Domingo con demasiados sentimientos

Lo supe a principios de semana. Mi tía quería que subiésemos todos a comer a su caseta de la montaña.

Me lo tomé como un reto, como un simulacro. Iba a estar en una comida familiar con mi padre. Simulacro de Nochebuena.

Durante 2 días, un poco intranquila. Peor luego s eme pasó, mi madre me confirmó que él no venía y que las tenía que llevar yo en el coche. Uf, alivio.

Pero hoy, sube mi abuela de copiloto (ya no hay quien le quite el sitio) y mi madre detrás. Arranco y me dice:

Tu padre también viene.

Yo a mi madre la quiero mucho y por mucho que fastidie, no se lo echo en cara porque lo hace sin querer. Pero joder, que sus vidas dependen de mi y si me pongo nerviosa no me centro en lo de conducir.

Para rematarlo me ha dicho: “tendréis que hacer una tregua o algo para poder estar en el mismo sitio”.

Mi respuesta ha sido: “Va a ser que no. Además, yo os voy a subir, os dejo y me bajo”.

Y así ha sido. Esta tarde subiré y las llevaré a su casa.

Mientras volvía, con la lagrimilla a punto de salir, pensaba que tanto ella como la psicóloga me han dicho que tengo que ser capaz de estar en la misma habitación que él e ignorarlo y seguir “a mi marcha”.

Pero es que ni puedo ni quiero. No tengo porque estar escuchando las gilipolleces de alguien que hace sentir incómoda. Y que me hace pensar si mi inseguridad, esa infelicidad crónica y todos mis miedos son debidos a él.

Así que nada, me he refugiado en La Cueva y todo perfecto. He seguido con mi vida y cada vez tengo más claro que no quiero una Nochebuena con mi padre en ella. Va a ser difícil, porque no porque no podré esconderme en La Cueva, ya que es en ella donde se reúne la familia.

Así que si alguien me adopta el 24, allá voy.

Aunque siempre me queda el plan B: tengo  2 meses para encontrar un mantenedor y me pido una Nochebuena con él y su familia a la qué, por supuesto les encantaré al llevar una tarta de zanahoria.

4 pensamientos en “Domingo con demasiados sentimientos

  1. Chitin dice:

    Bufff, que mal rollo la situación con tu padre, supongo que tu madre lo llevará mal.

    De todas maneras plantéatelo de esta forma, hoy la situación es tu padre, pero mañana puede ser un compañero de trabajo, un vecino…no sé, alguien cercano con le que tengas que convivir, sí o sí y del que no puedas “huir” ni refugiarte para siempre en tu casa.

    Como bien dices tienes 2 meses, aprovéchalos para hacer crecer dentro de tí esa fortaleza que haga que estés segura y refugiada dentro de tí misma y de igual si en los alrededores hay alguien “non grato”.

    Ánimo!!!

    • Visitante4576 dice:

      Gracias por los ánimos =)
      Pero no me convence lo del “vecino”, “compañero de curro”…en estos casos también evito el contacto con ellos. Pero bueno, trabajaremos en ello, aunque fastidia que sea tu propia familia la que haga que te sientas mal.

  2. Anónimo dice:

    Yo estoy con lo que te dice chitin, al final en la vidad por desgracia nos toca vivir mas situaciones desagradables de las cuales nos gustaria desaparecer, hacernos invisibles… pero yo todavia no he descubierto el boton para hacerlo.

    Pasa de una vez de él, porque al final hace que no seas feliz, no sirve esconderse en la cueva…

    • Visitante4576 dice:

      Ya, es un rollo eso de vivir, jeje.
      Bueno, gracias por los consejos. Me lo pienso, pero al ser tan cabezona, seguiré en mi plan “huida”.

Say something, today is free of charge =P

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: