Archivos Mensuales: mayo 2012

WASSALON

Hay veces que ves una cosa y te acuerdas de una persona. O se te ocurre una idea y te acuerdas de una persona. Y si es posible, se la haces llegar.

Supongo que, algo parecido, le pasó a Blondie.

Un día me mandó una foto y me dijo que me lo iba a mandar. Cuando llegó descubrí que era un cómic: Wassalon, de Clara-Tanit Arqué.

Me encantan las lavadoras. Y ella no lo sabía. Lo llevaré escrito en la mente. Ah no, que no nos conocemos en persona.

Me encantan tanto que desde que me envió el comic decidí que yo quería un peluche/muñeco de la lavadora protagonista.

Busqué las telas que tenía ya en mente y una vez en mis manos, hice unos patrones con periódico y con todo el “pack” y una simulación con una caja de una vajilla. Se lo llevé a mi madre explicándole de que color quería el hilo, como tenían que ser los bordes, que telas correspondían a cada parte y un “siempre que sea posible y no sea mucho curro para ti”.

Una vez terminado, mi madre me lo dio y estuve 10 minutos dándole besos en mitad de la calle y repitiéndole: “mamá, impresionante, es impresionante, te quiero más de lo que te quería ayer”.

Ella contestó: “Tus patrones no me han servido para nada. Menos mal que ya lo he acabado”.

A lo que yo añadí: “Mamá, como te ha salido genial, tienes que hacer otra. Esta se la envío a Blondie y la otra me la quedo yo”.

Y así fue pero la revés.

Yo me quedé la primera. Porque mi madre lo decidió. La versión perfeccionada la tiene Blondie.

Aquí unas foticos de las Wassalonas:

La mía (aún no teníamos fieltro negro y por eso no tiene ojos):

La de Blondie en el estudio fotográfico de Los Doblones:

Mi madre es la mejor y por eso le dije en un ataque de negocionismo: “Deberíamos poner una tienda, yo te digo como hacer las cosas y tu coses”.

Y una mierda”, contestó ella con todo el amor del mundo de una madre a una hija pesada. “Yo no vuelvo a coser cosas de estas”.

Lo que ella no sabe es que cuando encuentre la tela/el tejido ideal, le voy a pedir que me haga esto:

Anuncios

Campos de Trabajo

En mi época activa de voluntariado descubrí unas actividades que ofertaba el IVAJ: los CAMPOS DE TRABAJO.

Se trataba de un voluntariado de unos 15 días a elegir entre diferentes temáticas o áreas: cultura, educación, discapacidad, 3ª edad, exclusión social, medioambiente…

Y todos parecían muy interesantes.

Pero había una cosa que no me convencía: pagar 72 euros para participar.

¿PAGAR PARA TRABAJAR?

No me convencía ni a mí, que en esa etapa yo era muy voluntaria.

Ser voluntario suena a trabajar gratis. Para mi es compartir tu tiempo o tus habilidades.

¿Pero pagar por ello? No colaba, no.

Y viendo como se acaban las plazas el primer día que salía la oferta, pensaba:

¿No se dan cuenta que los están timando?

Al entrar en Los Doblones descubrí que tenían un programa de voluntariado. Tu ponías 2 semanas de tus vacaciones y la empresa te ponía una más y te pagaba el vuelo. El alquiler no sé a quien le tocaba porque no me eligieron. Me dijeron: nos encanta tu currículum pero como tenemos en cuenta la antigüedad no te podemos dar el voluntariado porque sólo llevas en la empresa 3 meses y los demás llevan más.

Este año han vuelto a sacar el voluntariado internacional en Los Doblones pero no lo he echado. Fui a la charla introductoria y descubrí que la tipa que lo organiza no tiene ni idea. Y, como además, me parece una tía falsa y sobretodo maleducada sé me pondría de los nervios en las reuniones y seguimientos. Cuando leo a la Moli hablar de cómo es un pánfila, pienso en ella.

La cuestión es que aunque te alejes de ese tipo de vida, siempre tienes el gusanillo. Por eso, buscando, buscando, sólo encontré…los campos de trabajo.

Pero no los del IVAJ, que marcan el límite máximo en 30 años. Encontré el SCI, Service Civil International.

Anoche recibí un mail confirmándome que me han aceptado en un campamento de 15 días en  Polonia.

Es decir, además de la cuota de participación, me pago de mi bolsillo el vuelo. El saco de dormir y la toalla, por supuesto también lo pongo yo.

