Missing them

No los veía desde el viernes a mediodía. 2 noches y 2 días en total.

Y los he echado de menos. Un montón.

Con lo pesimista que soy, pensaba que no habrían sobrevivido, que se habrían quedado sin agua o que se habría asado, como los pollos a l’ast.

Me he convertido.

Más de 5 de mis comentarios durante este finde han empezado con un “pues mis gatos hace esto, pues mis gatos son muy monos, pues Tigre es muy listo, pues Turbo es un empanao, pues mis gatos.

Pero no, están vivos.

He llegado y al abrirles la puerta han hecho lo de siempre: pasar de mí y empezar a pelearse por toda la casa. Les he dado unos quesitos de premio, porque se han portado muy bien pero Tigre, que es el “jefe”, me ha dejado claro que he sobrepasado el límite de tiempo de dejarles solos. Era un “que no se vuelva a repetir“.

Luego ya se le ha pasado y mientras veía una serie ha vuelto a ser el mismo que se sube y ronronea mientras Turbo duerme en el respaldo del sofá.

Que monos son, como los niños, cuando se portan bien, que te los comerías de pequeños y de mayores te arrepientes de no habértelos comido.

Say something, today is free of charge =P

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: