Archivos Mensuales: diciembre 2010

Las uvas del 2010

Este año me tomo las uvas en casa. La de mis padres.

Este año no toca Praga ni Dublín.

Me gustó la idea que leí en este blog, pero la imaginé ejecutándola en mi familia y no lo tenia claro, mi abuela no iba a entender que tenia que meterle una uva a alguien en la boca mientras recibía otra de otra persona. Si a alguno le pica la seguridad, que lo pruebe y que me cuente =)

Así que, como propósito personal, quería que la mascota perruna, Kira, también se comiera sus doce uvas.

Lo he intentado un ratillo y ya me he rendido. Le tiras la uva, se la mete en la boca, se va al comedor y juega con ella como si fuera una minipelota.

Mejor si las pelo y se las pongo en su cuenco de la comida.

Así también vale, ¿no?

Anuncios

What´s this? – Fall Out Boy

Siguiendo con el ambiente navideño, otra canción. No soy fan de la peli “Pesadilla antes de Navidad“, pero me encanta la versión de Fall Out Boy de esta canción.

Yorch, esta es para ti.

What´s this? – Fall Out Boy

What’s this? What’s this?
There’s color everywhere
What’s this?
There’s white things in the air
What’s this?
I can’t believe my eyes
I must be dreaming
Wake up, Jack, this isn’t fair
What’s this?

What’s this? What’s this?
There’s something very wrong
What’s this?
There’s people singing songs

What’s this?
The streets are lined with
Little creatures laughing
Everybody seems so happy
Have I possibly gone daffy?
What is this?
What’s this?

There’s children throwing snowballs
instead of throwing heads
They’re busy building toys
And absolutely no one’s dead

There’s frost on every window
Oh, I can’t believe my eyes
And in my bones I feel the warmth
That’s coming from inside

Oh, look
What’s this?
They’re hanging mistletoe, they kiss
Why that looks so unique, inspired
They’re gathering around to hear a story
Roasting chestnuts on a fire
What’s this?

What’s this?
In here they’ve got a little tree, how queer
And who would ever think
And why?

They’re covering it with tiny little things
They’ve got electric lights on strings
And there’s a smile on everyone
So, now, correct me if I’m wrong
This looks like fun
This looks like fun
Oh, could it be I got my wish?
What’s this?

Oh my, what now?
The children are asleep
But look, there’s nothing underneath
No ghouls, no witches here to scream and scare them
Or ensnare them, only little cozy things
Secure them in their dreamland…

What’s this?

The monsters are all missing
And the nightmares can’t be found
And in their place there seems to be
Good feeling all around

Instead of screams, I swear
I can hear music in the air
The smell of cakes and pies
are absolutely everywhere

The sights, the sounds
They’re everywhere and all around
I’ve never felt this good before
This empty place inside of me has been filling up
I simply cannot get enough

I want it, oh, I want it
Oh, I want it for my own
I’ve got to know
I’ve got to know
What is this place that I have found?
What is this?

Cerrando puertas

Recuerdos de la infancia… Mis padres diciéndonos “Cerrad la puerta, que se escapa el calor”. Crecimos. Y aprendimos.

El invierno ha llegado, y a pesar del buen tiempo que aún hace, ya empieza a refrescar. Y aquellos tiempos de puertas abiertas han vuelto. Kira, la mascota perruna, tiene 2 años y quiere estar con todos y en todos los sitios a la vez.

Puerta abierta que ve, oportunidad de buscar gente por la casa. Al ser perruna, abrirlas con el hocico sabe, pero cerrarlas, es otra historia.

Mi madre ya no aguanta más y han empezado las “clases”. Divertidas verlas como espectador. Desesperante ser el instructor. Pero ahí está mi madre, moviendo la pata a una Pitbull de 2 años de edad y muchos kilos y explicándole como cerrar la puerta.
Al ver que lo de la pata no funciona, ha probado con el hocico.

Al final aprenderá, aprendió a saludar y  a chocar los cinco.

A ver quien le explica este verano que ya no tiene que cerrarlas.

All I want for Christmas is YOU

I don’t want a lot for Christmas
There’s just one thing I need
I don’t care about the presents
Underneath the Christmas tree
I just want you for my own
More than you could ever know
Make my wish come true
All I want for Christmas is…

You

I don’t want a lot for Christmas
There is just one thing I need
I don’t care about the presents
underneath the Christmas tree
I just want you for my own
More than you could ever know

Make my wish come true
All I want for Christmas is You

All the lights are shining
So brightly everywhere
(So brightly everywhere)
And the sound of children’s
Laughter fills the air
(Laughter fills the air)
And everyone is singing
(oh yeah)
I hear those sleigh bells ringing
Santa won’t you bring me the one I really need
Won’t you please bring my baby to me

Oh, I don’t want a lot for Christmas
This is all I’m asking for
(all i’m asking for)
I just want to see my baby
Standing right outside my door
Oh I just want him for my own
More than you could ever know
Make my wish come true
Baby all I want for Christmas is
You

And you, and you, and you, and you

All I want for Christmas

25 diciembre: Navidad para algunos

Con mi post “Decorar la Navidad”, me sentía navidalmente satisfecha. No pretendía hablar más sobre ello. Pero entonces, la gente empezó a postear sobre la Navidad, a comentar en blogs sobre la Navidad, estar en el bar hablando de la Navidad, en el telediario se hablaba sobre la Navidad, mi madre opinaba sobre la Navidad. Y me enfadé con el sentimiento general que había: “es que ami las Navidades/fiestas no me gustan, es más, quiero que pasen rápido”.