Pero estoy superemocionada por pagar para ser voluntaria. Quien me lo diría hace años que lo estaría.

Consejo:

Nunca digas:

De esta agua no beberé;
Este cura no es mi padre;
Y esta polla no me cabe

Propósitos del primer cuarto del año: revisión

La verdad que no sé que le veis los humanos a eso de los propósitos de año nuevo.

Que, en mi caso, son los propósitos del primer cuarto del año.

En mi afán de integrarme en las costumbres de la raza humana, lo he intentado varias veces.

Y sólo he conseguido frustración:

 – El Pilates duró sólo 2 sesiones.

 – La mecanografía 3 lecciones, es decir, sigo siedno disléixca escrbindo.

Pero al menos he conseguido 1 de 3: la higiene bucal es constante. He ganado a la pereza y al dolorcillo del agua fría.

Y después de este fracaso, supongo que el siguiente paso que dais los humanos es decir:

El año que viene no me propongo nada

Sabiendo que volveréis volveremos a caer en ello.

Tortijuego

En la pasada Cena en La Cueva me apeteció preparara algo divertido, no para comer pero relacionado con la comida.

Normalmente tengo un bol con galletas de la fortuna y nos reímos al ver los mensajes de la “suerte y la sabiduría” pero  algunos, como yo, no nos comemos las galletas. Para mi están muy dulces =S

Así que como el menú tenía tortilla, hice papelitos con preguntas y pruebas.

Y la técnica es súper complicada (jeje): cortas la tortilla en cuadraditos y le pinchas un palillo que, a su vez lleva un papelito enrollado. Los comensales, al coger un trozo deben realizar la prueba o responder a la pregunta antes de poder comerse la tortilla. Difícil, ¿eh? Mis comensales cambiaron las reglas y se comieron antes el trozo de tortilla y luego ya hacían lo del papelito. Además, al acabarse el hambre, ya pasamos a coger sólo papelitos.

Salió genial. Nos reímos mucho, como siempre.

No es algo que se pueda hacer todos los días pero al menos una vez es recomendable.

Yo puse estas preguntas/pruebas pero vamos, con más tiempo seguro que se pueden sacar más y mejores.

Se pueden poner varias de cada, yo lo hice.

  • Ladra 3 veces
  • Canta una canción
  • Cuenta un chiste
  • SALVADO!
  • ¿De que color llevas los calcetines?
  • Ponte bizco/a
  • Continúa el poema: Con diez cañones por banda…
  • ¿Qué tal ha ido la semana?
  • Personaje: Chewacka
  • Personaje: Belén Esteban
  • Imita a tu compañero de la derecha
  • Da 2 vueltas alrededor de tu silla.
  • Película: Titanic
  • Película: Spiderman
  • Película: Four Rooms  (puedes decir que el título es en inglés)

 

Momentazos de la cena y aclaraciones:

Siempre que viene mis amigos se meten un poquito más de lo normal y se ríen de mis tonterías. Es lo que tiene ser un chiste andante.

Esta vez la tomaron con una de las pruebas (¿Qué tal ha ido la semana?). La idea era que como éramos 5, pues yo pensé: lo pongo 5 veces y así pues nos ponemos al día de nuestras vidas.

La pega: que puede que a uno le toque más de una vez el papelito. Y que a otro no le toque. Pero es lo que tiene tener la idea tarde sin tiempo para elaborarla y madurarla.

Además, no sé por qué, mis amigos se pensaron que yo quería comentar mi semana porque había algo especial en ella. Y me pincharon con eso toooooda la noche. Siempre encuentran algo, mamonazos =P

Fue divertido ver como una comensal, Little, siendo su segunda cena en La Cueva, se levanta y se arrima a la pared como si intentara subir por ella. A los pocos segundos descubrí que estaba haciendo la película de Spiderman.

Y también fue gracioso el momento de ZZazzu, que se tiró la pobre un rato bien largo imitando todos los movimientos de Twil, su compi de la derecha y no nos dimos ni cuenta.

Os recomiendo al 100% que hagáis una cena de estas. Ya me contaréis.

Desorden

– He perdido la declaración de la renta del año pasado, no la encuentro.
– Si tienes la casa como la mesa no me sorprende nada – dijo él.

 Su mesa:

 

La mía:

 

En mi defensa, tengo que decir que él es programador y yo de sistemas, es decir, cables everywhere.

Pero si, soy un desastre.

El día que Barkley me de un toque de atención está al llegar =S

Anuncios