Archivos diarios: 3 enero, 2012

Carta a los Reyes Magos 2012

Queridos Reyes Magos;

Voy a ir al grano: el año pasado me lo curré a más no poder, os escribí a mano, intentando que la letra fuera legible, con todos mis esfuerzos, porque para mi vosotros sois lo más.

Y os pido un pequeño empujoncito y vais y sois tan cabrones que me ponéis la zancadilla.

Os pido una hipoteca y como os parece que es demasiado, me dais algo más realista: comprarme la casa de mi abuelo. Pero claro, no contasteis lo especial que es mi padre, pasó lo que pasó y lo que era una hipoteca al final acabó convirtiéndose en un alquiler gratis en La Cueva. Sois unos cutres.

Así que este año, en el que me he portado megabien e incluso he ganado un premio por simpática, voy a empezar con una amenaza:

O me traéis EXACTAMENTE lo que pido o el año que viene me desapunto de vosotros y me hago fan del gordo de la barba blanca y sus renos voladores.

Al igual que el año pasado, sigo siendo poco recelosa, así que os pido sólo una cosa:

UN HOMBRE

Pero no me vale cualquiera, no.

Tiene que tener incluido estos accesorios, cualidades y extras:

  • Debe ser RICO (parte de su riqueza vendrá de alguna herencia y la otra de haber invertido correctamente ese capital)
  • Trabajará en un sitio donde se gane dinero razonable, no somos avariciosos, con un cargo de responsabilidad media-baja y que tenga que llevar traje. El traje, da igual el que lleve puesto, tiene que quedarle sexy pero a la vez diga “la corbata la ha elegido mi novia”.
  • Cuando no trabaje, ira informal. Pero vamos, la mayoría de las camisetas las habrá elegido la mujer con la que vive. Osease, yo.
  • Edad: entre 30 y 40 años.
  • Con pelo en la cabeza y sabiendo que no se va a quedar calvo.
  • No tiene que tener una mansión pero tendrá tendremos piscina cubierta con agua calentita.
  • Y calefacción central.
  • Y un pequeño jardincillo para mi nuevo hobby.
  • Perros no. Ya llevo yo a Tigre y a Turbo.
  • Estufa de leña si, y sólo si, tenemos un alguien que la encienda y controle que no se apague echándole tronquitos.
  • Que compre flores cuando las del jarrón de la cocina estén para cambiar. Nada ostentoso, flores del día.
  • Que me lleve de viaje findesemanalargo al menos una vez al mes y un viaje quetecagas una vez al año.
  • Que me haga reír. Mucho.
  • Y lo más importante: que quiera despertar conmigo todos los días de su vida.

Y eso es todo. Tan sólo acabo con 3 palabras:

ROJO – GORDO – BARBA