Archivos diarios: 12 agosto, 2010

HUGO

Hay gente que se muere.

Y hay gente que se mata.

Hugo se mató. Y aún estoy enfadada por ello.

Han pasado 9 años desde aquel día.

Nunca piensas que te puede pasar a ti, hasta que te pasa.

Era 12 de agosto de 2001 y hacia un mes que tenía Internet en casa. Me había hecho una cuenta de email y para hacerme la interesante, no se la quería decir. Funcionaba.

Y lo “espiaba” en el chat IRC al que se conectaba.

Ese día estaba tardando demasiado en conectarse. Pensé que estaría aprovechando el último día de la Campus Party de Valencia.

Y llamaron al timbre. Creía que era él. JP me dijo que bajase al portal. Alí estaban esperándome los 3: JP. Rous y Ágora. Él me dijo que Hugo había tenido un accidente. Y yo pregunté que cómo estaba. Me dijeron que Hugo estaba muerto, se había dormido al volante y se había chocado de frente con otro coche al invadir el carril contrario.

Hay momentos de tu vida que se quedan grabados. Si era de noche, la ropa que llevabas, la posición de cada persona. Este es uno de ellos.

Ya de madrugada, antes de acostarme, escribí en mi diario “Hugo está muerto”. Y deseé con todas mis fuerzas que al día siguiente sólo fuera una pesadilla.

Cuando desperté, el cansancio me hizo dudar pero el diario despejó mis dudas.

Durante más de un mes estuve muy enfadada con él. Insultándolo a todas horas. Hugo vivís siempre al límite. Siempre estaba cansado pero no podía parar de hacer cosas. Esa semana, estaba yendo a trabajar, iba directo desde allí a la Campus Party, dormía unas horas y otra vez a currar. Por eso digo que se mató, no fue un accidente. No se puede forzar tanto el cuerpo. Somos demasiado limitados.

Con los años, ya puedo hablar normal de ello. Su madre me dijo que no había que aferrarse a él, había que dejarlo ir y que estuviera en paz. Por una parte me daba miedo, no quería olvidarme de él y, por otra, no era justo lo que me había hecho, era mi venganza.

Lo conocí nos hicimos amigos. Por supuesto, me enamoré de él. Y vi como salía con varias, a cual más desequilibrada. Y llegó mi turno. Se empezó a  interesar por mí. Le interesé como mujer, no como amiga. Y empezamos a tontear. Y el muy mamón se muere. Tengo una suerte con los tíos….

Muchas veces he pensado como podría haber sido mi vida si él estuviera vivo. ¿Habría tomado la decisión de huir al extranjero para evadirme de mi vida anterior? ¿Hubiera funcionado lo nuestro o habría sido una desequilibrada más en su lista de conquistas?

Hay que decir que desde entonces he tenido experiencias buenas y también malas, por supuesto. Pero esta gana, que se te muera alguien cuando tienes 21 años te marca. Te hace un poquito diferente. Y también de hace tener mucho miedo. Alguien puede desaparecer de tu vida en 1 segundo.

Así que ya sabéis, conducir con cansancio puede provocar la muerte.

Y le puede pasar a cualquiera.

Hacedme caso, descansad para conducir. Acepto que la gente se muera, pero si se mata, me enfado…Mucho.

Anuncios
Anuncios