Archivos diarios: 15 diciembre, 2011

Navidades 2011

Ya llegan, ya llegan.

No me terminan mucho. Al menos estas. No me han entrado ganas no de hacer regalos caseros ni a la familia ni a los amigos, ni de comprarlos tampoco. Me estresa/no me gusta que haya que comprar regalos sí o sí.

También el hecho que la nochebuena y el día de Reyes se celebra en la casa de mi abuela, es decir, La Cueva donde habito en estos momentos. Por un lado me apetece mucho, pero por otra no me apetece ver, estar y cenar con mi padre. La psicóloga me dice que tengo que estar, que tengo que disfrutar aunque él esté en la otra habitación. Mmm, no me convence del todo. Y soy la reina de las huidas, así que no sé cómo acabará la cosa.

 Aun así, estoy emocionadísima. He decorado mi entradita con mi cutre belén, donde el niño Jesús es más grande que la mula, el buey y sus propios padres; 2 muñecos que molan mil y una corona de Navidad superchula.

También tengo preparados chocolates y mazapanes por si viene alguien a visitarme.

Y tengo unas ganas locas de hacer las galletas navideñas de Ágora y las Recep. Ains, que emoción.

Pero sobre todo, porque en toda mi vida laboral, estas van a ser las primeras navidades en las que voy a tener cesta navideña.  Me acuerdo cuando se las daban a mi padre: la taria, la variamos y empezábamos a sacarlo todo. Bonitos recuerdos.

Me encanta cuando me ilusiono con  estas tonterías.

Y, por supuesto, no he querido saber que lleva. Tiene que ser sorpresa. Mañana, cuando me la den, intentaré no ver lo que lleva en las de mis compañeros dobloneros (aunque va a ser difícil, por no decir imposible) y en casa, la abriré. Descubriré que la mitad de las cosas no me gustan, pero sigo igual de ilusionada. O más. Ya os contaré.