Archivos Mensuales: agosto 2011

Closing the bank account

En unas horas empieza mi viaje a Dublín. La estancia durará hasta el domingo.

La gente me pregunta a que voy. Y lo primero que me sale es un “a cerrar la cuenta del banco”.

Y si lo pienso, es verdad. No encuentro muchas más razones. Se me hace raro ir, y no tengo muchas ganas de ir, pero es que ya compré el billete y tengo las vacaciones concedidas. Un lío cancelarlo todo. Da rabia, porque debería estar contenta, muy contenta.

Por una parte voy a ver a las pocas personas con las que aún tengo contacto. Pero me parece tonto, porque a mi madre postiza irlandesa (a partir de ahora me referiré a ella como MPI) la vi hace dos meses en Torrevieja y a Melo lo hospedé en La Cueva hace uno. Es raro volverlos a ver en tan poco tiempo. No tengo novedades y me siento un poco incómoda pensando que voy a hacer de okupa en la casa de mi MPI.

Y por otro lado, es un viaje con toque nostálgico, siento que es el último con ese destino. Lo sé, soy una dramática, absteneos de reñirme, que os conozco. Ya me riño yo sola, jeje.

Esta será la despedida de una vida a la que creí que volvería y se ha quedado clavada como una espinita. Así qué, como soy una valiente, y como se hace con todas las espinitas, voy a sacarla para que no haga daño.

Si lo pienso bien y en profundidad, buscando la verdadera razón de mi viaje, ya sé porque tengo la necesidad de ir allí. Volver y vivir en España la verdad es que me encanta, aunque hay dos cosas que no he podido encontrar sustituto:

1) Las barritas de chocolate Galaxy con caramelo por dentro. No soy nada chocolatera, pero estas me crean adicción. Por suerte, Melo me trajo un cargamento, pero tengo que recolectar más para su uso durante el invierno.

y 2) Las galletas de mantequilla con pasas sultana de Mark&Spencer. Indescriptibles. Maravillosas.

Dos ítems nada sanos pero que después de dos años aún siguen en mi cabeza.

Ah, y si alguno lo estaba pensando…tranquilos. No voy a ver a Jabuk. Ni voy a tener tentaciones de ir a verlo. Y, si las tuviera, estad tranquilos, no tengo su número de teléfono y ya no sé donde vive. Además, creo tener tengo la suficiente integridad para no ir preguntando a sus amigos de allí por donde para. Ágora me ha dicho que me lo voy a cruzar. No lo creo. Y si pasa, usaré mi don de esquivar gente.

Así que lo dicho, aunque esté un poco-bastante plof cumpliré mis objetivos:

  • Cerrar mi cuenta irlandesa del banco
  • Desconectar/Airearme
  • Ir de tiendas de segunda mano para compensar los carísimos zapatos que me voy a comprar
  • Traer provisiones de chocolate y galletas
  • Souvenires para muchos
  • Y lo más importante: encontrar un regalo de cumple para Ágora, que se lo debo desde julio.

Para acabar, la parte de agradecimientos importantes:

Gracias Ágora por llevarme al aeropuerto a horas intempestivas.
Nos vemos a las 5.45 en el Rokelín ;-)

Empieza la cuenta atrás!!!

Summer hollidays 2011 are over

Parece que las vacaciones del verano 2011 han llegado a su fin.

Se acabó el llegar a La Cueva y tener toda la calle para aparcar.

Los tiempos de maniobras han vuelto!

Ketchup

Parece que el país se está recuperando de la crisis, ya vuelven a dar sobres de ketchup en McDonalds sin tener que pedirlos.

Giving up

Pues sí, me rindo. el gotelé ha ganado.

Podría estar un mes para quitarlo, así que no vale la pena. Lo voy a dejar como está, desigualado por todos lados.

Total, vivo en La Cueva, así tendrá un toque más rupestre.