Archivos diarios: 20 abril, 2012

La crisis de los 32 se lleva mejor con Aitor

 – Y tú, Vis, ¿cuántos años tienes?
–  31 y medio
–  Jeje, 31 y medio, que gracia.

(Y las risas duran un rato más; cosa que no entiendo: cuando digo “y medio” es porque es un valor significativo, no es una más de mis tonterías.)

Pero me he dado cuenta que estoy diciendo “y medio” cuando en realidad ya tengo 31 con 10 meses. El tiempo pasa tan deprisa que mi “medio” estás más que caducado.

Dentro de 2 meses cumpliré 32 y no lo llevo nada bien.

A pesar de que las pastillas funcionan a la perfección, desde hace unas semanas mi mente ya ha tramado un plan para que nadie sepa que cumplo años.

No quiero cumplir 32

32 suena a señora. Y las señoras de 32 solteras acaban siendo:

  • Señoras rodeadas de gatos
  • Que beben vino a solas
  • Mientras ven el “Sálvame

Y yo ya cumplo 2 de los 3 requisitos.

El Sálvame está a la vuelta de la esquina.

Así que este año he decidido que no cumplo 32. No va a haber cuenta atrás, no lo voy celebrar, no voy a hacer lista de regalos.

Por cierto, muchas gracias por las postales del año pasado, tengo un post previsto porque me hizo muchísima ilusión, pero aún no lo he terminado.

Pero es difícil que tu cumple pase desapercibido en Los Doblones: días antes mandan un mail a tus compis más cercanos y al resto para que firmen tu tarjeta. Y el día en cuestión, mandan un email que dice:

Para: Los Doblones

Hoy es el cumpleaños de Visitante 4576, nuestra compañera de Sistemas!

Así que pretendo camelármelas y que borren mi cumple del Outlook. Hasta que se me pase la crisis =)

Que yo pensaba que no me afectaba pero si. Menos mal que hay días en los que lees cosas como estas:

 Y ahí está seguramente la razón por la cual, me gustan las treintañeras. Si, lo confieso. Me gustan las treintañeras. Porque ya no son chicas, son mujeres con todas las letras de la palabra. Han corrido por el mundo, han vivido, han sufrido, han conocido, han reído y han disfrutado lo suficiente como para tener unas cuantas cosas claras. Tienen una experiencia en el arte de vivir, tienen sabiduría, tienen la mirada peligrosa de que si juegas con ellas, un juego al que no podrás ganarles, jugarás con fuego y te quemarás. Me atrae sobretodo, todo aquello que podrían aportar a esta mente ávida y hambrienta de experiencia, de saber, de conocer más. Son maestras de todo lo bueno y todo lo malo de la vida. Son semi diosas, porque tienen poder, un poder basado en la suma de ese saber y esa experiencia con toda la energía que aun conservan y que es mucho más fuerte e intensa que la de una persona de hoy en día con veinte años. Son semi diosas porque tienen el poder de hacer todo lo que ellas quisieran hacer si se lo propusieran. Y más importante. Sois madres, creadoras y creativas, dais vida a este mundo enfermo y casi yermo. Y a mí a veces me da hasta miedo. Que sepáis todas que, sin ningún tipo de duda, sois el mejor elemento del que cuenta este planeta. Nada se puede equiparar a vosotras. (Y esto lo digo en general también por todas las mujeres y cuando digo mujeres son mujeres).

Extracto de Confesiones del blog Diario de un fumador empedernido.

Y te reconforta. Al menos a mí. Me alegra. Gracias Aitor. Y ¿ves? Tienes mucho que aportar ;-)

Y aunque no cumpla casi ninguna de las características que él comenta, me quita por momentos la estúpida idea de que siendo treintañera ya no hay  posibilidad de encontrar a alguien especial con quien compartir la vida.

Y termino con un “Y Blondie, ni un comentario con mi no-don para ligar  y que parece que tengo 15 años”.

Y con un: “Treintañeras del mundo, Aitor os está esperando. ¡A por él!”

Anuncios
Anuncios