Archivos Mensuales: noviembre 2011

Cebollas

Me escuecen los ojos al pelar y cortar cebollas, como a la mayoría de los terrícolas.

Escuece mucho.

Y con la misma intensidad, me encanta el olor a cebolla que se me queda en las manos.

Pero en esto creo que somos una minoría.

Anuncios

Miniduluvio

Llovía antes de irme a Los Doblonen. Y eso es hace ya más de 2 semanas. Desde entonces, sólo hay agua y más agua cayendo desde el cielo.

Este finde ha sido uno poco fake. Como cada dos semanas, estoy de guardia (Los Doblones tienen alguna que otra pega) aunque nunca es nada muy complicado, alguna llamada con solución inmediata. Pero ayer sábado por la mañana y la de hoy, domingo, las he pasado en el curro esperando que el técnico nos arreglara Interné.

Ya he vuelto y aquí estoy, metida en la cama, oyendo como ha empezado a granizar. Truenos y granizo y los gatos a mi vera, acojonados con el ruido de la lluvia.

¿Y qué hago yo con la colada que está lista para ser tendida?

No pensaba que llovería de tal manera cuado hace media hora decidí que podría hacer una colada.

Uy, está lloviendo con ganas. Cuando se pase, otra vez a intentar que mis plantas se recuperen. La que me regaló Twil para mi cumpleaños aún está en la mesa del comedor recuperándose del último minidiluvio. Y mi última adquisición, la veo medio caída desde la ventana. Ir a por ella en estos momentos implicaría entrar en casa como si hubiera salido de la ducha a coger el teléfono. Empadada y con el agua corriendo desde mi cabeza.  Además de coger frío y un futuro constipado que, según mi madre, ya estoy incubando.

La lluvia de Dublín no era así, era más llevadera, pero igual de “no deseada”.

Son muchos días ya en los que la lluvia condiciona mi rutina diaria y ya me está empezando a tocar las narices. Me gustan las tormentas de verano, pero por el simple motivo que hacen mucho ruido pero acaban pronto. Tantos días de truenos y centellas han perdido la emoción y la tranquilidad que me proporcionaban.

Y durante esos días me he acordado de esa canción que dice:

Valencia,
es la tierra de las flores, de la luz y del amor.

¿Flores? No sé yo cuantas me sobrevivirán a tanta agua.

¿Luz? Son las 12 del mediodía y parece que está anocheciendo. Como todos los días de noviembre.

¿Amor? El que se me va a mi y la mala leche que me entra. ¿Qué no sabe el tiempo que a mí los cambios repentinos o que rompen mis rutinas los llevo muy mal? Aghhh.

Oigo un ruido metálico y salgo  de la cama para descubrir que llueve mucho. Y  cuando digo mucho es “un mogollonazo”. El patio interior es como una balsa, toda cubierta por 2 dedos de agua. Agua que ha entrado en mi comedor y por eso está inundado.

Me lo tomo con tranquilidad. No se ha dañado nada y mientras achico, los gatos me miran extrañados. Prueban lo del cruzar el inmenso charco que cubre el comedor y es gracioso, porque cada vez que sacan una pata para avanzar, la sacuden antes. No les gusta esto de tanta agua.

Y yo sigo a mi marcha, achicando, con el ruido del agua sobre la uralita. En total he sacado 4 cubos. Por supuesto, me ha pasado lo típico: le pones tanta emoción a lo de escurrir el mocho que vuelcas el cubo. Los gatos me han mirado como diciéndome: esto es un poco de tontos, ¿no? recogerla para luego tirarla.

Y no puedo evitar que esta canción venga a mi cabeza:

 

Estopa – Como Camarón

Lo que tiene ducharse con la cadena Dial como banda sonora es que te hace recordar viejas canciones y tiempos; como esta, que me encanta.

Todo había sido un sueño muy real y muy profundo.
Tus ojos no tienen dueño porque no son de este mundo.

