BUDAPEST

Después de las interminables y horrorosas 7 horas que pasé en Budapest el 3 de enero de 2010 y en el que hubo momentos que pensé que no sobrevivíamos al frío, le he dado otra oportunidad a la ciudad. Y sí, ser turista sin frío es más bonito. Aunque se me olvidó “pedir” que no le pusieran lluvia.


Viernes, 14 mayo 2010

8 horas de tren y llego a destino, donde me reúno con Anselmi y su amiga, que están de Interrail casi todo el mes.

Siguen igual que hace medio año, finlandesas.

La chica couchsurfing que nos acoge; vive donde Cristo perdió el gorro, las sandalias y todo lo demás, pero siempre piensas que si alguien te acoge, te ahorras el alojamiento, no importa mucho la distancia y sueles conocer gente interesante.

Esta chica era interesantemente silenciosa y extraña. Estudia Historia y español y durante el tour que nos dio por el castillo, no dijo más de 2 frases. Weird.

Aunque también me sorprendieron mis chicas. Son más jóvenes que yo, fiesteras, activas, madrugadoras y por eso cuando me uní a su plan húngaro, iba preparada para aceptar cualquier plan sin quejarme, que probablemente incluiría salir de fiesta loca, llegar a las tantas medio borrachas pero madrugar al día siguiente. Me quedé O_o cuando a las 10 de la noche de un viernes ya estábamos acostadas. No me acuerdo de la última vez que me acosté antes de las once por decisión propia.


Sábado, 15 mayo 2010

La chica se enfada e impacienta porque habíamos decidido levantarnos a las 8.30 y una hora después aún estamos durmiendo en la cama el suelo. Nos lleva a la plaza de los Héroes y a un parque que hay al lado (muy bonito todo, por cierto) y entonces nos pide el mapa y nos dice: “Os recomiendo ir aquí, aquí y aquí”.

No le habíamos pedido que estuviera las 24 horas con nosotras, pero nos podía haber avisado que nos iba a abandonar y nos hubiéramos equipado para no volver hasta la noche.

No nos importó mucho hasta que no empezó a llover a cántaros, y lo de ver la Ópera, la Basílica, la Sinagoga (no seáis tan “listos” como nosotras de ir el sábado, que es el único día que cierran) dejara de ser interesante.

Me he acostumbrado a pasear por las ciudades que visito y lo de los museos ya no es para mi.

Además, hay que pagar en todos, cierran pronto y los que cierran tarde, están en las afueras.

Las 5 de la tarde, empapadas por completo, cansadas de ir de bar en bar para hacer tiempo (teníamos una cena con otra gente), sin opción a ir a casa para cambiarnos y descansar. Decidimos que sólo nos queda una opción: hacernos un cine. Calentitas y bajo techo.

Nos recorrimos 3 cines y en el tercero hubo suerte, había peli en inglés:

– ¿Tiene alguna película que empiece ahora en inglés?

– Sí

– 3 entradas, por favor

– El título es…

– No se preocupe, con que sea en inglés nos vale.

Empieza la peli con la siguiente frase:

War is a force that gives Us meaning

Localización : Bagdad

Mierda! Una peli de guerra

Personalmente y aprovechando que es mi blog =P aclaro que no me gustan las pelis de guerra y después de ver esta, doy gracias a Dios porque suelen “solucionarse”.

Me parece imposible que se pueda acabar una guerra cuando hay gente que pone bombas en su propia ciudad o en su propia gente.

Demasiado real, asusta, impacta.


Y después de los soldados, a cenar a un restaurante húngaro-húngaro, el Paprika.

La comida muy buena, raciones generosas y un precio por main dish entre 8 y 10 euros. Y reencuentro con amigos.

Se echaron unas risas con nosotras cuando les dijimos donde dormíamos. Vieron el mapa y nos dijeron:

Sois las primeras personas que conocemos que viven en Buda.

Y recordé que Budapest está dividido por el río, una parte es Buda y la otra, donde está el centro de la ciudad, Pest.

Domingo, 16 mayo de 2010

Aire infernal, esporádicamente se le añadía lluvia en horizontal.

Pero no importa, las finlandesas siguen su ruta por Hungría antes de venir a visitarme en Belgrado y yo de vuelta a él, lentamente. A veces me da la sensación que vamos marcha atrás. Calculando por lo alto, hace 2 horas de parada entre las 15 estaciones y los dos controles de pasaportes. Nos quedan 6 horas de viaje en movimiento y 365 km. por recorrer.

Velocidad mortal: 60 km/h.


No descarto una tercera visita a Budapest, pero espero que con mejor tiempo, una tarjeta que no esté dañada y me deje sacar dinero y una cama o sofá donde dormir.

Un pensamiento en “BUDAPEST

  1. Carlos dice:

    No paras, colega. Que cosas más chulas haces.Interesante recorrido por Budapest, espero con impaciencia el relato de tu tercer intento de “conquista” de la ciudad. A la tercer va la vencida. Seguro que te acabas haciendo con ella, seguro que la domas.

Say something, today is free of charge =P

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: