Archivos diarios: 26 octubre, 2010

Volver II

Cuando quieres algo,
todo el Universo conspira para que realices tu deseo.

Paulo Coelho


Y UNA MIERDA


Hace un año y un poquito más que dejé mi vida irlandesa.

La cambié por la aventura de los Balcanes.

Y planeé.

Planeé volver a la vida que tenía, al mismo trabajo, a vivir con mi madre postiza irlandesa, a seguir con una relación que se ha “mantenido” en la distancia.

La aventura balcánica se terminó hace un mes.

Y con este mes de vacaciones, de ver a amigos, de hacer limpieza mientras reflexiono para tomar decisiones, me he dado cuenta que me había creado una fantasía: aquella en la que todo se pausa a mi antojo para poder darle al play cuando yo volviera.

No ha funcionado:

  • El trabajo que tenía: no es el mismo, la crisis ha hecho que se de soporte a dos compañías en vez de a una. Y, además, los contactos que tenía allí ya se han ido
  • Mi madre postiza irlandesa me propuso vivir con ella (pagándole el alquiler, claro) si decidía volver. La han operado de la espalda, se está recuperando y me ha Dicho Que en estos momentos no me puede acoger, que a lo mejor después de Navidad
  • Jabuk ha seguido con su vida sin mi. No sólo eso, sino que la ha mejorado muchísimo. Y lo de estar de nuevo en su vida, le crea más agobio que alegría
  • El trabajo en Irlanda, va mal, no he querido darme cuenta pero mis amigos me lo has estado recordando (que majetes, me lo han dicho con el todo el cariño posible)

La decisión que tomé, ahora no me parece tan buena idea.

Ha sido una nueva experiencia pero no ha sido tan satisfactoria (emocional y profesionalmente) como para no arrepentirme.

Me queda un último viaje, a Mallorca, la despedida de mis compañeros de beca, con los que he congeniado, me lo he pasado genial y me han hecho conocerme más a mi misma y a aceptarme como soy en algunas cosas sin sentirme mal/rara por ello.

Desde ayer, cuando mi madre postiza me dijo que no podía ir, mi decisión de volver a Irlanda ya no se sostiene. Demasiadas cosas para empezar de cero. He avanzado un poco con mis miedos, pero irme allí, sin casa, sin curro y sin Jabuk es demasiado.

Así que, en estos momentos, no confío que el Universo me ayude mucho. Y me da rabia, porque era consciente que no iba a ser un camino de rosas, pero ahora siento que el Universo me está diciendo que no me vaya.

Anuncios
Anuncios