Archivos diarios: 28 diciembre, 2011

To be or not to be, that is the question

Al igual que el Shakespeare, yo también tenía un dilema parecido. El mío, gatuno:

Esterilizar o no esterilizar
C

Al principio, todo el mundo me dijo que lo hiciera. Que así no sufrirían. No sé que es lo que les pasa a los gatos si no los capas, no sé que es lo que sufren.

Luego me convencieron con cosas como que no marcan y que las cacas huelen menos.

Pero también me dijeron que no serían tan activos y eso no me gustó. Reconozco que el Tigre me araña el armario de tela, pero en general, se portan superbién. Y me encanta cuando se pasan ratos y ratos jugando y correteando por la casa. Eso no me apetecía “quitárselo”.

Aún así, creí que era la mejor opción.

Hasta que llegaron Zzazzu y Yorch y me dijeron que no lo hiciera, que no todos los gatos marcan, y que saliendo a la calle como salen, que no lo hiciera.

Pero es que se me escapan porque me rompen la mosquitera una y otra vez y por el mismo agujero entra La Negrita, una gata callejera que fue bautizada por la vecinilla pesada de 8 años que aparece n mi ventana de vez en cuando.

Y claro, ya tengo pesadillas: La Negrita se refugia en mi “cobertizo” de la leña y pare gatos: TODOS BLANCOS. Claro, por narices son míos. Y no puedo tener una manada de gatos, me volvería loca, como mi prima, y no quiero.

Así que ya lo he decidido y de hecho, tengo cita con el veterinario el 11 de enero de 2012.

Y, como dirían las chicas del undostres:

2 gatitos machos, a 82 euros cada uno, hacen un total de… una disminución de la paga extra.

Aún estoy a tiempo de cancelar la cita, pero creo que es lo mejor. ¿No?

Anuncios
Anuncios