Archivos diarios: 29 diciembre, 2011

Cómo acabar el año. Y cómo empezar el otro.

La nochevieja es algo que siempre me ha preocupado, como todo.

¿Dónde? ¿Vale en cualquier sitio o hay unos mínimos a cumplir? ¿Con quién? ¿Qué se hace? ¿Hay algún plan no escrito que todo el mundo sabe? ¿Dónde está el manual de instrucciones?

Y yo con mis pajas mentales desde que tengo uso de la Nochevieja (revisando los links, me he dado cuenta que ya hablé de la mitad de este post el año pasado, pero bueno el que no quiera, que no lea =P).

Mi background nocheviejero podríamos dividirlo en 3 etapas:

  • Etapa adolescente/juvenil: las amigas con las que iba les dio por ser muy glamurosas y hubo varios años en los que fueron de cotillón, de esos que vas después de las uvas, que te costaba como unas 10.000 de las antiguas pesetas (1) y al que tenía que ir con vestido de gala, otros 60 pavos más. En esa etapa, mi familia no es que fuera pobre pero yo ya era muy responsable y creía que era un malgaste innecesario de dinero. Por no decir que yo, vestida con un traje de fiesta sería similar a una mesa camilla, como dice mi madre. Pero es si, hubiera sido la silla camilla más elegante de todas.
  • Etapa veinteañera: no me acuerdo de todas y cada una de las nocheviejas. Sé que probé lo de salir, lo de hacer algo alternativo, lo que reunirnos en una casa. En la etapa más chunga, fue la de cenar con la familia y de ahí a mi cuarto a ver una peli  esos programas fantásticos en los que Chayanne era capaz de cantar en 3 programas a la vez en la misma noche =P
  • La última (la más reciente, me refiero) etapa, que comprende de la nochevieja del 2007 a la nochevieja del 2010.
    • La del 2007 y la 2008 fueron en las Irlandas. La primera la pasé más sola que la una porque todos los que conocía tenían planes donde no estaba invitada e incluso mi MPI se vistió de gala para irse a una cena/fiesta. La segunda, fue en casa de Jabuk, con más gente pero como siempre, acabé enfadada con él.
    • La del 2009 me costó una pasta gansa, como unos 400 euros y unas 10 horas de ida y otras tantas de vuelta. La razón: ir de Belgrado, donde estaba de becaria, a Praga es un infierno y un dineral. Me apunté a la Nochevieja europea de becarios informáticos. Estuvo genial, conocí gente muy maja y nos lo pasamos bien. La parte de la discoteca fue un rollo, pero es que he descubierto que no soy discoparty people.
    • Y la del 2010, ya la conté aquí. Con mi investigación y mis experiencias personales.

Esta nochevieja, he progresado, cero pajas mentales. Y esta vez es en serio, me lo autocreo. Bien por mi.

Este sábado, aún no sé lo que voy a hacer pero sé que:

  • NO voy a cenar en casa de mis padres
  • NO voy a salir de fiesta. A veces hago esfuerzos y salgo, pero en Nochevieja es un agobio, todo lleno de gente, taxis agotados, controles…Quita, quita.
  • NO me voy a serntir culpable por no seguir al rebaño.
  • NO me voy a sentir sol
  • NO voy a obligar a los gatos a comerse las uvas.

A veces, muchas, de hecho, relato mi plan de tranqui, ya sea día especial o finde normal y la gente se emociona y se apunta como si  fuera algo megatrendy: hoy no salimos, hoy nos vemos unas pelis con palomitas y nos hacemos un trivial. Y yo también me emociono hasta que pasadas unas horas, alguien dice: y si nos vamos a este pub, qu eme han dicho que hay un concierto? Entonces la gente le sigue la corriente y se acaba siempre de fiesta, con su alcohol y su respectiva resaca.

Me apetece no hacer mucho, algo tranquilo, si es acompañada, pues claro que mejor, pero si no, veo a la familia y a los amigos frecuentemente. Este año es un día más.

Y este finde, con final e inicio de año, me apetece volver a intentar hacer galletas. La primera vez salieron horrorosas, tan duras que se me quitaron las ganas, pero ya me han vuelto.

Ese es mi propósito: acabar y empezar el año haciendo coas que me apetezcan, dejándome llevar.

(1)    Para los que lean esto en el futuro, 10.000 pesetas son aproximadamente 60 euros que a su vez, son aproximadamente 586 chirivinchis (2).
(2)    Chirivinchi: moneda de cambio en el futuro.