Archivos diarios: 12 abril, 2012

El calamar

Desde que los conocí siempre he estado enamorada de ellos: de todos los zapatos Camper.

Me encantan los zapatos con punta redonda, de pato, me encantan.

Valen una pasta, por eso nunca me hubiera imaginado que era una marca española, “cocretamente” mallorquina (aunque Blondie no está de acuerdo con ello).

Pero este verano lo conseguí. Vi unos que eran asequibles y básicos y me los compré.

Todo el mundo dice que los zapatos de esta marca son comodísimos y que después de probarlos no quieres otros. Así que al final de mi primer día pensé: “Pues debo tener los pies deformados, porque hay uno que me hace un daño…”. 55 euros tirados a la basura.

Y no, no tenía los pies deformados, más bien era que estoy pardal.

Por la noche, al quitarme el que me hacía daño, descubrí que no había quitado esta etiqueta de dentro del zapato:

 

Y claro, con esta etiqueta, que también es de calidad, de cartón del bueno, pues la opresión era considerable.

Una vez quitada, ya me siento de los que piensan que es un calzado muy cómodo, aunque caro.

Anuncios
Anuncios