Have a nice day – Bon Jovi

Siempre he sido de música en español. Es lo que tiene no entender lo que dicen. Aunque lo he intentado, pero me suponía un gran, gran esfuerzo:  conseguir las letras, fotocopiarlas en grande para apuntar la traducción (cuando eran casetes, qué tiempos), traducirlas, entender lo que decían y escucharlas miles de veces. Durante una temporada me lo tomé muuuuuuuuuuuuuy en serio. Después de un disco de Alanis Morissette y otro de Bon Jovi, volví a la española.

Ayer sonó en el coche una de Bon Jovi (La cadena Dial sólo suena en casa para cocinar y ducharme) y no sé que tiene pero me encanta. Este verano casi me decidí a irme a Dublín o Barcelona a verlo en directo. Si tuviera una lista de cosas de hacer antes de morirte, ir a un concierto de Bon Jovi aparecería como uno de los primeros ítems.

Acepto acompañantes, del estilo  “A mi me pasa lo mismo con este tío, me apunto al concierto de mi vida”. ¿Cuándo y dónde vamos?”

We´ll see, we´ll see.

Y no terminar sin comentar que e parece el madurito más sexy y bien conservado. Aun me acuerdo cuando apareció en la serie Ally Macbeal. Aún estoy esperando que un fontanero como ese llame a mi puerta.

Have a nice (Sun)day!!!

No voy a hacer lo que no quiero.

I´m gonna life my live.

Have a Nice Day – Bon Jovi

Why, you wanna tell me how to live my life?
Who, are you to tell me if it’s black or white?
Mama, can you hear me? Try to understand.
Is innocence the difference between a boy and a man?
My daddy lived the lie, that’s just the price that he paid
Sacrificed his life, just slavin’ away.

Ohhh, if there’s one thing I hang onto,
That gets me through the night.
I ain’t gonna do what I don’t want to,
I’m gonna live my life.
Shining like a diamond, rolling with the dice,
Standing on the ledge, I show the wind how to fly.
When the world gets in my face,
I say, Have A Nice Day.
Have A Nice Day

Take a look around you; nothing’s what it seems
We’re living in the broken home of hopes and dreams,
Let me be the first to shake a helping hand.
Anybody brave enough to take a stand,
I’ve knocked on every door, on every dead end street,
Looking for forgiveness,
what’s left to believe?

Ohhh, if there’s one thing I hang onto,
That gets me through the night.
I ain’t gonna do what I don’t want to,
I’m gonna live my life.
Shining like a diamond, rolling with the dice,
Standing on the ledge, I show the wind how to fly.
When the world gets in my face,
I say, Have A Nice Day.
Have A Nice Day.

Ohhh, if there’s one thing I hang onto,
That gets me through the night.
I ain’t gonna do what I don’t want to,
I’m gonna live my life.
Shining like a diamond, rolling with the dice,
Standing on the ledge, I show the wind how to fly.
When the world gets in my face,
I say, Have A Nice Day.
Have A Nice Day.
Have A Nice Day.
Have A Nice Day.
Have A Nice Day.

When The world keeps trying, to drag me down,
I gotta raise my hands, I’m gonna stand my ground.
Well I say, Have A Nice Day.
Have A Nice Day
Have A Nice Day

Nueva Interfaz Gmail

Hace unos días mi Gmail me avisa que hay una nueva interfaz.

Pero no quiero cambiar. Lo hice con el Reader y es feísimo. No me mola nada.

Al pinchar sobre el aviso:

 

veo, en la vista preliminar, que sigue la misma línea, ser feo hasta morir. Y no sé si podré volver a elegir el tema Playa que me encanta porque va cambiando dependiendo de la hora y del tiempo que hace.

¿Y qué decir de la sutil manera de decirte: “Puedes cambiarla ahora o esperarte, pero que sepas que te cambias sí o sí”? Porque una vez conocido Gmail, desapuntarse ya no es una opción.

Y aquí estoy, retrasando lo inevitable =P

Anuncios