengo nada de blanco y no sabía si el resto tendría. Pero pensé en ir a una paraeta del mercado de los sábados que venden tela a un euro el metro y comprar tela blanca de visillo o cualquiera que no picara mucho. Lo siguiente estaba hecho: proponerles que se documentaran para un concurso de pareos. Hasta que no conocí a Nat, una mallorquina, no fui consciente de las mil y una formas que hay de ponerse un pareo. Me comentaron que hacían negocio para los guiris, te vendían el pareo y te lo convertían en un casi vestido de playa.

Y con la tela sobrante (iba a comprar mucha) haría una especie de toldo/cortina/biombo para crear ambiente. Y una mesa con canapieses varios. Para estar en la zona de cojines y levantarte para picar.

Pero dejaremos la idea para cuando cumpla los 33 (y tengo memoria para recordarlo =S), que supongo que aún estaré en La Cueva porque los reyes no me habrán traído al hombre que me mantenga. Papa Noel, ves haciendo hueco en tu trineo para mi regalo de estas navidades.

Y la dejamos porque en la pasada convocatoria de las cenas de los jueves Twil nos invitó a su casa a cenar: canelones y las fotos de su viaje de 2 semanas por Italia de las Twil sisters & mum trip.

 Así que hemos quedado que ella pone la casa, las fotos, la cena y los boys (esto creo que sólo lo oí yo en mi mente) y yo llevo un brownie casero hecho por mi tía acompañado de helado de vainilla.

 Y puede que el sábado o el domingo, Yorch nos invite a una torrá en su chalete para celebrar que es un enfermero. Si es así, yo pasaré por casa de mi madre y con su maravillosa Thermomix haré granizado de melocotón.

Y para acabar, volvemos al tema cumple.

 A todos los que mandasteis postales el año pasado:

 MUCHÍIIIIIISIMAS GRACIAS !!!

 Me hicieron mucha ilusión, no os lo podéis imaginar. Lo mejor es que la mitad de vosotros no la mandasteis a tiempo y me han estado llegando durante casi un año. Mola. Y en Navidad me llegó una felicitación navideña en toda regla. Iba a hacer algo con ellas pero al final tienen un hueco especial en el guarda llaves que me compré en Maisons du Monde.

Pero me encanta, llegar a casa un día cualquiera y ver que alguien que ha viajado o que ha descubierto mi blog me ha mandado una postal.

 Así que ya sabéis, siempre que queráis/os acordéis/os apetezca, mi buzón os está esperando.

Fruta de Hueso, Uva y Cereza

La semana pasada en los Doblones dieron unas charlas sobre Fruta de hueso, Uva y Cereza.

Acudí a ambas charlas. Me resultaron muy interesantes. Yo pensaba que aprendería un montón de frutas y verduras y después de casi año y medio en la empresa, sólo sé que no sé nada. Mi trabajo se reduce a configurar equipos y arreglar outlooks. De fruta, nada.

Lo que hacen los gestores y comerciales me parece un trabajo impresionante y estresante y de estar preparado para cualquier cambio y tener planes B a todas horas. Camiones que no pueden descargar, rechazos, meter pallets en los camiones de otros…

He aprendido que los melocotones que tienen el culo en forma de “piquito” son defectuosos. Y cuando tienen forma de culo también. Los buenos son los que son oblongos.

Que no significa que no se puedan comer, pero que si pretendes vender calidad, los picos y los culos no valen.

A mi me encantan los melocotones. Cuando llegan empiezo a comer hasta que encuentro uno con gusano. Y entonces dejo de comerlos. E intentado seguir pero me entran paranoias y veo gusanitos blancos en todos los que muerdo.

Hubo también una degustación de albaricoques y he descubierto que lo que es atrayente en ellos para mi no lo es. Parece ser que los albaricoques color rojizo son más “bonitos” y que la fruta de hueso de estilo nectarina, melocotón, albaricoque, paraguayo no debe de estar dura. Y a mi me encantan morder un melocotón y que se parta el bocado. Mmmm.

Y probé los mejores paraguayos del mundo. Crujían al morderlos pero estaban en el punto perfecto de dulzor. Nunca había comido paraguayos. Molan.

Y nos pusieron videos de los que me encantan. En los que ves desde que la fruta llega del campo hasta que se empaqueta. Es parecido a una carrera de espermatozoides, sólo los buenos llegan al final mientras que los competidores van cayendo por el camino.

Respecto a la Uva y a la Cereza no hubo mucho que decir. El chico de las uvas sabía mucho pero lo de exponer no era su fuerte. Pero bueno, me dejó claro que no hay 3 tipos de uvas (amarillas, negras y rojas) sino que dentro de las 3 categorías principales, hay muchas más.

Anuncios