Archivos diarios: 16 febrero, 2012

Hagan apuestas

Entrar a trabajar a las 10 de la mañana es un poco extraño. Aún no me acostumbro.
Llegas y allí están todos, que llevan como mínimo una hora currando. Y tú, tan fresca, aunque aún con el calorcito de las sábanas.  Que todo el mundo te da los buenos días pero casi sin mirarte porque ya están pringados con algo. Total, que te lo tomas a buenas, enciendes el ordenador y hasta que no llega el descanso de almorzar no te sientes en armonía con todos.

Pero hoy, entro y casi me han hecho la ola.

Barkley le ha dicho a Rulax: “Ah, pues sí se ha levantado”.

Y ese comentario venía porque anoche me dejé mi móvil del trabajo y el personal en el curro. Y esta mañana, todos currando y ha empezado a sonar mi alarma con el mensaje:

Despierta ya o llegarás tarde!

Claro, a partir de ahí, se han planteado hacer apuestas: ¿me dormiría o no?

Y la gracia hasta este punto ha estado, valga la redundancia, graciosa. Pero se ve que cuando ha sonado mi alarma, la mitad de los dobloneros estaban allí o se ha ido pasando la voz, porque cuando he subido al piso de arriba, algunos dobloneros me han hecho comentarios del estilo: “anda, si ya estás aquí”, “ah, pues has venido a tiempo” y en la planta de abajo eran del estilo: “Hoy has vuelto a traer tarta? Es que como ha habido tanto revuelo por parte de tus compañeros cuando has abierto la puerta y has entrado…” o “¿Por qué tanto escándalo cuando has entrado? Te tratan como a su majestad, eh?”

La verdad, que si, que a veces tengo la sensación que soy única. Para lo bueno, para lo malo y para dejarme el móvil en el trabajo, que ya es la quinta vez que me pasa.

Anuncios
Anuncios