Cerrando puertas

Recuerdos de la infancia… Mis padres diciéndonos “Cerrad la puerta, que se escapa el calor”. Crecimos. Y aprendimos.

El invierno ha llegado, y a pesar del buen tiempo que aún hace, ya empieza a refrescar. Y aquellos tiempos de puertas abiertas han vuelto. Kira, la mascota perruna, tiene 2 años y quiere estar con todos y en todos los sitios a la vez.

Puerta abierta que ve, oportunidad de buscar gente por la casa. Al ser perruna, abrirlas con el hocico sabe, pero cerrarlas, es otra historia.

Mi madre ya no aguanta más y han empezado las “clases”. Divertidas verlas como espectador. Desesperante ser el instructor. Pero ahí está mi madre, moviendo la pata a una Pitbull de 2 años de edad y muchos kilos y explicándole como cerrar la puerta.
Al ver que lo de la pata no funciona, ha probado con el hocico.

Al final aprenderá, aprendió a saludar y  a chocar los cinco.

A ver quien le explica este verano que ya no tiene que cerrarlas.

Un pensamiento en “Cerrando puertas

  1. Chus dice:

    Pues lo de un perro consciente del abre-cierra puertas ahorraenergético va a ser digno de ver. Si lo consigue, no dejes de grabar un video y ya sabes, a youtube. De ahí a la gloria.

Say something, today is free of charge =P

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: