Archivos diarios: 20 febrero, 2012

Así aprovecho y gano tiempo

IDEA ORIGINARIA:

Todo empezó con este pensamiento: “Me ducho y, antes de ponerme el pijama, pongo el caldo de la sopa a calentar, y luego, cuando me vaya a secar el pelo, pongo los fideos en la sopa y el agua a calentar para los tallarines de mañana.

Así aprovecho y gano tiempo. Y puedo ver toda la gala de los Goya sin perderme nada”.

LO QUE OCURRIÓ EN  REALIDAD

SalÍ de la ducha, puse la cazuela en el fuego, saqué el tuper de la nevera y al abrirlo…tachán: el caldo saltó a mi batín y al suelo. Terminé de echar lo que quedaba DENTRO de la cazuela y cuando volví con el mocho para limpiar el suelo y quitar ese olor a pescado que estaba por toda la cocina y la mitad del comedor descubío que mis gatos  ya lo habian limpiado todo.
Ví que podía ser que no tuviera bastante caldo y pensé: “pues le echo un poquito de agua”. Así que procedí a coger la Brita, la incliné para echar el agua y me pasó lo que estaba predestinado: la tapa se salió y medio litro de agua acabó por terminar de llenar el cazo, es decir, sopa sin sabor, pero eso sí, para unas 3 personas.
Ya íbamos mal de tiempo, no conforme lo previsto.
Daba igual, confíaba en la Kettle, al hervir el agua ahí, seguro que ganaría tiempo.
La enchufé, vertí el agua, eché los fideos y esperé a que el agua hirviera.
El agua hirvió, y como me sobrbaa, pensé: “me voy a poner una infusión “Bien dormir”, que me he echado una siesta de narices y hoy no me duermen ni los valiums”. Saqué la taza de lunares y como la tapa de la Kettle estaba mal cerrada (mea culpa), un poco cayó en dos de mis dedos. Para los que no lo han probado aún, avisaros que el agua hirviendo hace pupita. Pero fui una valiente, pensé que si soltaba la taza pasarían dos cosas: que se rompería y me daría pena porque me gusta mucho y, que se rompería y me tiraría 1 semana recogiendo trocitos de taza del suelo. Y no la solté..
Al final, la sopa y el pan ya estaban listos y el agua de los tallarines aún no había empezado a hervir. Así que me rendí, cené y en unos premios que no me interesaban, conseguí terminar la comida para hoy.

MORALEJA

No juegues contra el tiempo, él siempre gana. Es un malote, porque además se venga.

RETO

¿Se puede ser más patosa? Sí, se puede y acepto el reto.

Anuncios
Anuncios