Pero… ¿tan gilipollas somos?

 

Nos dan la oportunidad de reunirnos con la familia, pensar en la gente más cercana y que más cariño tienes, reírte con ellos, hacerles regalos, y disfrutar, que cada vez nos quedan menos Navidades, jopelines.

Si, está claro que si ya tienes más de 3 personas que se han ido, pues supongo que te acuerdas de ellas, porque de eso se trata, de estar acompañado. Y que al final, intentando que sea todo perfecto, que esté toda la comida lista, los viajes a ver a todo el mundo… estresan. Y que lo del consumismo está cada vez más presente y ami tampoco me gusta.

Pero no para tanto. Todo tiene arreglo y vale la pena disfrutar.

Yo soy una sentimental, yo lloro por todo, a mi me afecta todo. Y no sé, al final, si la pérdida o los malos ratos no han sido muy recientes, no te vienen a la cabeza. Si yo pienso en mis últimas Navidades, me vienen a la cabeza las del 2007, con mi madre postiza irlandesa y la mesa maravillosa que preparó.

Las de este año, con la cena de Nochebuena en familia. Con mis tías cada vez más prácticas, con vajilla de usar y tirar y comprando casi toda la comida ya cocinada, lista para llevar. Y charlando con mis primos, descubriendo que han cambiado: mi prima viviendo con su novio, mi primo que siempre ha sido de discotecas como Masia y Pachá y que ahora, me entero que lleva 3 años sin salir de fiestón para estas fiestas y que le gusta quedar en casa de algún amigo y durante el resto del año, prefiere viernes de cena y pub con unos dardos que macrodiscotecas. Y he tenido que hacer mucho esfuerzo en acordarme que las del 2008 y del 2009 fueron en Dublín, con lo que se supone que era mi pareja y que al final fueron más frustrantes que divertidas. Y eso que también hubo amigos.

Hoy ha sido un día de Navidad más mejor que antes de irme al extranjero, he madrugado más (es decir, que no me he levantado a las 5 de la tarde) y ha sido un día normal (ya no voy a ver a mis abuelos paternos porque ya no están y eso era lo único especial de ese día), pero sintiéndome feliz, que son fiestas.

También me da rabia que la gente no disfrute de las fiestas, porque eso se transmite a los pequeños de la casa. Esta mañana he oído, a través de las gruesas paredes del edificio, a los nietos de los del quinto piso. Quería haber estado allí para ver la cara de felicidad y sorpresa al decir: “la bici, lo que yo más quería”. Y no hacía más que repetirlo:

la bici, lo que yo más quería, la bici, lo que yo más quería


Y si de verdad lo quieres, el consumismo, las malas caras de la gente y el estrés, no te estropearán las fiestas. Con pequeños detalles, la gente puede ser feliz, no hacen falta grandes regalos, ni que sean para Navidad ni Reyes (me duele muchísimo tener que comprar tan sólo por el hecho de que todo el mundo compra, existen las muestras de cariño, cocinar para los demás, hacer algo con tus propias manos aparte de lo que se nos vende: comprar. Y lo peor, comprar días antes que empiecen las rebajas).

Pero como todo lo bueno, hay que trabajárselo. Hay que salir a la calle pensando que es Navidad, que podemos disfrutar estas fiestas, y puede que las luces que ha puesto el ayuntamiento no nos parezcan tan ridículas, ni que no nos haya tocado la lotería sea tan malo. Y hasta los que están sin trabajo, como yo, nos hagamos a la idea que también estamos de vacaciones, y ya volveremos a preocuparnos cuando terminen. ¿A qué estamos esperando? ¿A qué llegue agosto y nos quejemos de la operación salida, el calor y que no tenemos todas las vacaciones que nos gustaría? Pues andale, andale, a ser felices, que las fiestas no son malas como dicen, sólo hay que deshacerse de los malos humos que nos contagia el de al lado.

Y para acabar mi protesta/celebración Navideña, decir que tengo envidia sana de los que creen cada uno en su Dios y sus respectivas navidades y todo lo que conlleva: disfrutar de la gente, buscar la felicidad de los demás y de uno mismo, creer que hay algo más allá del consumismo, del verdadero amor y la amistad, compartir y estar seguros que hay alguien que cuida de nosotros y hay una razón para que no perdamos la esperanza.

¡¡¡ Felices fiestas !!!

Ah, se me olvidaba. ¿Os ha traído algo Papá Noel? Yo es que soy más de los reyes.

Anuncios