Archivos diarios: 7 agosto, 2011

Concursando para decorar

Ains, que nervios! Al final, haciendo caso del consejo de Ágora, he escrito a Decogarden.

Me encanta el programa, parece que sea fácil decorar.

Y ya lo he hecho, he mandado un mail para ver si me eligen y personalizo mi habitación.

Pensé que con las ideas que da el programa, mi creatividad y mi sentido del gusto, podría hacerlo yo sola, pero estoy atascada.

Y, como me dijo una galleta de la suerte en mayo: “Tú no puedes hacerlo todo, pide ayuda a los demás”.

Ya he recibido la respuesta automática del programa:

Hola:
Gracias por enviarnos tu consulta o tu sugerencia para participar en el programa.
Si eres seleccionado/a para participar en el programa nos pondremos en contacto contigo.
Recibe un saludo del equipo de Decogarden.

Mi lado positivo, el que ha mandado el mail, está ilusionado y le gustaría que me eligiesen.

Mi lado observador sabe que no me van a llamar, que siempre sale gente que es del norte. Y si la tía tiene que ir a su taller a hacer alguna creación, El Pueblo le pilla un poco lejos.

Mi lado extremadamente miedica a las fotos y los vídeos está superseguro que me van a llamar, por eso, porque odio hacerme fotos, salir en vídeos y lo peor, oír mi voz real.

Mi lado literario sabe que he escrito un buen email, tiene gancho, podría tener posibilidades.

Y mi lado pesimista cree que no me van a llamar, pero ese no me preocupa, es lo que tiene la característica pesimista, que a buenas nunca va, jeje.

 Así que ala, a esperar, mientras sigo intentando cada día hacer la cueva más mía y cuando aún ni siquiera he terminado con la mudanza, ya estoy pensando en nuevos cambios, sincronizados con las ideas de mi madre =)

 Os dejo una pequeña de muestra del antes de mi habitación y del ahora.

Y, como la pared queda muy vacía, cuando encuentre un marco para la foto en gigante que me ha regalado Melo, lo pondré en el lugar del cuadro 3D que tenía mi abuela, si lo miras de un lado se ve a una santa angelical, si lo miras del otro a una santa con un corazón en la mano y, si lo miras de frente, un ángel persiguiendo a unos niños, que se parecen muy mucho a Hansel y Gretel, no?

El cuadro

La Foto

Anuncios
Anuncios